Híbridos y Eléctricos

LLEGARÁ EN SEPTIEMBRE DE 2019

DS7 Crossback E-Tense: un híbrido enchufable con 50 km de autonomía y tracción total

El primer híbrido enchufable de PSA será el DS7 Crossback E-Tense, que cuenta en su tren motriz con un motor térmico y dos eléctricos que le dotan de tracción total y 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

DS7 Crossback E-Tense.
DS7 Crossback E-Tense.

DS ha publicado las características técnicas de la versión híbrida enchufable de su nuevo SUV. El DS7 Crossback E-Tense contará con una mecánica capaz de proporcionarle 300 CV de potencia y 450 Nm de par motor, con tracción a las cuatro ruedas y 50 kilómetros de autonomía eléctrica. Las versiones térmicas del SUV de lujo de PSA se comercializan desde principios de 2018, mientras que la nueva versión híbrida enchufable llegará en septiembre de 2019.

El tren de tracción híbrido enchufable del SUV francés está compuesto por un motor de gasolina de cuatro cilindros y 1,6 litros, que rinde 200 CV (147 kW) y mueve las ruedas delanteras. Le acompañan dos motores eléctricos de 80 kW de potencia cada uno (110 CV) situados delante y detrás. El delantero ofrece 337 Nm de par motor mientras que el trasero alcanza los 166 Nm. La transmisión automática de ocho velocidades con asistencia eléctrica, EAT 8, se encarga de enviar a las ruedas la potencia de los tres motores, que puede ser configurada según las preferencias del conductor.

El DS7 Crossback E-Tense puede moverse en modo "Cero emisiones", propulsado por los dos motores eléctricos. Este es el modo en el que arranca el coche por defecto y en él puede alcanzar los 135 km/h de velocidad punta sin que se encienda el motor a gasolina. Cuenta con una batería de 13,2 kWh de capacidad, que funciona a 400 V y pesa 120 kilogramos, y que es capaz de homologar hasta 50 kilómetros de autonomía eléctrica en el ciclo WLTP. En caso de agotarse la batería, donde también se acumula la energía proveniente de la frenada regenerativa, el sistema pasa automáticamente a encender el motor térmico.

Interior del DS7 Crossback

Interior del DS7 Crossback.

Dependiendo del tipo de toma varían los tiempos de recarga. En un wallbox de 6,6 kW de potencia (32 A) se tardarían aproximadamente 2 horas en recuperar la totalidad de la batería, mientras que con una toma schuko convencional esta variará entre las 4 y las 8 horas en función del amperaje de la instalación (14 A-8 A).

Además la batería también puede recuperar la energía generada por los motores eléctricos en las fases de deceleración. La función denominada “Brake” permite de esta forma recuperar algo de autonomía en los tramos en los que no hay excesiva demanda de potencia. Activando la función E-SAVE se reserva carga en la batería para recorrer entre 10 y 20 kilómetros utilizando, si es necesario, el motor térmico para recargarla.

El modo "Sport" configura la potencia de los motores para enfatizar el placer de conducir. En el modo "Híbrido" se optimiza el consumo de carburante, homologado en 2,2 l/100 km, y la reducción de emisiones de CO2 que, de media, son inferiores a 50 gramos por kilómetro, ambas cifras según el ciclo de homologación WLTP.

Por último el modo “4WD” configura la salida de potencia para incrementar el agarre y la tracción cuando las condiciones del terreno se complican por la presencia de agua, arena o nieve.

Maletero de 555 litros de capacidad del DS7 Crossback

Maletero de 555 litros de capacidad del DS7 Crossback.

En su interior, el DS7 E-Tense cuenta con la misma habitabilidad y confort que las versiones térmicas, manteniendo incluso los 555 litros de capacidad del maletero, ya que la batería se sitúa bajo el habitáculo. Le diferencia de sus hermanos térmicos las llantas específicas de esta versión, de 19 pulgadas en color Crystal Pearl, el relieve en forma de “E” del pomo de la palanca de cambios, que se incluye como un guiño al concept eléctrico DS E-Tense, y un nuevo acabado para el interior llamado DS Rivoli en color gris perla.

Conversaciones: