Híbridos y Eléctricos

TECNOLOGÍA DREAMDRIVE

Lucid Motors desvela su sistema de asistencia al conductor “ultra intuitivo”

Los asistentes a la seguridad son los ángeles de la guarda de los coches modernos. Tecnologías de última generación que trabajan en todo momento para evitar accidentes. Lucid presenta ahora su tecnología más avanzada.

lucid-motors-dreamdrive
Lucid Motors desvela su sistema de asistencia al conductor “ultra intuitivo”

La seguridad en los automóviles nunca tuvo un peso específico en la industria hasta la década de los 50. A partir de ahí se ha generado una especie de carrera científica entre las marcas para posicionarse como la más segura. No es algo que atañe exclusivamente a los fabricantes más longevos, pues gracias a los nuevos equipos cada empresa puede crear completos y avanzados equipos de seguridad como el que hoy presenta Lucid Motors.

Denominado DreamDrive, Lucid lo considera como un sistema avanzado de asistencia al conductor “ultra intuitivo”. Quiere que pensemos en él como en una especie de copiloto invisible que es capaz de alertarnos ante cualquier peligro que encontremos en la carretera. Y no solo eso, pues también es capaz de actuar de forma autónoma cuando el conductor no realiza las maniobras necesarias para evitar un accidente, además de otras funcionalidades.

El sistema DreamDrive Pro es la versión más completa de esta nueva tecnología. Emplea hasta 32 sensores integrados en todo el coche, que en este caso en particular es el nuevo y espectacular Lucid Air. Gracias a todo el equipo de seguridad, es capaz de monitorizar todo el perímetro del vehículo en cada momento. A todo ello se suma una red Ethernet ultrarrápida que lo convierte en uno de los sistemas ADAS más completos y avanzados del momento.

Los 32 sensores integrados quedan perfectamente camuflados en la carrocería del vehículo. Está compuesto por 14 cámaras de luz visible, cinco unidades de radar, cuatro cámaras de visión envolvente, sensores ultrasónicos y el primer radar LiDAR instalado en un coche de producción en Estados Unidos. Todo ello permite registrar objetos y amenazas que un conductor corriente es incapaz de detectar.

Obviamente, por muy completo y avanzado que sea un equipo de seguridad, de poco, o nada sirve, si no es capaz de relacionarse con el conductor. La interfaz hombre-máquina es fundamental. El sistema DreamDrive Pro utiliza una amplia cantidad de estímulos y alertas con la intención de brindar al conductor información clara y precisa. Imágenes proyectadas en la pantalla se complementan con diferentes referencias sonoras provenientes de un equipo de sonido con 21 altavoces.

Lucid Motors prescinde del término conducción autónoma, aunque considera que su equipo DreamDrive es capaz de hacer que el coche realice diversas operaciones de forma remota. En autopista combina tecnologías para mantener el coche centrado y alejado de obstáculos, y en entornos de baja velocidad es capaz de detectar huecos de aparcamiento tanto en paralelo como en perpendicular, pudiendo entrar y salir del espacio detectado de forma remota sin la actuación de un conductor.

Todo esto demuestra que los nuevos fabricantes están acelerando el ritmo en el desarrollo de sus nuevos vehículos. Lucid Motors acaba de presentar una de las berlinas eléctricas más avanzadas del mundo. Con más de 830 kilómetros de autonomía, el Lucid Air se convierte en referencia dentro de la industria, y ahora, además, lo hace también en tecnología referente a la seguridad de sus ocupantes.

Conversaciones: