Híbridos y Eléctricos

CLAVES ESTRATÉGICAS A CORTO Y MEDIO PLAZO

Moustache Bikes se centra en las bicicletas eléctricas urbanas para conformar su oferta de 2021

Moustache Bikes se adapta al cambio del mercado de las bicicletas eléctricas, en el que ahora tienen un mayor protagonismo los modelos urbanos, y trata de diferenciarse de la competencia ofreciendo un producto de alta calidad desarrollado y fabricado por la propia empresa
Moustache bicicletas electricas urbanas 2021
Moustache presenta un nuevo catálogo de bicicletas eléctricas en el que toman protagonismo los modelos urbanos, un mercado completamente diferente al del ciclismo deportivo.

Moustache Bikes presenta su nuevo catálogo de bicicletas eléctricas para el año 2021 ampliando su gama de modelos asequibles y de carácter urbano. La compañía francesa basa su estrategia en un producto diseñado internamente, fabricado en Francia y basado en componentes procedentes de suministradores de alto prestigio como Bosch o Shimano, que garantizan el suministro y la disponibilidad del producto. El crecimiento del mercado que ha experimentado el sector por la pandemia del coronavirus ha hecho que la mayor parte de sus clientes sean ahora ciclistas urbanos en lugar de ciclistas deportivos, lo que cambia completamente sus estrategias a corto y medio plazo.

“Hacer que el ciclismo sea divertido en una bicicleta eléctrica” fue la razón principal para que Manuel Antonot y Greg Sand decidieran poner en marcha su propia fábrica de bicicletas eléctricas en el departamento francés de los Vosgos, al noreste del país galo. En casi 10 años, sus diseñadores han probado, construido, vuelto a probar y a reconstruir, decenas de bicicletas eléctricas, con el objetivo de encontrar los diseños más adecuados para cada uno de los ciclistas que analicen su catálogo. Ahora, Moustache Bikes es una marca francesa de bicicletas eléctricas propiedad de Cycle Me que ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años, lo que la ha convertido en la empresa líder en bicicletas eléctricas premium en el mercado francés.

Manuel Antonot y Greg Sand Moustache Bikes

"Hacer que el ciclismo sea divertido en una bicicleta eléctrica “, fue la razón principal para que Manuel Antonot y Greg Sand crearan su propia fábrica, Moustache Bikes, en 2011 – Foto Moustache Bikes.

Gama Moustache 2021

Como prácticamente todos los fabricantes de bicicletas en Francia, Moustache Bikes se vio en la obligación de cerrar su fábrica durante tres semanas durante el confinamiento obligado por la pandemia del coronavirus entre marzo y abril del año pasado. Poco después de que las tiendas abrieron de nuevo, las ventas despegaron y lo que permitió a Moustache compensar sus pérdidas en unas pocas semanas. "La incertidumbre que experimentamos en los últimos meses ha dejado claro que es necesaria la flexibilidad en todas las áreas de negocio", asegura Manuel Antonot. "La gestión de la cadena de suministro y la disponibilidad de productos es crucial hoy en día”. Esta experiencia ha llevado a Moustache a marcar como clave para su nueva gama de bicicletas eléctricas de 2021 la consistencia en el suministro y la disponibilidad de todo su producto.

Esta decisión es fundamental a la hora de escoger los proveedores de sus bicicletas eléctricas. Este año, toda su oferta cuenta con sistemas eléctricos de Bosch y componentes de Shimano. Desde 2011, mantiene a Hodaka como su proveedor de marcos y llantas. Su estrecha cooperación ha dado lugar al uso de aluminio 6061+, en lugar del 6061T, que es el que se utiliza a menudo en la industria de la bicicleta. "Hodaka es más que un simple proveedor para nosotros", asegura Greg Sand. "Nos apoyaron desde el principio y nuestra cooperación es mutuamente beneficiosa". La batería ahora está completamente integrada en el tubo del cuadro para proporcionar la máxima protección.

Moustache bicicletas electricas urbanas 2021 Bosch

Todas las bicicletas eléctricas de Moustache cuentan con sistemas de accionamiento Bosch.

Para 2021, Moustache ha ampliado su gama con modelos de nivel básico y se ha centrado en bicicletas urbanas. En este sentido, el carácter de este mercado, el de las bicicletas eléctricas destinadas a su uso por las ciudades, es muy diferente que el destinado al deporte. En este último caso el ciclista busca sobre todo la última tecnología y esta característica precisa una nueva colección de bicicletas cada año. Sin embargo, en el caso de los ciclistas urbanos la preferencia es la disponibilidad de las piezas de repuesto y la continuidad, no el nuevo producto cada año.

Por esta razón, las bicicletas eléctricas urbanas de Moustache se renovarán aproximadamente cada dos o tres años. Antes del coronavirus, esta categoría suponía en 30% del negocio de la empresa. Ahora, un año después del inicio de la pandemia ya alcanza el 50%. Este cambio de cliente hace que la cadena de suministro y la línea de producción sean más fáciles de controlar. También facilita la formación de los operarios, la gestión del control de calidad y la financiación.

“En mi opinión, la pandemia cambiará drásticamente el mercado. Las marcas buscarán proveedores locales, no sólo para facilitar su cadena de suministro, sino también para satisfacer la mentalidad de sus clientes. Los consumidores buscan cada vez más la producción local que se convierte en un importante valor añadido", asegura Sand.

El mercado de Moustache más allá de sus fronteras

Moustache reivindica el valor añadido que aporta a sus bicicletas eléctricas centrándose en el diseño y la producción de todas sus bicicletas en Francia. “Cuando entré en la industria de la bicicleta en 2011, la mayoría de las bicicletas eléctricas eran importadas de China”, explica Sand. La compañía desarrolla sus propios cuadros, manillares, amortiguadores, llantas y guardabarros. Para ayudar al trabajo de sus distribuidores, todas las bicicletas están acabadas a un 95% cuando se sacan de la caja, por lo que tan solo son necesarios 10 o 15 minutos para finalizar su montaje y poder ser entregadas al cliente.

En su primer año Moustache vendió 1.200 unidades, lo que supuso un 50% más de lo previsto. Esta misma tendencia continuó en los años siguientes, lo que dio a Moustache Bikes una ventaja en el lento desarrollo del mercado de las bicicletas eléctricas en Francia. El año pasado, la compañía reportó unos beneficios de 62 millones de euros y para 2020 y aunque es difícil predecir lo que sucederá en 2021, Moustache se ha puesto como objetivo distribuir 60.000 unidades en 2021.

Estaciones trabajo separadas Moustache Bikes

Estaciones de trabajo separadas para cada bicicleta eléctrica de Moustache Bikes.

“Ahora que hemos ganado una posición fuerte en nuestro mercado interno, la futura expansión vendrá de la mano de las exportaciones", explica Sand. Hoy en día Moustache trabaja en 20 países, siendo Alemania su principal foco de crecimiento. Su intención es expandir el negocio a otros mercados como el Benelux, Italia, España, Reino Unido y Canadá.

La fabricación de Moustache en estaciones de trabajo separadas

Para hacer frente al crecimiento de la producción, Moustache Bikes comenzó la preparación para su traslado a una nueva instalación en las cercanías de Epinal en el de 2017. En la primera etapa de este proceso se centró en el movimiento de la logística, mientras que el traslado de la producción tuvo lugar en 2019.

Dependiendo de la categoría de producto, Moustache utiliza dos flujos de producción diferentes que desarrollados a partir de tecnologías internas. Todas las bicicletas se fabrican en estaciones de trabajo separadas, no en líneas de montaje continuas. Esta forma de trabajar exige una mayor capacitación de los trabajadores, pero también ofrece una mayor motivación y una mejora en la calidad final del producto, lo que ahorra mucho tiempo en el proceso final de control de calidad.

Conversaciones: