1,5 MWH DE CAPACIDAD Y 360 KW DE POTENCIA

Beck presenta una estación de carga rápida alimentada por 36 baterías del BMW i3

Beck Automation y BMW i han presentado un prototipo de estación de carga rápida alimentada por 36 baterías de 42 kWh del BMW i3, capaz de recargar tres coches eléctricos simultáneamente.

Beck y BMW i colaboran en la implementación de estaciones de recarga respaldadas por baterías del BMW i3.
Beck y BMW i colaboran en la implementación de estaciones de recarga respaldadas por baterías del BMW i3.

Beck Automation ha creado, en colaboración con BMW i, un sistema de almacenamiento estacionario de energía a partir de 36 paquetes de baterías del BMW i3, de 42 kWh cada uno, con un total de 1,5 MWh de capacidad y puede entregar carga rápida a cualquier vehículo eléctrico del mercado con una potencia máxima de 360 kW.

La estación, puesta en funcionamiento para BMW, es modular y móvil, lo que permite que sea instalada en cualquier lugar con las necesidades energéticas que se precisen. Ambas empresas se han comprometido a desarrollar un producto comercial y económicamente viable, que se pondrá a disposición de los clientes interesados.

La principal característica de esta estación de carga es su capacidad para permitir procesos de carga muy rápidos y amortiguar la punta de demanda de energía. Para ello se han utilizado 36 paquetes de baterías originales, no reutilizados, suministrados directamente por BMW i. Con 42 kWh por unidad el sistema es capaz de almacenar hasta 1,5 MWh de energía. Según indica Beck, es capaz de recargar hasta tres vehículos eléctricos simultáneamente.

Estación de recarga de Beck con baterías del BMW i3

Estación de recarga de Beck con baterías del BMW i3.

La configuración de sus conectores permite la recarga a todos aquellos vehículos que utilicen los protocolos CCS1 (con conector Tipo 1), CCS2 (con conector Tipo 2, más conocido como Mennekes), CHAdeMO, e incluso el estándar chino GB/T. Esta composición de la estación permite que prácticamente todos los vehículos eléctricos del mercado puedan recargar en ella.

Beck asegura que ha optimizado la densidad de energía de la estación para lograr el máximo equilibrio entre la capacidad de carga, la potencia y el espacio ocupado por los equipos. El sistema modular que empaqueta las 36 baterías tiene una altura de seis metros de alto y puede ser instalado en aparcamientos públicos. Para la conexión de la estación tan solo es necesaria una acometida de baja tensión para conectar la unidad de almacenamiento de energía.

Las baterías del BMW i3 ya han sido utilizadas en otras experiencias desarrolladas por empresas de servicios de recarga. En Estados Unidos, eVgo instaló una estación de carga rápida en San Diego, que puede atender la demanda de dos vehículos eléctricos. La energía que suministra está respaldada por dos paquetes de baterías de 22 kWh, en este caso retiradas de sendos BMW i3. Esta primera experiencia se expandirá a otras instalaciones de la empresa en los próximos meses.

Conversaciones: