Híbridos y Eléctricos

UNIDAD DE CONTROL ELECTRÓNICO DE LA PLATAFORMA MEB

El Grupo Volkswagen confía a Vitesco los sistemas electrónicos de sus coches eléctricos

Todos los coches eléctricos del Grupo Volkswagen que se desarrollen sobre la plataforma MEB contarán con una unidad electrónica desarrollada por Vitesco que gobierna los motores, la recarga y las actualizaciones.

Vitesco suministrará al Grupo Volkswagen la unidad de control del convertidor  que instalará en todos los coches eléctricos que empleen la plataforma MEB.
Vitesco suministrará al Grupo Volkswagen la unidad de control del convertidor que instalará en todos los coches eléctricos que empleen la plataforma MEB.

Vitesco Technologies ha desarrollado la unidad electrónica que controla los motores eléctricos que el Grupo Volkswagen incluye en su plataforma MEB, lo que significa que todas sus marcas contarán con la empresa con sede en Ratisbona como su único proveedor para este componente. Se trata de uno de los elementos fundamentales que forman parte de la electrónica de un vehículo eléctrico, puesto que controla las interacciones entre el acelerador y el motor eléctrico, el voltaje eléctrico durante la recarga y los sistemas de comunicación que permiten las actualizaciones.

La unidad de control del convertidor se integra en la nueva arquitectura electrónica de la plataforma MEB, asumiendo algunas de las funciones clave del motor eléctrico, que tienen un reflejo crucial sobre la conducción. Entre otras cosas, tal y como indica Vitesco en su comunicado, activa el motor eléctrico y coordina todos los comandos accionados por el pedal del acelerador. Además, está integrada en la gestión de los sistemas de carga y control de energía, y coordina los circuitos de alta tensión del sistema.

Este componente también es responsable de comunicarse con otras unidades de control del vehículo y de la conectividad con la nube, imprescindible para permitir las actualizaciones de software y las mejoras funcionales. Vitesco cuenta con equipos especialistas en software e integración al más alto nivel, que priorizan la seguridad informática, con el objetivo de evitar incursiones indeseadas en el sistema por parte de terceros. Para ello ha desarrollado sus propios componentes de software y ha integrado el proporcionado por Volkswagen. “Este producto nos hace parte del ecosistema de electrificación de Volkswagen”, asegura Wolfgang Breuer, director de la unidad de negocios de Controles Electrónicos de Vitesco Technologies.

unidad de control del convertidor  Vitesco

La unidad de control del convertidor de Vitesco controla la interacción con los motores eléctricos, el voltaje de la carga y la descarga y las comunicaciones que permiten las actualizaciones.

El Volkswagen ID.3 es el primero de los vehículos eléctricos del fabricante alemán que lleva instalada esta unidad de control. A partir de ahora, todos los coches eléctricos de las marcas que forman parte del Grupo, y que se desarrollen sobre la plataforma MEB, contarán con este componente. En la propia Volkswagen, el ID.4, un SUV eléctrico similar en tamaño al ID.3 pero en formato elevado, también empleará esta plataforma y esta unidad de control cuando empiece a fabricarse este mismo año.

En el caso de Audi, los primeros en implementarlo serán el Q4 e-tron, todavía no presentado oficialmente y el A4 e-tron Sportback, todavía en fase conceptual. También lo utilizarán, entre otros, el Cupra el-Born y el Skoda Enyaq iV.

El suministro de este importante componente a un Grupo tan grande como Volkswagen, que previsiblemente esté a la cabeza en las ventas de vehículos eléctricos en los próximos años, supone la confirmación de la orientación estratégica de Vitesco hacia la electrificación. En abril de este mismo año, anunció su conversión en una empresa completamente independiente de Continental, con el objetivo de alcanzar el liderazgo entre los suministradores de una industria del automóvil diferente. Un giro que forma parte de su estrategia comercial dirigida a aprovechar la electrificación de las flotas de vehículos de sus clientes. Un paso previo para que, en 2035, dejen de fabricarse motores de combustión, pudiendo considerarse como un mercado residual que acabará extinguiéndose.

Conversaciones: