Híbridos y Eléctricos

RELEVO EN FORMA DE DRAG RACE

Audi R8 vs. RS e-tron GT: el último aliento de la combustión interna en forma de drag race

Carwow enfrenta la Audi R8 con el nuevo RS e-tron GT, una carrera que es algo más que una comparación entre una berlina eléctrica y un deportivo de gasolina, pues parece más un momento de relevo entre ambos modelos como máximos exponentes de la vertiente prestacional de Audi.

El Audi e-tron GT se enfrenta al R8 V10.
El Audi e-tron GT se enfrenta al R8 V10.

Una pista de aterrizaje vacía, y dos de los coches más emblemáticos de Audi de los últimos tiempos a disposición de una carrera de aceleración. A un lado un coche eléctrico de última generación, alimentando dos motores eléctricos a través de una batería de iones de litio, y al otro un deportivo de motor central en cuyas entrañas reposa un motor de gasolina en disposición V10 que respira de manera atmosférica, un motor que se antoja del paleolítico incluso para lo que es habitual entre los últimos deportivos de gasolina.

Se trata de una carrera de aceleración entre un Audi RS e-tron GT y un Audi R8, una "drag race" que suena al canto del cisne del deportivo de gasolina de Ingolstadt. Sin duda las zagas de ambos modelos dejan claras sus radicales prestaciones, incluso antes de atender a los números que aparecen en su ficha técnica. Anchas y agresivas en los dos casos, con neumáticos de dimensiones colosales reposando sobre el suelo antes de ser sometidos sin piedad a la merced de sus respectivos aceleradores.

Como es habitual en Carwow, mediante una carrera de aceleración, han enfrentado a los que son los máximos exponentes en términos de deportividad dentro de Audi, aunque el R8 tal vez podría ser sustituido en esta carrera por el Audi RS6 y su dudosa etiqueta ECO, aunque de ecológico, como bien sabemos, tenga más bien poco.

La ficha técnica y las prestaciones sobre el papel de ambos modelos sugiere el resultado final de la carrera antes de verlos acelerar, pero siempre es más agradecido cuantificar la diferencia de manera visual que en base a los números que publican los fabricantes.

Los 686 CV del RS e-tron GT no perdonan a los 620 CV del R8, ni siquiera cuando dan con la tecla para transmitir de la manera más efectiva toda la potencia al suelo (los sucesivos fallos del R8 a la hora de acelerar probablemente se deban a la reprogramación de su motor).

En el último intento es en el que más cerca se queda el deportivo de gasolina de dar caza a la berlina eléctrica, con un tiempo de 11 segundos para completar el cuarto de milla desde parado, mientras que el RS e-tron GT lo logra en 10,9 segundos. No obstante el mejor tiempo registrado por Carwow con un Audi R8 V10 Plus previamente fue de 10,7 segundos en el cuarto de milla, lo que hubiera sido suficiente para batir los 10,9 segundos del RS e-tron GT, aunque las circunstancia no fueran las mismas con total exactitud.

Ambos modelos se quedan lejos de los resultados mostrados en una de las carreras de aceleración de Carwow de las que nos hemos hecho eco en Híbridos y Eléctricos previamente entre el Porsche Taycan Turbo S y el Tesla Model S Performance, con tiempos registrados de 10,3 segundos para el modelo de Stuttgart y de 10,7 segundos para el de Elon Musk.

Conversaciones: