Híbridos y Eléctricos

NUEVA NORMATIVA EUROPEA

Euro 7: Europa va de cabeza a la prohibición de los coches de combustión en 2025

Según las recomendaciones realizadas a la Comisión Europea por el Grupo Asesor sobre Normas de Emisión de Vehículos (AGVES), la normativa Euro 7 supone, de facto, la prohibición de la venta de vehículos de combustión en 2025.

La norma Euro 7 supondrá, de facto, una ‘prohibición’ de la venta de vehículos de combustión, puesto que el desarrollo de estos motores, para cumplir con las restricciones, será técnica y económicamente inviable.
La norma Euro 7 supondrá, de facto, una ‘prohibición’ de la venta de vehículos de combustión, puesto que el desarrollo de estos motores, para cumplir con las restricciones, será técnica y económicamente inviable.

La Comisión Europea está preparando la nueva normativa de emisiones que, con un endurecimiento de los requisitos, puede suponer, de facto, la desaparición de los vehículos diésel y gasolina en 2025. Así lo ha afirmado la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA), que advierte que la normativa Euro 7 que se está preparando, y que entrará en vigor a partir de 2025, no hará posible la venta de vehículos de combustión, ya que sus motores no serán competitivos si los límites de emisiones son excesivamente bajos.

Para los fabricantes de automóviles, la puesta en marcha de la nueva normativa de la Unión Europea de emisiones puede suponer, en caso de no cumplirse, multas extremadamente cuantiosas. Dichas multas podrían ascender a miles de millones de euros cuando entre en vigor el nuevo límite de emisiones a partir del año 2021. Durante 2020, el 5% de los vehículos más contaminantes no se tendrán en cuenta como medida de adaptación y, ya en 2021, sí se considerará el 100%. Los objetivos de emisiones de CO2 para 2020/2021 ya han significado para los fabricantes de automóviles un cambio drástico hacia la electrificación de su flota y un cambio en el escenario comercial, mucho más dirigido hacia la venta de eléctricos puros e híbridos enchufables.

Sin embargo, ya se levantan algunas voces exigiendo a las autoridades europeas unos objetivos de emisiones de CO2 más ambiciosos más allá de 2022 y una fecha clara de finalización de las ventas de los vehículos de combustión, incluidos los híbridos enchufables. La Unión Europea ya está preparando una nueva normativa, EU7, que sustituirá a las normas actuales EU6 en 2025, que establecer límites de emisiones mucho más bajos, en el marco de la próxima norma de emisión Euro 7. Fue la publicación alemana Bild, la primera que advirtió sobre la posibilidad de que un excesivo endurecimiento de la norma, con el fin de cumplir los objetivos establecidos en el Acuerdo de París, podría significar el final de los motores de combustión.

Reino Unido podría adelantar a 2030 o 2035 la venta de coches con motores térmicos.

Reino Unido podría adelantar a 2030 o 2035 la venta de coches con motores térmicos.

Propuesta de la Unión Europea para las Euro 7

Un estudio de la Comisión Europea es la base para los nuevos valores límite de las emisiones, situando los valores de monóxido de carbono (CO) y de óxidos de nitrógeno (NOx) en el foco de las limitaciones. Según el periódico alemán, el estudio concluye que, para lograr los objetivos climáticos, serán necesarias emisiones significativamente más estrictas que en la norma Euro 6 actual.

Las recomendaciones del Grupo Asesor sobre Normas de Emisión de Vehículos (AGVES), el panel de expertos que aconseja a la Unión Europea, proponen las siguientes medidas para la nueva normativa de emisiones Euro 7:

  • El límite de emisiones de los vehículos nuevos estará limitado a 30 mg de óxidos de nitrógeno por kilómetro (la recomendación incluye una propuesta todavía más estricta, con un máximo de 10 mg/km). La actual normativa está fijada en 60 mg/km para los vehículos de gasolina y 80 mg/km para los diésel.
  • Las emisiones de CO (monóxido de carbono) deberán reducirse a 100-300 mg/km, mientras que la normativa actual fija esta horquilla entre los 500-1000 mg/km.
  • Ya no se aceptarán excepciones en la prueba de emisiones en conducción real (RDE, por sus siglas en inglés), que mide las emisiones contaminantes como los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas que emiten los automóviles mientras circulan por la carretera y que no reemplaza a la prueba de laboratorio WLTP.
  • Los vehículos deberán cumplir los requisitos tanto entre los 10 grados bajo cero y los 40 grados, y en altitudes de 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar.
  • Además, la vida útil de los vehículos nuevos se define en 15 años y/o 240.000 kilómetros, y se incluyen las emisiones producidas en la conducción con remolque, cofre de techo o portabicicletas.

La Comisión Europea encargó este estudio como base informativa para futuras evaluaciones y, aunque todavía no ha decidido nada concreto sobre la normativa, tiene previsto toma una decisión legislativa durante el próximo año.

Las voces en contra: la industria aleman

Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA) advierte que la propuesta podría significar la desaparición de los motores de combustión interna, diésel y gasolina, a partir de 2025. Según Hildegard Müller, presidenta de la VDA “la introducción del estándar Euro 7 prohibirá de facto los automóviles con motores de combustión interna a partir de 2025”. La asociación teme que los motores de combustión interna ya no serán competitivos, debido al elevado coste tecnológico y económico que supone cumplir con unos límites de emisiones muy bajos.

alemania

Alemania alarga y eleva las ayudas a la compra de coches eléctricos, mientras su industria protesta y Volkswagen se desmarca de ella.

Según la VDA, el estudio de la Comisión Europea pretende que, en el futuro, los vehículos estén libres de emisiones sea cual sea la situación de conducción, con un remolque, en zonas montañosas, o en el tráfico lento de la ciudad: “Es técnicamente imposible y todo el mundo lo sabe”, asegura Müller. Para ella, “una transición a corto plazo a la movilidad eléctrica no es la solución, entre otras cosas, por la falta de infraestructura de recarga.

El gobierno alemán todavía no ha ofrecido una reacción oficial ante esta circunstancia. El ministro de Economía, Peter Altmaier, aprobó este verano un plan de estímulo para reactivar la economía tras el coronavirus con un paquete de 130.000 millones de euros, que incluye un aumento en las ayudas para comprar coches eléctricos, hasta un máximo de 9.000 euros. El plan, que por ahora es válido hasta finales de 2021, debería prorrogarse hasta 2025. “Quiero que cientos de miles de empleados en la industria automotriz tengan buenos trabajos a los que ir en 10 o 15 años", dijo Altmaier.

La postura de Volkswagen

El Grupo Volkswagen lleva años preparándose para este nuevo futuro. Su CEO, Herbert Diess, está convencido de que la transición a la movilidad eléctrica seguirá su propio camino, según ha manifestado en una entrevista concedida a Automobilwoche. Muchos países han entrado en la discusión sobre cuando se dejarán de vender coches de combustión, pero "las restricciones para la compra de automóviles de combustión interna, o incluso su prohibición, responderán automáticamente a la pregunta de qué podrán comprar los clientes en el futuro", asegura Diess.

Conversaciones: