Híbridos y Eléctricos

EPRIX DE NUEVA YORK I 2019

Un dramático ePrix de Nueva York deja abierto el título de Fórmula E

Buemi vence por delante de Mitch Evans y Antonio Félix da Costa y se mete en la pelea final por el campeonato de Fórmula E junto a Lucas di Grassi, ya que Jean-Éric Vergne se quedó sin puntuar tras un accidente en la última vuelta.

Buemi y Nissan ganan un dramático ePrix de Nueva York que deja abierto el título.
Buemi y Nissan ganan un dramático ePrix de Nueva York que deja abierto el título.

Sébastien Buemi ha conseguido la victoria en el ePrix de Nueva York I, la primera de las dos carreras de este fin de semana que cierran la temporada 2018/2019 de Fórmula E. El piloto de Nissan e.dams se mete de nuevo en la pelea por el título a falta de la carrera del domingo, siendo acompañado en el podio por el piloto de Jaguar Mitch Evans y el piloto de BMW i Andretti Antonio Félix da Costa.

Los Nissan e.dams se mostraron muy competitivos en las sesiones de entrenamientos, pues Oliver Rowland logró el mejor tiempo en los entrenamientos libres antes de que Buemi, a los mandos del otro monoplaza de la marca nipona, consiguiera asegurarse la pole position. Esto tiene además un significado especial para Nissan ya que era el único equipo de la parrilla que había desarrollado un sistema de propulsión bimotor, algo que no estará permitido de cara a la temporada 2019/2020. Junto a Buemi salían Pascal Wehrlein, Alex Lynn, Daniel Abt, Alexander Sims y Sam Bird. Para encontrar a los principales contendientes al título había que bajar más dado que Jean-Éric Vergne salía décimo, Evans decimotercero, Lucas di Grassi decimocuarto y André Lotterer decimosexto.

Buemi lograba mantener la cabeza de carrera en la salida seguido de Lynn y Sims, los dos adelantando tanto a Abt como a Wehrlein. El primer incidente llegó cuando Bird golpeó a José María López (lo que le supuso una penalización de diez segundos) en la horquilla del poco hueco existente entre el Virgin y el Dragon, así como el segundo Dragon de Max Gunther que estaba justo al lado de Bird. Justo detrás los DS Techeetah también colisionaron entre ellos, lo que llevó a un pinchazo para Vergne y trompo y morro dañado para Lotterer. Los dos coches del líder del campeonato de marcas, entre ellos el que podía asegurar además el título de pilotos, se veían relegados a las últimas posiciones. El primer abandono de la carrera era Tom Dillmann.

Por delante, Buemi controlaba la carrera con Lynn, Sims y Abt pegados en el pelotón de cabeza, turnándose entre ellos entre ataque y defensa con el uso del Attack Mode mientras otros pilotos, como Wehrlein, observaban desde la distancia. Por detrás, di Grassi ascendía a las posiciones de puntos al adelantar a Robin Frijns, situándose décimo por detrás de Evans, tercer clasificado en el campeonato. El holandés de Virgin arrastraba daños en la parte trasera de su monoplaza, abandonando unas vueltas más tarde.

De repente, el Jaguar de Lynn se paró con problemas de temperatura cuando iniciaba el ataque contra Buemi, lo que dejaba a Sims segundo y con el Attack Mode listo para lanzarse a por el suizo de Nissan e.dams. El coche de seguridad salió a pista, lo cual agrupó a todos los coches una vez más. Nada más salir comenzaron las hostilidades de nuevo, con Abt tratando de adelantar a Sims, pero la jugada le salió mal, Sims le cerró y perdió hasta seis posiciones, lo cual hizo subir un puesto más a su compañero de equipo di Grassi. Vergne también progresaba hasta el decimocuarto puesto, además de marcar la vuelta rápida de la carrera.

En unos diez últimos minutos electrizantes, Evans lograba rebasar a Sims y un oportunista Bird trataba de hacer lo mismo con da Costa, iniciando una auténtica Melee entre Bird, di Grassi, Abt y Wehrlein que también se trasladaba a las últimas posiciones de puntos con golpes entre Edoardo Mortara y Oliver Rowland, con el piloto de Venturi quedándose fuera de combate tras haber adelantado a la mitad del pelotón desde la salida, pasándole el testigo a su compañero de equipo Felipe Massa.

Buemi tuvo un respiro cuando los neumáticos de Evans se iban degradando, lo que hacía que se agrupara el grupo de los BMW, los Audi y Bird. En la última vuelta se producía otro incidente que involucró a los dos DS, Jérome d’Ambrosio y Massa, entre otros pilotos, en el que Vergne trató de adelantar a Massa y el brasileño le cerró la puerta en la segunda curva, lo que inició la reacción en cadena. El campeón del mundo y líder del campeonato se arrastró hacia la meta, pero muy lejos de las posiciones de puntos.

De este modo Buemi no solo ganó la carrera por delante del Jaguar de Evans y los dos BMW i Andretti de da Costa y Sims, sino que se enganchaba en la pelea por el campeonato a falta de la última carrera en Nueva York. Di Grassi terminaba quinto para apretar así el campeonato con su compañero de equipo Abt (autor de la vuelta rápida) justo detrás. Wehrlein, d’Ambrosio, Bird y Oliver Turvey, con su NIO, completaban las posiciones de puntos.

WhatsApp Image 2019-07-13 at 22.59.16

Conversaciones: