La silla de ruedas de Toyota heredará componentes del coche eléctrico

Toyota va a presentar una evolución de su modelo JUU en el Salón del Automóvil de Tokio 2023.

Este prototipo puede subir escalones de 16 centímetros de altura o bajarlos con seguridad si son de no más de 30 centímetros.
Este prototipo puede subir escalones de 16 centímetros de altura o bajarlos con seguridad si son de no más de 30 centímetros.
29/10/2023 11:00
Actualizado a 29/10/2023 15:43

Las sillas de ruedas también evolucionan y los fabricantes de este tipo de vehículos para personas con movilidad reducida están aprovechando el reciente tirón de los coches eléctricos para aplicar la misma tecnología en ambos mundos. En el futuro compartirán más componentes para dar mayor libertad de movimiento a cualquier persona que lo necesite.

El sector de las sillas de ruedas ha evolucionado mucho en los últimos años, equipando sistemas de propulsión eléctricos. Ahora, Toyota ha presentado una evolución clave de su modelo JUU, con el que se facilitaría la vida de las personas con movilidad reducida.

Sortear obstáculos es lo más importante y las escaleras y escalones impiden el acceso a los usuarios con movilidad reducida a muchos edificios, viviendas, transporte público y a las propias calles de muchas ciudades. Todo a pesar de que España se ha vuelto más inclusiva en ese sentido.

Si la infraestructura no es capaz de adaptarse en su totalidad, entonces quizá sillas de ruedas eléctricas del estilo de la que va a mostrar Toyota en el Japan Mobility Show 2023 (Salón  de Tokio) podrían hacer más fácil la vida a personas con algún problema de movilidad en las piernas.

Casi siempre se habla de adaptar el entorno a las necesidades de los usuarios y en este caso es el vehículo el que se adapta a las dificultades. JUU dispone de dos motores eléctricos, uno de ellos de reserva por si el principal falla y para no dejar tirado al propietario. Ya en este prototipo hay componentes que provienen del campo de la automoción, asociados a tecnologías como la de gestión del par, para controlar la estabilidad del vehículo.

Este sistema se hace vital en maniobras de subida y bajada de escalones o de un único escalón, obstáculos principales con los que se puede encontrar un usuario de silla de ruedas en la vía pública o en cualquier edificio.

Así es la técnica para subir escalones de la Toyota JUU.
Así es la técnica para subir escalones de la Toyota JUU.

Lejos de complicaciones, de rampas estrechas o demasiado inclinadas o de tener que esperar a que se accione el ‘montacargas’ especial para superar la zona de escalones, con la silla de Toyota se pueden subir peldaños de hasta 15 centímetros de altura y bajarlos siempre que no tengan una altura mayor a 30 centímetros.

Una cola retráctil evita que la silla se vuelque hacia los lados o hacia atrás en las maniobras más complicadas. Por no hablar de un diseño moderno que nada tiene que ver con los clásicos vehículos de este tipo.

Y veremos más funcionalidad de la automoción en el futuro adaptadas a este tipo de sillas. Ya se trabaja en funciones de conducción autónoma que hagan posible que cualquiera de estos vehículos se dirija de forma automática a la parte de atrás del coche y se coloque en modo carga o que salga cuando el usuario lo solicite.

O, por qué no, para que se coloque junto a la puerta del conductor para que éste pueda disponer de mayores facilidades en las tareas de subida y bajada del automóvil.

Sobre la firma
Ruben Leal
Rubén Leal

Redactor de Híbridos y Eléctricos, cubriendo toda la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Ciencias de la Información por la Universidad de Málaga. Cursó el máster Comunicación y Periodismo Deportivo en la Universidad Europea. Además, ha trabajado en medios de comunicación del motor como Autopista, Motor1 y SoyMotor.

Temas