Híbridos y Eléctricos

NUEVAS INVERSIONES DE LG CHEM

Los nanotubos de carbono aumentan la conductividad de las baterías de los coches eléctricos

LG Chem aumentará su producción de nanotubos de carbono, que se emplean en aumentar la conductividad de los electrodos de las baterías de los vehículos eléctricos, con el objetivo de atender a la demanda de un mercado en rápido crecimiento.

Los nanotubos de carbono aumentan la conductividad de los electrodos de las baterías de los vehículos eléctricos.
Los nanotubos de carbono aumentan la conductividad de los electrodos de las baterías de los vehículos eléctricos.

LG Chem invertirá alrededor de 50 millones de euros (65.000 mil millones de KRW — won surcoreano) para expandir la producción de nanotubos de carbono (CNT) durante el primer trimestre del próximo año. El mercado de estos materiales está creciendo en los últimos años de manera exponencial ya que se emplea como aditivo conductor para los electrodos en las baterías de iones de litio. Una vez realizada la expansión, la producción aumentará desde las 1.200 toneladas hasta las 1.700 toneladas anuales en su planta de Yeosu en Corea del Sur.

LG Chem reforzará su competitividad de sus productos en el mercado de las baterías mediante el uso activo de baterías de iones de litio basadas en nanotubos de carbono (CNT). Las propiedades eléctricas, la conductividad térmica y la resistencia hacen que el uso de los CNT sea muy amplio, más allá de las baterías, como semiconductores, piezas de automóviles o fuselajes de aviones. Empleando CNT como aditivos conductores en electrodos de batería, es posible aumentar la conductividad de las celdas ya que mejoran el flujo de los electrones. En particular, aumenta la conductividad de los iones de litio dentro de los propios materiales del electrodo habitualmente formados por níquel, el cobalto y el manganeso.

Respecto al negro de humo que se emplea habitualmente para este fin, la conductividad aumenta aproximadamente en un 10% mientras que el uso de materiales conductores se reduce en aproximadamente un 30%. Este espacio que queda libre, puede ser ocupado por materiales adicionales, aumentando la capacidad de la batería. LG Chem afirma que esta inversión no solo está dirigida a cubrir la demanda del mercado global de vehículos eléctricos, sino, más ampliamente, al de las baterías de iones de litio en general.

Planta de Yeosu de LG Chem en Corea del Sur

Planta de Yeosu de LG Chem en Corea del Sur.

Desarrollo de los nanotubos de carbono CNT

El mercado de los aditivos conductores para los electrodos se ha desarrollado a gran velocidad en los últimos años. Los estudios de mercado afirman que la demanda de CNT registrará un crecimiento promedio anual de alrededor del 34%, pasando de 3.000 toneladas el año pasado a 13.000 toneladas en 2024, principalmente debido al mercado global de vehículos eléctricos.

LG Chem comenzó sus inversiones en I+D para desarrollar la tecnologías de los nanotubos de carbono en 2011. La primera línea piloto para su producción en masa se puso en marcha en 2013 con una producción de tan solo 20 toneladas al año. En 2014, desarrolló este material para su uso en baterías y actualmente posee más de 250 patentes en varios campos relacionados.

Gracias al reactor de lecho fluidizado más grande del mundo, puso en marcha un sistema de producción masiva de CNT que daba lugar a diferentes productos, desde polvo hasta formas comprimidas. También tiene planes para desarrollar nuevos usos para los CNT como capas semiconductoras dentro de cubiertas de cables de alta tensión, hormigones de alta resistencia para construcción y otros usos aplicables a otros sectores.

Conversaciones: