Híbridos y Eléctricos

DEPARTAMENTO DE POLICÍA DE EASTPORT

Este Tesla Model 3 ahorra más de 20.000 euros por cada 4 años de uso a su departamento

Un Tesla Model 3 ahorrará al departamento de policía de Eastport, en Estados Unidos, un total de casi 25.000 dólares por cada cuatro años de servicio como coche patrulla conforme a los Ford Explorer habituales hasta ahor.

El Tesla Model 3 que adquirió en 2019 el departamento de policía en cuestión.
El Tesla Model 3 que adquirió en 2019 el departamento de policía en cuestión.

Que los coches eléctricos brindan un importante ahorro a lo largo de su vida útil en comparación con sus homónimos con motores térmicos es un hecho. Lo hemos tratado en más ocasiones anteriormente pero siempre resulta llamativo atender distintos casos. En esta ocasión es el Tesla Model 3 de un departamento de policía americano el que ha llevado a ahorrar a este organismo una importante cuantía.

Ha sido más concretamente el departamento de policía de Eastport el que a finales de 2019 adquirió un Tesla Model 3 de autonomía estándar, y desde entonces ha venido monitorizando el gasto de éste en comparación con el modelo que ocupa con casi total protagonismo el resto de la flota, el Ford Explorer.

En principio el Tesla Model 3 es un coche más caro de adquirir que el modelo de Ford, pues 52.290 dólares que desembolsó el departamento de policía de Eastport se sitúan bien por encima de los 37.000 dólares que cuestan los Ford Explorer habituales en la flota. No obstante la diferencia de gastos en el día a día es tal que no sólo se consigue igualar la cifra, sino que se rebasa ampliamente, brindando un ahorro de considerables dimensiones a sus usuarios. Algo que es totalmente extrapolable a un uso privado.

Los 15.290 dólares de diferencia se reducen cuando se ha de acondicionar el Tesla Model 3 para su fin, pues cada modelo es previamente adaptado con las pertinentes modificaciones que un coche destinado a este fin necesita. Desde protecciones para los agentes, separación del habitáculo en dos partes, etcétera. Aunque, bien ha de ser apuntado, esta ventaja se debe más a la fisionomía del Model 3 por su condición de berlina que por tratarse de un coche eléctrico.

El Model 3 usado como coche piloto el costo fue de 14.300 dólares (probablemente porque Tesla se haya prestado a efectuar parte del trabajo sin coste, y que resulta mucho menos que los 30.700 que costarán el resto de Model 3 que incorporen a la flota.

A esta diferencia se ha de añadir lo que ha venido costando mantener al departamento de policía de Eastport el Tesla Model 3 durante el año pasado, y en base a ello han desarrollado un gasto estimado para calcular cuál habrá sido la diferencia cuando hayan pasado cuatro años.

Entre el menor desembolso para adaptarlo, la ausencia de cambios de aceite, un menor gasto en electricidad que en combustibles y así como en discos y pastillas de frenos y otros elementos, el organismo ha calculado que cada Model 3 terminará costando al departamento de policía 95,800 dólares a lo largo de cuatro años, mientras que cada unidad de Ford Explorer de la que ha dispuesto anteriormente la compañía ha costado un total de 120.200 dólares por cada cuatro años de servicio.

v2-of-vehicle-cost-comparison-year-4

Comparación de costes entre el Tesla MOdel 3 piloto, un Model 3 corriente y un Ford Explorer como coche de policía..

En total, una vez pasados cuatro años, el ahorro total habrá confirmado un montante de casi 25.000 dólares, lo que traducido a la moneda del Viejo Continente supone más de 21.000 euros.

Ha destacado el jefe del departamento de policía en cuestión la presteza de la propia Tesla a la hora de adaptar el Model 3 para este fin, así como también la buena acogida del mismo por el propio cuerpo policial, además del público en general. Ha dado a conocer, además, que han sido múltiples los departamentos de policía de distintas partes del mundo que han contactado con él para saber más acerca del Tesla Model 3 y su desempeño como coche policial, pues son varios los que estudian incorporar bien este modelo u coches eléctricos a su flota.

Habrá quienes apunten a que el ahorro no será tan evidente cuando el coche eléctrico en cuestión necesite el reemplazo de su batería, pero como bien demostró el Tesla Model S australiano que dimos a conocer hace dos semanas, tras 400.000 kilómetros su batería tan sólo ha perdido un 10 % de efectividad, habiendo recorrido ya una distancia mucho mayor que la que llega a recorrer cualquier coche particular al final de su vida útil.

Conversaciones: