Híbridos y Eléctricos

ACTIVE DRIVE ASSIST

El Ford Mustang Mach-E tendrá conducción manos libres y una cámara vigilará al conductor

El Ford Mustang Mach-E estrenará el sistema Active Drive Assist, que permitirá soltar las manos del volante circulando por autopista. Eso sí, una cámara vigilará que el conductor no deje de prestar atención a la carretera.

El Ford Mustang Mach-E tendrá modo manos libres y una cámara vigilará al conductor
El Ford Mustang Mach-E tendrá modo manos libres y una cámara vigilará al conductor

No es poca cosa cargar con el peso de ser el primer coche eléctrico de Ford, así que el próximo Ford Mustang Mach-E tiene casi la obligación de aterrizar en el mercado presumiendo de tecnología, y parece decidido a ello. El SUV eléctrico estadounidense será el encargado de estrenar la segunda generación del Ford Co-Pilot 360, un paquete de asistentes a la conducción que incluirá el Active Drive Assist para permitir la conducción manos libres.

Entre los muchos asistentes a la conducción que equipará el Mustang Mach-E, uno de los más avanzados será el Active Drive Assist. Este sistema es una evolución del control de crucero adaptativo de Ford con centrado de carril, y va un paso más allá para permitir que el conductor pueda soltar las manos del volante. La idea con este sistema es reducir el cansancio al conducir largas distancias por autopista.

Eso sí, Ford no permitirá que nos despistemos o dejemos de prestar atención a la circulación. Una cámara infrarroja enfocada hacia el conductor hará un seguimiento de la mirada y la posición de la cabeza para garantizar que el conductor presta atención a la carretera mientras circula en modo manos libres, incluso aunque lleve gafas de sol. En el momento en que la cámara detecte que no se mira hacia la carretera, el coche hará indicaciones visuales para prestar atención a la carretera o bien retomar el control e incluso reducirá la velocidad del vehículo.

Ford Mustang Mach-E Active Drive Assist human-machine interface

Interfaz HMI del Active Drive Assist en el Ford Mustang Mach-E.

Aunque Ford estrenará también una función para reconocer los límites de la carretera (aunque no haya líneas pintadas), el Active Drive Assist solamente permitirá la conducción manos libres en autopistas previamente mapeadas, es decir, necesita también datos del GPS. De momento Ford ha anunciado que el sistema funcionará en más de 160.000 kilómetros de autopistas de todo Estados Unidos y Canadá, sin mencionar Europa.

Los clientes -de momento los estadounidenses- podrán comprar el hardware necesario para que el sistema funcione desde el momento de la compra del coche, pero el software del Active Drive Assist no estará disponible hasta el tercer cuatrimestre de 2021. Para activarlo bastará hacer una actualización remota vía Internet (o acercarse a un concesionario de la marca). 

El sistema estará disponible en toda la gama del Mustang Mach-E y se implementará en más modelos de la marca estadounidense a lo largo de 2021.

Conversaciones: