PLANTAS BRITÁNICAS DE DAGENHAM Y BRIDGEND

Sindicatos instan a Ford a actualizar sus fábricas para construir coches eléctricos

El sindicato británico Unite ha pedido a Ford que adapte sus dos fábricas de motores diésel para producir baterías y componentes del coche eléctrico.

Sindicatos instan a Ford a actualizar sus fábricas para construir coches eléctricos.
Sindicatos instan a Ford a actualizar sus fábricas para construir coches eléctricos.

La guerra contra el diésel continúa. El sindicato Unite del Reino Unido ha pedido a Ford que adapte sus dos fábricas de motores diésel en el país para producir baterías y componentes para coches eléctricos de cero emisiones. En vista de la tendencia negativa que están adquiriendo los propulsores diésel en el mercado, los sindicatos no han tardado en alzar la voz para reclamar una actualización de las plantas productivas y del plan de negocio de Ford en torno al coche eléctrico.

El sindicato Unite dice que las plantas de Dagenham y Bridgend "deben reutilizarse" para construir coches eléctricos y tecnología de baterías. La petición llega después de que las ventas de coches diésel cayesen un 17% en Reino Unido durante 2017. Por su parte Jaguar Land Rover, que actualmente construye algunos de sus motores en la planta de Ford en Bridgend, planea mudar su producción a otra fábrica en 2020.

El sindicato ha dicho que pronto publicará una nueva propuesta de estrategia productiva, enfocada en el hecho de que las plantas de Bridgend y Dagenham de Ford deben "reutilizarse para nuevos modelos eléctricos o tecnología de baterías". Un documento anterior del sindicato indicaba que "apoya una transición más agresiva de los vehículos de combustión interna hacia los automóviles eléctricos, siempre que se administre con justicia para defender el empleo".

La planta en Dagenham de Ford actualmente produce motores diésel para na amplia gama de modelos, entre los que se encuentran Fiesta, Focus, C-MAX y EcoSport. Ford también fabrica motores diésel de 1.8 litros y 2.2 litros para la gama de furgonetas Transit.

Un portavoz de Ford dijo que "si bien la planta de motores en Bridgend tiene un historial establecido y exitoso en la entrega de motores de clase mundial, la industria automotriz está experimentando un cambio rápido y, junto con nuestros socios sindicales, seguimos observando otras oportunidades para el futuro". La compañía también destacó que la producción en Dagenham aumentó en un 1.3% en 2017, mientras que la nueva gama de motores diésel EcoBlue de Ford se comenzará a producir en esas mismas instalaciones el próximo trimestre.

La caída en las ventas de motores diésel se detonó con el escándalo de Volkswagen. En los últimos meses, diversos fabricantes han anunciado que dejarán de vender automóviles diésel para enfocarse en el desarrollo en coches electrificados. Entre otros, Toyota informó durante el Salón del Automóvil de Ginebra 2018 que eliminará los motores diésel de todos sus turismos en Europa para pasar a ofercer únicamente versiones híbridas y a gasolina.

Conversaciones: