Híbridos y Eléctricos

TECNOLOGÍA PREDICTIVA PARA EL AUTOPILOT

Nunca más olvidaremos los intermitentes: Tesla ya predice los cambios de carril

Tesla ha presentado una patente que permitirá la puesta en marcha automática de los intermitentes en los cambios de carril gracias al uso de los sensores, las cámaras y el procesador del Autopilot.

Tesla automatizará la puesta en marcha de los intermitentes.
Tesla automatizará la puesta en marcha de los intermitentes.

Tesla ha solicitado una nueva patente que automatizaría el accionamiento de los intermitentes de giro en aquellos casos en los que el conductor ha olvidado utilizarlos. Se trata de una tecnología que logra distinguir cuándo el vehículo va a realizar una maniobra en la que es necesario el uso del intermitente y este no ha sido accionado.

Según la información disponible por ahora, el sistema sería capaz de actuar en dos casos: el vehículo mantiene la velocidad y cambia de carril o disminuye la velocidad para tomar la salida de una carretera o autopista.

Para hacer esto posible, Tesla utiliza la tecnología que sus modelos implementan para hacer funcionar el Autopilot para predecir nuestras intenciones de cambiar de carril o de salir de la vía. Según el fabricante del sistema, este es capaz de analizar los datos adquiridos por las cámaras y los sensores y, mediante un software especialmente dedicado, detectar cuando el conductor ha olvidado o no ha puesto voluntariamente en marcha la señal de giro.

La descripción de la patente de Tesla habla de “un método de señalización automática”. Mediante el estudio del ángulo de cruce de la línea de carril y la evolución de la velocidad cuando se realiza esta maniobra, el procesador es capaz de determinar si el vehículo tendría que haber accionado el intermitente. Si esto no ha sucedido, el sistema se encarga de hacerlo siempre y cuando haya otro vehículo en las inmediaciones que se beneficie de ello.

Diagrama de flujo de la lógica que aplica la patente de Tesla

Diagrama de flujo de la lógica que aplica la patente de Tesla.

El sistema no es perfecto, puesto que no pone en marcha el intermitente antes de realizar la maniobra, como haría un conductor humano. Sin embargo, sí que añade un extra de seguridad a la circulación aunque la señal de giro se inicie algo más tarde de lo deseado.

Tesla ha solicitado la patente internacional de este sistema, pero todavía no hay ningún tipo de información sobre cuándo podremos verla hecha realidad e implementada en los coches de Tesla o en otras marcas.

Actualmente, el Autopilot de Tesla, que responde a un nivel 2 de automatización según la clasificación de SAE (Society of Automotive Engineers), es capaz de cambiar de carril siempre y cuando el conductor autorice la maniobra. Para ello el software analiza el entorno y, cuando el conductor acciona el intermitente, se encarga de girar el volante y cambiar de carril si comprueba que no se aproxima ningún vehículo por él.

Conversaciones: