Híbridos y Eléctricos

PREVISTO PARA 2026

Volkswagen anuncia Trinity, su buque insignia eléctrico, pero retrasa los coches eléctricos pequeños

Un directivo de Volkswagen ha anunciado la llegada del Trinity, el buque insignia eléctrico de la marca, que está previsto que llegue al mercado en 2026, mientras se retrasa sus coches eléctricos más pequeños hasta 2025.

Volkswagen Trinity
Volkswagen anuncia el Trinity para 2026, pero retrasa el ID de entrada a la gama de 2023 a 2025.

Ralf Brandstätter, director ejecutivo de la división de turismos de Volkswagen ha revelado el nombre del buque insignia eléctrico que la marca está preparando. Se llamará Trinity y tiene previsto salir de la las líneas de producción del fabricante alemán a partir de 2026. Aprovechando este anuncio, el dirigente también retrasó hasta 2025 la fecha de llegada de los coches eléctricos más pequeños de la familia, que se situarán por debajo del ID.3.

La información procede de la web alemana Automobilwoche que indica que el Volkswagen Trinity empleará la plataforma eléctrica modular MEB que emplean los modelos más pequeños. “Este automóvil marcará una nueva generación la próxima generación de movilidad eléctrica y se convertirá en un líder en innovación para la marca Volkswagen", asegura dijo Brandstätter. En cuanto a su diseño y formato, por ahora no se han ofrecido detalles relevantes. Las informaciones sugieren que será un sedán particularmente aerodinámico de estilo del Arteon. 

El proyecto en el que se basará el Trinity utilizará el mismo concepto que Audi anunció para el programa Artemis que busca acelerar el desarrollo de sus coches eléctricos para hacerlos más eficientes y tecnológicos. Se establecerá un grupo de trabajo que integre todas las actividades del desarrollo del vehículo, desde su concepción conceptual inicial hasta su producción. La marca también quiere establecer nuevos estándares en la producción del Trinity en Wolfsburg, “la planta se convertirá entonces en el buque insignia de la producción eficiente”, dice Brandstätter.

volkswagen-arteon-ehybrid-2021-05

Volkswagen Arteon.

Trinity tendrá más puntos en común con los futuros coches eléctricos basados en Artemis que se comercializarán bajo las marcas Audi, Porsche y Bentley a partir de 2024. El software que está desarrollando actualmente la división VW’s Car Software Organisation (CSO), que habilitará la conducción autónoma de nivel 3, en estos tres modelos de lujo del grupo que serán producidos en Hannover. Dos años después pasará al Trinity, que se convertirá en el primer modelo de alto volumen de ventas que lo empleará: ”queremos demostrar que la conducción autónoma se puede ofrecer en un modelo de volumen", dice Brandstätter.

La producción ya está adjudicada a la planta de Wolfsburg que ensamblará aproximadamente 300.000 unidades al año. El programa de fabricación de Volkswagen a partir de 2023 contempla el ID.4 en la planta de Emden junto al ID. Space Vizzion, un coche eléctrico familiar llamado a convertirse en el futuro Volkswagen ID.5.

Los pequeños coches eléctricos de Volkswagen

El periódico alemán también ofrece información sobre los futuros modelos de entrada a la gama por debajo del ID.3, que podrían denominarse ID.1 e ID.2. Su llegada al mercado se retrasa a 2025, dos años más tarde de la anunciada por Herbert Diess el año pasado. Este coche eléctrico de pequeño tamaño y económico es un reto desde años para la marca, puesto que debe ser un vehículo económicamente viable para lo que necesita recuperar la gran inversión que requiere con un alto volumen de ventas. Según la información actual, el modelo será desarrollado en China por Volkswagen Anhui, la empresa conjunta que mantiene con JAC. Tendría que tener un precio por debajo de los 25.000 euros, “el objetivo es alcanzar el límite de 20.000 euros” asegura Brandstätter.

Volkswagen ID.1 portada

Render Volkswagen ID.1-ID.2

El mercado demanda realmente un modelo eléctrico de este tamaño: En la segunda mitad del año pasado, Skoda tuvo una amplia demanda del Citigo iV, hasta tal punto que tuvo que dejar de ofrecerlo permanentemente. A Volkswagen le pasó algo similar con el e-up!, que tuvo que salir temporalmente de la oferta de la marca para restablecer el volumen de producción.
Conversaciones: