Híbridos y Eléctricos

VERSIÓN BETA 10.5

Tesla empieza a desplegar la actualización más avanzada de su conducción autónoma

Más conductores están empezando a disfrutar de las últimas evoluciones de la conducción autónoma de Tesla, hasta ahora reservada para solo unos pocos.

Tesla Model S
Tesla empieza a desplegar la actualización más avanzada de su conducción autónoma

Tesla acumula cierto retraso en el lanzamiento e implementación de su más completo y avanzado equipo de conducción autónoma. Hace unos meses, una pequeña cantidad de propietarios tuvieron la suerte de ser los primeros en poder testear y probar en el mundo real la actualización Beta 10.5 del programa Full Self Driving (FSD). Ahora, más clientes están recibiendo esa actualización que todavía se mantiene en fase de desarrollo.

El proceso está siendo un poco más lento de lo que en un principio pronosticó el propio Elon Musk. Los primeros ensayos tuvieron como objetivo principal conductores con una valoración de seguridad de 98 o más. Dentro de las nuevas funcionalidades o mejoras hay algunos puntos interesantes que permiten una mayor autonomía por parte del sistema, aunque todavía está catalogado como un nivel 2 de conducción autónoma. La responsabilidad cae sobre el conductor, siempre.

Esto no se puede pasar por alto porque mucha gente piensa que gracias a la última versión del FSD el conductor ya se puede liberar de responsabilidad, pero no es así. Aunque el equipo resulta muy avanzado, el conductor no puede desatender la conducción, estando a alerta en todo momento para tomar el control si la situación así lo requiere.

Tesla ha informado sobre las novedades de esta versión 10.5, incluyendo atractivas curiosidades, algunas de ellas son:

  • Mejora en el error de velocidad de cruce en un 20%
  • Mejora en las predicciones de mundos estáticos en hasta un 13%
  • Mejora en la detección de conos y signos. Más precisión y recuperación.
  • Reducción de las retenciones falsas en un 5,5%
  • Cambio de carril mejorado
  • Mejora en la recuperación de detección de objetos combinados
  • Modelado mejorado de los límites en carreteras de gran curvatura

Uno de los puntos más llamativos es la maniobra de emergencia para evitar colisiones. La clásica maniobra de esquiva. Hasta ahora Tesla era reacia a sumarla en sus funciones ya que supondría un comportamiento muy agresivo en la conducción. A partir de ahora la funcionalidad se añade, pero se mantiene en modo sombra. Es decir, el coche podrá hacer la maniobra, pero solo bajo ciertas circunstancias y siempre manteniendo el contacto con la sede para analizar las respuestas.

Durante las próximas semanas, todavía no se ha determinado cuántas, la actualización Beta 10.5 será probada por esa nueva masa de clientes. Se espera que pronto Tesla lance la versión definitiva para que la reciban todos aquellos conductores que pagaron por ella en su debido momento. Repetimos que no se trata de un sistema plenamente autónomo, aunque su nombre indique lo contrario. Es un asistente a la conducción de nivel 2, y por lo tanto el conductor siempre tiene la responsabilidad final.

Conversaciones: