HASTA 700 KM DE AUTONOMÍA Y 800 CV DE POTENCIA

Los nuevos coches eléctricos de BMW i, con tres niveles de autonomía y potencia

Con el fin de multiplicar las opciones con las que contaremos, BMW ha decidido dotar a sus nuevos coches eléctricos de tres opciones de baterías, así como tres niveles de potencia mediante la combinación de distintos motores eléctricos.

Los nuevos coches eléctricos de BMW i, con tres niveles de autonomía y potencia
Los nuevos coches eléctricos de BMW i, con tres niveles de autonomía y potencia

Los planes de BMW de crear una gama completa de coches eléctricos pueden llegar mucho más allá de lo que podríamos imaginar. La casa bávara trabaja en la actualidad en tres nuevos paquetes de batería, con celdas más compactas, que no comprometan el diseño de sus vehículos con carrocería tipo sedán. Con este fin, el jefe de I+D de la marca, Klaus Froelich ha decidido diseñar nuevas celdas, no tan altas como las de los SUV, que encajen perfectamente en la arquitectura de las próximas berlinas y cupés eléctricos de BMW.

Los vehículos estilo SUV, como es bien sabido, tienen un diseño más elevado y una altura respecto al suelo superior. En definitiva, unas características que permiten albergar bajo su suelo unas baterías con celdas de mayor tamaño. Por este y otros motivos, la mayoría de marcas que están lanzando coches eléctricos lo hacen dentro de este segmento. En cambio, los próximos BMW electrificados, tanto eléctricos a batería como híbridos enchufables, apuntan a una configuración de berlina clásica.

La capacidad de adaptar celdas de las baterías de distintos tamaños será una de las importantes ventajas con las que partirá BMW en el despegue del coche eléctrico. Gracias a la inversión de 200 millones de euros en tecnología de baterías e instalaciones, que abrieron sus puertas en las afueras de Múnich el pasado mes de diciembre, el fabricante alemán diseñará baterías y su software, pero en cambio no planea fabricar las celdas ‘en casa’.

-999x-999

BMW planea que la nueva generación de celdas para baterías esté lista en 2021, justo a tiempo para la llegada de la “quinta fase” de su estrategia de electrificación. Dicha etapa contempla el lanzamiento de un sedán que servirá como buque insignia para la electrificación de la marca: el BMW i9, conocido actualmente como iNext, que se fabricará en la planta alemana de Dingolfing.

El mes pasado, el fabricante bávaro anunció que otro vehículo eléctrico saldría de sus líneas de producción para las mismas fechas. Se trata del BMW i4, un coche eléctrico inspirado en el BMW i Vision Dynamics destinado a fabricarse en Múnich el mismo año. Estos dos lanzamientos, los BMW i9 e i4, serán dos de los doce coches eléctricos que el fabricante ha prometido que tendrá en sus concesionarios para 2025. En la actualidad, el único coche a baterías disponible es el BMW i3.

En cambio, el próximo coche eléctrico de los bávaros no será un BMW, sino un Mini E que saldrá a la venta el próximo año. El siguiente será una versión a baterías del SUV BMW X3, conocido extraoficialmente como BMW iX3 y con fecha de lanzamiento establecida en 2020. Ambos modelos corresponden a la “cuarta fase” de electrificación de BMW, durante la cual también tendremos acceso a un BMW i3 con mayor autonomía de la que ofrece en la actualidad.

La “tercera fase” corresponde a los modelos de la generación actual, el BMW i3 en sus dos versiones y el híbrido enchufable i8.

Dos nuevas arquitecturas para todas las opciones

En 2021 BMW lanzará sus nuevos coches empleando dos plataformas completamente nuevas, las cuales serán clave para el desarrollo de la gama híbrida y eléctrica de la compañía alemana. Las dos plataformas, llamadas FAAR para la versión de tracción delantera y CLAR para los modelos de tracción trasera, servirán para recibir todo tipo de propulsores, incluyendo los tradicionales motores de combustión, así como sistemas híbridos enchufables y eléctricos. Como novedad, gracias a su flexibilidad, ambas también podrán albergar sistemas de tracción a las cuatro ruedas.

maxresdefault

Detalle de la plataforma del BMW i3, que deja entrever sus baterías.

El objetivo de BMW, para el cual están diseñadas estas plataformas, es el de alcanzar entre un 15% y un 25% de ventas electrificadas en 2025, incluyendo coches 100% eléctricos e híbridos enchufables. Por el momento BMW descarta implementar sistemas híbridos suaves de 48 voltios en su catálogo de vehículos.

3 paquetes de baterías y 3 motores eléctricos

Con el fin de multiplicar las opciones eléctricas con las que contaremos, BMW ha decidido dotar a sus modelos de tres opciones de baterías, así como tres niveles de potencia mediante la combinación de distintos paquetes de celdas y motores eléctricos.

bmw-i3-electric-motor

Detalle del conjunto batería-motor-transmisión del BMW i3.

En primer lugar, el paquete 30e ofrecerá una capacidad de 60 kWh para los modelos de entrada a la gama eléctrica, con capacidad para recorrer hasta 450 kilómetros con una sola carga (autonomía según el ciclo WLTP). A continuación, el paquete 40e ofrecerá 90 kWh de capacidad energética y hasta 550 kilómetros de autonomía. Por último, la opción ‘tope de gama’ será un paquete 50e con 120 kWh de almacenamiento energético y una tremenda autonomía de hasta 700 kilómetros. Cabe recordar que el nuevo ciclo WLTP es mucho más fidedigno que el ya obsoleto NEDC, contemplado consumos de media un 25% superiores.

Froelich también ha revelado sus intenciones de introducir tres niveles de potencia a la gama eléctrica “BMW i”. Aunque no ha entrado en mayores detalles, los nuevos motores eléctricos –llamados internamente “e-machines”– incluirán en el mismo cuerpo la transmisión y el inversor.  Los tres modelos están siendo desarrollados internamente y se fabricarán a partir de 2021, con la “quinta ola” de eléctricos.

2017_bmw_i_vision_dynamics_14_1024x768

BMW i Vision Dynamics Concept.

Los motores eléctricos de BMW se podrán combinar de distintas formas. Por ejemplo, una opción será combinar el más potente de ellos sobre el eje trasero con una unidad de menor potencia para el eje delantero. Esta última, la menos potente, únicamente entraría en acción cuando se requieran mayores prestaciones y tracción a las cuatro ruedas.

El nuevo BMW i9, el cual esperamos que corone la oferta de coches eléctricos del fabricante alemán, promete una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, combinada con una autonomía superior a 700 km. Estos niveles de rendimiento serán posibles gracias a la combinación del paquete de baterías 50e con tres motores eléctricos capaces de desarrollar hasta 200 kW de potencia cada uno de ellos. Si tenemos en cuenta que esta cifra equivale a 268 CV por motor, estaríamos hablando de una potencia conjunta superior a los 800 CV.

Los híbridos enchufables doblarán su autonomía

Para terminar, aunque la apuesta de BMW por los coches eléctricos es impresionante, no todos los huevos han ido a parar a la misma canasta, sino que el fabricante germano también se asegurará un enorme paso adelante para sus coches híbridos enchufables. Con el fin de contentar los clientes con necesidad de recorrer mayores distancias en modo cero emisiones, los híbridos enchufables de BMW pasarán de tener menos de 50 kilómetros de autonomía eléctrica en la actualidad a superar los 100 km en modo eléctrico para la próxima generación (de nuevo, bajo el ciclo WLTP).

1024_2000

Conversaciones: