Híbridos y Eléctricos

EN LA FACTORÍA DE FREMONT

Cámaras automáticas vigilarán la calidad de fabricación de los coches eléctricos de Tesla

Tesla desarrolla un nuevo sistema de control de calidad basado en cámaras automáticas que vigilarán todo el proceso de producción, para acabar, en lo posible, con la mala reputación que el fabricante se ha forjado durante años.

Tesla fabrica fremont calidad
Tesla empleará en Fremont cámaras automatizas y software de reconocimiento de imágenes para vigilar la calidad de construcción de sus coches eléctricos.

Tesla está buscando la manera de implementar un sistema de control de calidad para el proceso de fabricación de sus coches eléctricos a base de cámaras automatizadas que inspeccionarán cada una de las unidades que salgan de sus líneas de producción. Entre los empleos que oferta actualmente el fabricante se encuentra un puesto para dirigir el desarrollo y la instalación de un nuevo sistema de control de calidad basado en cámaras que reconozcan patrones de error mediante un software de análisis de imágenes.

Tesla arrastras tras de sí un historial de quejas de propietarios que han encontrado defectos de fabricación de cierta importancia y muy repetidos en sus coches eléctricos. El proceso de ensamblaje de un coche exige un control de calidad exhaustivo tanto en su funcionamiento mecánico, como de los sistemas de seguridad que protegen a sus ocupantes como en los acabados interiores y exteriores. El control debe ser tan exigente que el 99,9% de las unidades que se fabriquen en una misma línea de producción deben ser exactamente iguales y responder exactamente igual ante todas las situaciones. El sistema de control de calidad es, por lo tanto, costoso de implementar y requiere medios humanos y tecnológicos.

La calidad de Tesla

Cuando un fabricante es joven es fácil que este sistema no esté bien rodado y que necesite ciertos ajustes. Tampoco es igual de exhaustivo en todos los países y en todos los mercados ya que las exigencias de las normativas y de los clientes pueden variar. Pero este no es el caso de Tesla que entregó su primer Roadster en 2008. Sin embargo, su sistema de control de calidad no parece funcionar todo lo bien que debería en lo que se refiere a los detalles de construcción. Algo que se le ha achacado continuamente y que se relaciona con la tendencia del fabricante a innovar y ofrecer productos nuevos excesivamente rápido.

En el Estudio de Calidad Inicial de J.D. Power, publicado en junio de 2020, en el que se analiza la cantidad de problemas registrados por los coches de cada marca por cada cien unidades en el mercado estadounidense, Tesla ocupaba el último lugar con 250 fallos cada 100 coches. Tampoco sale muy bien parado del estudio de fiabilidad de la revista Consumer Reports del pasado mes de noviembre, en el que aparecía como la marca menos fiable.

Fabricantes de coches más fiables según la organización americana Consumer Reports.

Estudio de Consumer Reports sobre la fiabilidad de las diferentes marcas de coches.

Tecnología aplicada al control de calidad

La red se ha llenado de defensores y detractores de la marca que acusaban al fabricante de repetir en el Model Y los mismos defectos de fabricación del Model 3. Ante la mala imagen que esto ofrece del fabricante este ha tomado cartas en el asunto aplicando la más alta tecnología a su sistema de control de calidad.

Según indica Electrek, en su lista de ofertas de empleo, la compañía está buscando contratar a un ingeniero que dirija el diseño y la instalación de un nuevo sistema de inspección basado en cámaras automatizadas que vigilarán todas las líneas de montaje de la fábrica de Fremont. “El equipo de ingeniería de vehículos de Tesla está buscando un ingeniero de inspección de calidad con amplia experiencia en líneas de montaje de vehículos y sistemas de software de fabricación para liderar la instalación y la operación del sistema de inspección mediante cámaras automáticas en las líneas de fabricación existentes”.

El trabajo incluye el diseño de nuevos sistemas de inspección automatizados creados con la intervención de técnicos especializados en el tratamiento de las imágenes. Se aplicaría a las líneas de producción de los tres modelos que Tesla fabrica en Fremont: Model S, Model 3 y Model Y.

Conversaciones: