A TRAVÉS DEL ESTÁNDAR EEBUS

El Audi e-tron se comunicará con el hogar para regular la demanda de energía

Audi trabaja en la integración en el e-tron del estándar de comunicación entre dispositivos EEBUS para convertir sus coches eléctricos en estabilizadores de la demanda energética del hogar.

Audi trabaja para implementar el protocolo EEBUS en el e-tron.
Audi trabaja para implementar el protocolo EEBUS en el e-tron.

Audi es uno de los principales promotores de la iniciativa EEBUS, un protocolo que busca estandarizar la comunicación de los coches eléctricos con la red energética, para su futura integración en los hogares inteligentes. Los desarrolladores de Audi están probando la compatibilidad del e-tron, que integra en su sistema de carga el nuevo estándar de comunicación, con el resto de los dispositivos que consumen energía en el hogar.

Los coches eléctricos, a través de los sistemas V2G (vehicle-to-grid) tienen un gran potencial como impulsores de la transición energética, ya que son capaces de absorber las puntas de generación del sistema. Los automóviles permanecen estacionarios la mayor parte del día, lo que facilita la flexibilidad de su recarga. De esta forma no solo presentan una carga adicional en la red eléctrica, sino que pueden servir como dispositivos de almacenamiento flexibles en el contexto de la disponibilidad variable de energía solar y eólica.

Integración de la comunicación entre todos los componentes que interactuan en la red eléctrica a través del estándar EEBUS

El sistema V2G facilita la flexibilidad de la carga de vehículos eléctricos.

Audi está trabajando con más de 70 compañías internacionales para crear un lenguaje común que permita la gestión de la energía en el “internet de las cosas”, a través del estándar EEBUS, cuyas especificaciones se publicarán a principios del mes de febrero de 2019. Los edificios, los coches eléctricos, los electrodomésticos, las bombas de calor y otros consumidores pueden coordinar a través de él sus requisitos de energía particulares, evitando así sobrecargas.

Durante la Plugfest E-Mobility celebrada en la planta de Audi en Bruselas los días 28 y 29 de enero, los desarrolladores e ingenieros realizaron pruebas modelo para verificar si los sistemas fotovoltaicos, la infraestructura de carga, los coches eléctricos y los sistemas de calefacción podían comunicarse entre ellos sin interferencias.

La conexión de los diferentes dispositivos se realiza a través de un sistema de administración de energía HEMS, que permite el intercambio de información. Cada uno de los dispositivos que demanda energía en un edificio puede comunicar sus necesidades al sistema de modo que este pueda decidir en cada momento como direccionar el flujo para atender las demandas prioritarias.

“Plugfest E-Mobility” at Audi Brussels

EEBUS es el camino para introducir una norma en Europa que conecte el consumo de energía de las viviendas.

Audi ofrece dos soluciones para la recarga vinculada en el hogar del e-tron. El sistema de recarga Compact, alcanza los 11 kW y funciona en toma doméstica de 230 V en corriente alterna monofásica o en trifásica a 380 V. Opcionalmente se puede optar al sistema de carga o Connect, que duplica la potencia de carga hasta 22 kW. Con el sistema de carga conectado, el Audi e-tron siempre puede cargarse con la máxima potencia posible. El sistema considera los requisitos de energía de otros consumidores en el hogar y ajusta los tiempos de carga en consecuencia, evitando la sobrecarga del sistema eléctrico.

 También aprovecha las tarifas variables de electricidad, recargando la batería cuando la tarifa es más económica. Además considera los requisitos de movilidad del propietario, como la hora de salida y el nivel de carga. Igualmente, si la vivienda está equipada con un sistema de generación de energía solar con paneles fotovoltaicos, también se puede programar el sistema para que la recarga se realice con energía limpia. Teniendo en cuenta las fases solares, a las que el sistema puede acceder a través de su conexión a internet, la programación podría realzarse de forma automatizada cada día.

La vivienda necesita estar equipada con un HEMS compatible al que se conecta el sistema de carga a través de la red Wi-Fi de la casa. Para la integración de la carga en el hogar, Audi trabaja con dos empresas asociadas, SMA Solar Technology y Hager Group, que también participan en el consorcio que está implementando el protocolo EEBUS. Tras las pruebas realzadas en el evento se ha obtenido una importante información para implementar este protocolo en los vehículos eléctricos.

La iniciativa EEBUS es el camino para introducir una norma a nivel europeo que conecte a todos los principales consumidores de energía de la vivienda de una manera integral e independiente del fabricante. En un futuro, los dispositivos que operen bajo el estándar EEBUS podrán interactuar con la red eléctrica ofreciendo muchas más posibilidades a los operadores.

Conversaciones: