PROYECTO RESOLVE

Presentan 3 prototipos eléctricos con sistema basculante y batería intercambiable

El proyecto RESOLVE se cierra con la presentación de tres vehículos eléctricos ligeros, compactos y modulares: dos prototipos de cuatro ruedas y vía estrecha, con un sistema inteligente de inclinación, y un scooter eléctrico de tres ruedas.

Prototipo de vehículo eléctrico ligero de cuatro ruedas del Proyecto RESOLVE.
Prototipo de vehículo eléctrico ligero de cuatro ruedas del Proyecto RESOLVE.

Bajo la dirección de Piaggio y KTM, el proyecto RESOLVE (Range of Electric SOlutions for L-category VEhicles), ha presentado tres prototipos de vehículos eléctricos ligeros y compactos. Estos vehíuclos de tres y cuatro ruedas, han sido financiados por la Unión Europea y están basados en nuevas tecnologías y desarrollos de la asociación de marcas. Una vez finalizado el proyecto, todos ellos estarán listos para su comercialización en los próximos años.

El Proyecto RESOLVE está formado por un consorcio de 14 empresas coordinado desde Italia por Piaggio y KTM, que tiene como objetivo el desarrollo de una gama de ELV —vehículos eléctricos de categoría L— rentables y eficientes. Su mercado objetivo son los conductores de vehículos de combustión que necesiten moverse en entornos urbanos, cada vez más congestionados y con mayores restricciones de acceso. Este sector necesita reducir los costos de producción y de uso y proporcionar una experiencia de conducción agradable, en la que se incluye la acción de recargar las baterías, todavía con una infraestructura insuficiente. El proyecto, que ha contado con la financiación de la Unión Europea con un presupuesto de casi siete millones de euros, acaba de concluir con la presentación de los vehículos resultantes.

El consorcio ha presentado tres prototipos, todos ellos diseñados bajo la premisa de desarrollar vehículos eléctricos, modulares y escalables para el uso urbano. Cabe mencionar que también cuentan con la posibilidad de intercambiar sus baterías, que podrán estar dotadas de diferentes capacidades, lo que facilitará la recarga y eliminará la dependencia de una infraestructura pública todavía en vías de desarrollo .

Variantes de vehículos eléctricos ligeros sobre la plataforma de cuatro ruedas del RESOLVE

Variantes de vehículos eléctricos ligeros sobre la plataforma de cuatro ruedas del RESOLVE.

Los tres prototipos eléctricos alternativos están montados sobre una plataforma sustentada por tres o cuatro ruedas y cuentan con nuevas ideas para la implementación de baterías y motores, así como suspensiones basculantes, ofreciendo así dinámicas de conducción diferentes. Según explica Serena Fruttaldo, Directora de Comunicación de RESOLVE, “el proyecto ha brindado una experiencia de conducción emocionante y atractiva al proponer un nuevo sistema de inclinación instalado en los concepts de cuatro ruedas, a la vez que mantienen el consumo de energía a un nivel muy bajo”.

Los dos prototipos de cuatro ruedas, englobados en las categorías L2e y L6e, se han desarrollado con distintas motorizaciones, lo que ha permitido al equipo del proyecto evaluar las ventajas y desventajas de cada una de las opciones. El primero de ellos utiliza un solo tren motriz con diferencial mecánico y transmisión. El otro monta dos motores en rueda, acoplados a un diferencial eléctrico, por lo que no necesita transmisión. Las dos configuraciones ofrecen un avance en cuanto a funcionalidad, facilidad de uso, comportamiento mecánico y seguridad, aunque cada uno de ellos ofrece una respuesta diferente en su uso urbano.

Ambos cuentan con una tecnología de inclinación desarrollada específicamente para ellos que, mediante un algoritmo de control del vehículo, estudia la posición de cada una de las ruedas y mejora la estabilidad y la conducción.

Prototipos de tres y cuatro ruedas presentados por RESOLVE

Prototipos de tres y cuatro ruedas presentados por RESOLVE.

El tercer prototipo, de tres ruedas, también pertenece a la categoría L2e y cuenta con un sistema de inclinación diferente. Monta un solo tren motriz, por lo que sus prestaciones en el entorno urbano son inferiores a los modelos de cuatro ruedas, aunque esto no implica menor seguridad. Este inconveniente lo compensa con un precio objetivo inferior al de los otros dos vehículos.

El proyecto RESOLVE también ha desarrollado una nueva interfaz hombre-máquina —HMI, Human-Machine Interface— fácil de usar e innovadora que, según sus responsables, pretende disminuir la ansiedad de rango mediante una gestión inteligente de la autonomía. El usuario puede interactuar fácilmente con el vehículo, incluso mientras se mueve, a través de los controles en el manillar, y obtener información en tiempo real del estado de la batería. Esto le ayudará a mejorar la eficiencia y la experiencia de conducción, modificando el frenado regenerativo y el ángulo de inclinación según las necesidades.

Conversaciones: