SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE LOS ÁNGELES 2018

Audi PB18 e-tron, el supercoche eléctrico que quiere hacer olvidar el R8

El equipo de diseño de Audi está presionando a la compañía para llevar a producción el PB-18, un superdeportivo heredero del R8 que presenta grandes desafíos tecnológicos, muy costosos de implementar para un bajo volumen de ventas.

El Audi PB18 e-tron podría llegar a producción.
El Audi PB18 e-tron podría llegar a producción.

El Audi PB-18 e-tron es un superdeportivo eléctrico que se presentó por primera vez en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach de 2018 —de ahí su nombre— y que actualmente se exhibe en el Salón del Automóvil de Los Ángeles. Sus especiales características de diseño parecían alejarlo de la producción. Sin embargo, el equipo de diseño de Audi está presionando a la compañía para desarrollar una versión que llegue a producción en los próximos años.

El PB-18 e-tron se creó en un programa conjunto de diseño e ingeniería entre el recientemente establecido Audi Design Loft en Malibú, California, y Audi Sport en Neckarsulm, en Alemania, basándose en el Audi Aicon concept revelado en Frankfurt en 2017. Supone “una visión del superdeportivo de alto rendimiento del mañana” y sienta las bases para los planes de la empresa de reemplazar al Audi R8 de segunda generación. Un concepto futurista que incorporaría nuevas tecnologías que inicialmente no se iban a implementar en un modelo real. Sin embrago, durante el Salón del Automóvil de Los Ángeles, el jefe de diseño de exteriores de Audi, Andreas Mindt, ha admitido que la posibilidad de llevarlo a producción está todavía abierta.

Configuración para circuito del PB18 e-tron

Configuración para circuito del PB18 e-tron.

Mindt acepta la naturaleza altamente compleja de este concept car y que una decisión como esta no es sencilla. Sería necesario desarrollar varios sistemas que suponen un coste enorme para un vehículo del que se venderían muy pocas unidades.

Interior configurable

La característica diferenciadora del PB18 es la posibilidad de variar la posición del asiento del conductor para situarlo a la izquierda, como en un típico coche de carretera, o en el centro, como en un coche de carreras tradicional. Audi tendría que desarrollar nuevos sistemas de dirección, aceleración y frenos totalmente electrónicos y exentos de cableados.

El puesto de conducción del PB18 e-tron puede desplazarse a la izquierda o situarse en el centro

El puesto de conducción del PB18 e-tron puede desplazarse a la izquierda o situarse en el centro.

Gael Buzyn, jefe de Audi Design Loft, afirma que esta particularidad “ofrece al conductor una experiencia que está solo disponible en un coche de carreras y que también pueda ser utilizado a diario”. En sus 4.530 mm de longitud, 2.000 mm de ancho y 1.150 mm de alto, y gracias a la eliminación de complejos mecanismos de transmisión, el coche deja espacio para dos ocupantes —en la configuración “de calle”— e incorpora un maletero de 470 litros de capacidad.

Para conservar el placer de la conducción, el PB-18 e-tron ha sido bautizado como “Level Zero”, al no incluir ninguno de los sistemas de conducción autónoma desarrollados hasta ahora.

Sistema de refrigeración

El PB-18 e-tron desarrollaría una potencia nominal de 500 kW (671 CV) y de 570 kW (764 CV) de potencia punta, con tracción total. Esta se logra gracias a la incorporación de tres motores eléctricos, uno delantero de 156 kW (210 CV) y dos en las ruedas traseras de 175 kW (234 CV) cada uno. Las ruedas reciben un par motor de 829 Nm y su aceleración de 0 a 100 km/h será inferior a dos segundos.

Configuración para uso diario del PB18 e-tron

Configuración para uso diario del PB18 e-tron.

Este sistema de propulsión necesita un sistema de refrigeración muy potente, hecho a medida para este modelo, lo que supone un importante desafío para los ingenieros de la marca.

Baterías de electrolito sólido

Para reducir radicalmente el peso total del vehículo, el equipo de diseño contó con la adopción de la tecnología de baterías de litio en estado sólido refrigeradas por líquido, con una capacidad de 95 kWh que le proporciona una autonomía de 500 kilómetros en el ciclo de homologación WLTP. Funcionará a 800 V, lo que, además de ayudar a reducir el peso, permite la recarga ultrarrápida en 15 minutos. La carrocería de aluminio, fibra de carbono y otros materiales compuestos logran que el peso total del PB-18 no supere los 1.550 kilogramos.

Conversaciones: