Híbridos y Eléctricos

PARA EL MERCADO CHINO

Arranca la ofensiva de supercargadores alimentados por baterías de Volkswagen

Volkswagen fabricará a partir de la segunda mitad de 2020 las estaciones flexibles de carga rápida, alimentadas por baterías, con el objetivo de introducirlas en el mercado chino.

Estación de recarga rápida flexible de Volkswagen.
Estación de recarga rápida flexible de Volkswagen.

Las estaciones de carga rápida alimentadas por batería, presentadas el año pasado por Volkswagen Group Components en el Salón del Automóvil de Ginebra, llegarán a China de la mano de una joint venture creada con la empresa local Shanghái DU-POWER New Energy Technical. La producción en serie está prevista para la segunda mitad de 2020.

Para Volkswagen, establecer la producción con un socio local en China es un paso clave para establecerse en un mercado en rápido crecimiento. Ambas compañías serán las propietarias del 50% de las acciones de la empresa conjunta, que estará ubicada en la Zona de Desarrollo Económico y Tecnológico de Suzhou Wuzhong, cerca de Shanghai, China.

Las primeras estaciones flexibles de carga rápida se instalaron el año pasado en la sede de Volkswagen AG, en la ciudad de Wolfsburg, como parte de un proyecto piloto que servirá como apoyo a la expansión de la infraestructura de carga en su área urbana. La producción en serie también está prevista para este año en la fábrica que la compañía tiene en Hannover.

Volkswagen E-ON estaciones carga ultrarrapida

En Alemania, las estaciones de carga se comercializarán conjuntamente con el grupo de energía E.ON bajo el nombre "E.ON Drive Booster".

Así es la estación de recarga rápida y flexible de Volkswagen

Con dimensiones compactas, la estación de carga rápida flexible (antes denominada HPC) se puede instalar en casi cualquier lugar donde se necesite o donde todavía no se haya instalado una infraestructura de carga y puede cargar vehículos eléctricos hasta una potencia de 150 kW. Cuando se conecta a la red de baja tensión, se convierte en un punto de carga permanente sin el coste y el esfuerzo adicionales requeridos para una estación de carga rápida fija comparable. 

Gracias a la batería incorporada puede almacenar energía y desconectarse de la red. Esto alivia la tensión en la red eléctrica, particularmente en las horas pico. Si la electricidad que alimenta la estación de carga es generada a partir de fuentes renovables y se almacena temporalmente en la batería, la estación contribuye a lograr una movilidad neutral en carbono. Para garantizar el uso sostenible de recursos, la estación de carga también está diseñada para poder usar baterías usadas de vehículos eléctricos como acumuladores de energía en el futuro.

Conversaciones: