Híbridos y Eléctricos

MOKUMONO POLDER

Esta bicicleta eléctrica holandesa minimalista y de gran autonomía está diseñada para durar

La sostenibilidad está en el ADN de Mokumono y así lo quiere demostrar con la bicicleta eléctrica Polder, diseñada para que dure el mayor tiempo posible sin que eso suponga un gran desembolso económico.

bicicleta electrica mokumono polder-portada
La bicicleta eléctrica Mokumono Polder combina su aspecto minimalista con una construcción duradera.

La Mokumono Polder es una bicicleta eléctrica de aspecto minimalista con un diseño simple, limpio, moderno y atractivo. Su cuadro de aluminio con cables enrutados y barras anchas y resistentes se apoya sobre ruedas de 28”, incluye frenos hidráulicos, una transmisión por correa de carbono Gates guardabarros delantero y trasero y luces integradas. La bicicleta puede parecer más pesada de lo que es, aunque detiene la balanza en 20 kilogramos, y más cara, ya que su precio de lanzamiento es de 2.590 euros.

Mokumono fue fundada en 2014 en los Países Bajos por los hermanos gemelos Bob y Tom Schiller con la intención de fabricar bicicletas eléctricas utilizando para ello únicamente piezas de origen europeo. Con su nuevo modelo, Polder, el equipo de diseño casi ha logrado este objetivo. Se fabrica en Ámsterdam y en su producción el 90 % de los componentes que intervienen provienen del Viejo Continente.

"Nuestro objetivo no es solo construir una bicicleta eléctrica atractiva y emocionante. Por el camino, estamos tratando de sacudir toda la industria de las bicicletas", dice Schiller. La startup quiere demostrar que no se necesita una fábrica en Taiwán para construir bicicletas eléctricas duraderas y asequibles sin hacer concesiones. “No tenemos la intención de venderte una bicicleta nueva cada dos años, queremos verte conduciendo esta el mayor tiempo posible. Eso es sostenibilidad real", añade.

Al igual que los dos modelos anteriores, Delta S y Delta C city ride, Mokumono ha utilizado para la Polder un cuadro de aluminio prensado que muestra unas líneas muy suaves y que es adecuada para ciclistas de entre 1,65 metros y 1,95 metros de altura.

bicicleta electrica mokumono polder-interior2
El cuadro de la bicicleta eléctrica Mokumono Polder, de aluminio prensado, se apoya sobre llantas de 28 pulgadas y puede configurarse hasta en 40 colores diferentes.

El sistema de asistencia de pedaleo está formado por un motor Fazua situado en el buje de la rueda trasera que desarrolla los pertinentes 250 W de potencia (con un par de salida de 35 Nm) y asiste hasta los 25 km/h, cumpliendo así con la normativa europea de vehículos EPAC. La bicicleta no cuenta con marchas. A cambio incluye un sensor de par que detecta cuando el ciclista comienza a pedalear para regular la potencia de salida del motor y hacer que la asistencia sea lo más natural posible, sin tirones bruscos. La transmisión elimina la cadena de eslabones y la sustituye por una correa Gates Carbon que ofrece una experiencia de usuario limpia y de bajo mantenimiento.

Para alimentar el motor eléctrico, Mokumono ha instalado en el cuadro un compartimento que permite la extracción de la batería. Actualmente ofrece dos opciones de capacidad. Una unidad de 360 Wh que es capaz de ofrecer 80 kilómetros de autonomía y otra, de mayor capacidad, 540 Wh con la que se pueden alcanzar los 120 kilómetros.

Sin embargo, la idea de que Polder es una bicicleta duradera también se traslada a este componente. Este baúl con cerradura ha sido diseñado para que en él se puedan acomodar paquetes de baterías de diferentes formas y tamaños, lo que le brinda al usuario la opción de quedarse con las unidades suministradas o actualizarlas a medida que mejora la tecnología, lo que da idea de que la bicicleta está fabricada para durar mucho tiempo.

En este mismo espacio hay un rincón para colocar una Airtag, SmartTag o Tile Mate, todos ellos sistemas de rastreo mediante GPS, para que los usuarios puedan realizar un seguimiento de la bicicleta eléctrica cuando no están cerca. El compartimento es tan generoso que hay suficiente espacio para guardar algunas pertenencias.

bicicleta electrica mokumono polder-interior1
La batería de la bicicleta eléctrica Mokumono Polder se aloja en un compartimento que permite su extracción lo que le brinda al usuario la opción de quedarse con las unidades suministradas o actualizarlas a medida que mejora la tecnología.

La bicicleta puede conectarse mediante Bluetooth a un teléfono móvil. Esa conexión permite encenderla cuando su propietario se acerca. Prescinde de la pantalla led informativa de otros modelos pero mediante una aplicación desarrollada por Mokumono y un soporte integrado en un manillar Blade es posible utilizar el teléfono para tal fin, y mantenerlo cargado gracias a la conexión integrada con la batería.

El cuadro se apoya sobre llantas de 28 pulgadas con neumáticos Vredestian Icon y frenos de disco hidráulicos con discos de 160 mm. Incluye iluminación LED integrada, guardabarros delantero y trasero, un portaequipajes y una pata de cabra incorporada. El peso total de la Mokumono Blade es de 20 kilogramos.

Los clientes europeos de Mokumono dispondrán de un servicio de reparación formado por sus propios técnicos o se encargará de trabajar con servicios móviles locales de reparación de bicicletas en otros países. La empresa confiará en los distribuidores internacionales para la entrega y el servicio de las bicicletas eléctricas enviadas fuera de Europa. Mokumono también se ha comprometido a mantener en stock todos los componentes necesarios para estas reparaciones durante al menos 10 años respaldando su espíritu de "construcción duradera".

La bicicleta Mokumono Polder ya se puede reservar a través de su página web en la que se ofrece en oferta de lanzamiento por 2.590 €. Está disponible en 40 colores diferentes. Las primeras entregas están previstas para septiembre de este año.

Conversaciones: