Híbridos y Eléctricos

CREADO POR BATTLE APPROVED MOTORS

Entre un Tesla y un Ferrari: el todoterreno eléctrico salido directamente de la película de Mad Max

El R101 es lo que se conoce como un UTV (Utility Terrain Vehicle), un todoterreno eléctrico radical, diseñado para la competición, que actualmente se encuentra en fase conceptual a la búsqueda de inversores.

Battle Approved Motors r101 todoterreno electrico
El diseño exterior del BAM R101 podría protagonizar cualquiera de las películas de la saga Mad Maxo

Battle Approved Motors (BAM) es una startup estadounidense que desarrolla tecnología eléctrica para vehículos de alto rendimiento. Con el objetivo de encontrar inversores que lo financien, presenta el R101, un todoterreno eléctrico o UTV (Utility Terrain Vehicle por sus siglas en inglés) más grande que un ATV (all terrain vehicle, los típicos quads) destinado a la competición. Por su diseño exterior y su espectacular interior, parece una mezcla entre un Ferrari y un Tesla, aunque por su aspecto radical podría perfectamente estar presente en cualquiera de las películas de la saga de Mad Max.

Desarrollado por el propio fundador de la empresa Chris James, ex ciclista BMX y cineasta profesional, su trabajo se ha desarrollado durante cinco años, apoyado por un equipo de expertos en diseño. El objetivo de este todoterreno es reforzar los estándares de seguridad y rendimiento existentes y, al mismo tiempo, ofrecer una huella de carbono más ligera. Aunque por ahora todavía no ha pasado de ser un concepto, sin un prototipo real que se pueda tocar, el R101 podría ser considerado el todoterreno eléctrico del futuro.

Las líneas de la carrocería del R101 se elevan sobre unas llantas de alto balón que parecen amenazar con aplastar a cualquiera que se le ponga por delante. El chasis tubular, fabricado en Cromoly, una aleación de acero, cromo y molibdeno, que ofrece alta resistencia y nobleza, recibe suspensiones de largo recorrido y un kit de elevación de generosas proporciones. Estas sobreelevaciones generan unos ángulos todoterreno que le permiten negociar cualquier obstáculo.

interior Battle Approved Motors r101 todoterreno electrico

El interior del R101 ofrece un espectáculo visual gracias a las cuatro pantallas que integra su salpicadero.

Por su carácter conceptual no se han compartido las especificaciones técnicas de su motor (o motores) eléctricos y de la batería que lo alimenta. En su interior, el salpicadero viene repleto de pantallas táctiles de alta tecnología, cuatro en concreto, que ofrecen un espectáculo visual e informativo a la altura de Tesla. El conductor, o mejor llamarlo piloto, cuenta con dos pantallas principales situadas en el propio volante y detrás de él, en el que se refleja la información más importante para la conducción. A estas dos pantallas se una central, vertical y de grandes dimensiones situada en el centro, muy parecida a la que exhibe el Tesla Model S de primera generación, y una tercera, para el acompañante (o copiloto) que podrá tener diferentes utilidades.

El R101 está en pleno proceso de financiación, que depende de su campaña de crowdfunding, en las que ya ha recaudado más de 800.000 dólares que provienen de más de un millar de inversores. Esta cifra ofrece una probabilidad bastante grande de que los primeros prototipos vean la luz en 2022 y de que la comercialización pueda activarse en los próximos años.

En 2018, el mercado UTV estaba valorado en 6.000 millones de dólares y las previsiones indican que en 2025 habrá crecido hasta los 9.000 millones. El aumento de los eventos dedicados a las carreras todoterreno continua impulsando la demanda de este tipo de vehículos. Este escenario, unido al movimiento de la industria hacia la electrificación, ponen a BAM en una buena posición para triunfar en los próximos años.

Conversaciones: