Scout, la marca más nueva de Volkswagen, ya tiene socio y es uno de los mejores de la industria

En los próximos años, Volkswagen lanzará al mercado una nueva marca en Estados Unidos. Una marca centrada en la experiencia 4x4 y en la movilidad eléctrica y ya trabajan en ello.

El nombre de Scout regresará a la vida tras décadas de ausencia en Estados Unidos.
El nombre de Scout regresará a la vida tras décadas de ausencia en Estados Unidos.
11/12/2023 10:01
Actualizado a 12/12/2023 15:15

Cuando pensamos en Volkswagen, solemos hacerlo de forma local, a nivel europeo, pero hay que entenderla como una compañía de escala global. Los alemanes tienen muchos frentes abiertos, casi todos centrados con la electrificación, pero sus objetivos son diferentes según el mercado. En Europa, buscan coches eléctricos baratos y funcionales; mientras que en Estados Unidos, han decidido lanzar una nueva marca centrada en la experiencia off-road eléctrica. El desarrollo ya ha comenzado y por fin sabemos cuál será el socio que acompañe a los alemanes en esta nueva aventura: Magna Steyr.

En Wolfsburgo saben que, para que su carrera eléctrica tenga éxito en América, es necesario cambiar de planteamiento. Su gama ID ya está presente al otro lado del charco, pero su penetración no está teniendo tan buenos resultados como se esperaban. El Volkswagen ID.4 es el modelo más vendido, por ahora, pero hace ya tiempo que Alemania buscó un planteamiento diferente. Estados Unidos es el país de los SUV y las pick-ups. Vehículos grandes y de sobradas capacidades fuera del asfalto, así que eso es lo que ofrecerán a partir de 2025. El reto es mayúsculo, pero al menos Volkswagen ha sabido rodearse de algunos de los mejores expertos del mundo.

Volkswagen Scout
Scout ya ha desvelado la primera imagen oficial de sus dos primeros lanzamientos. Un SUV y una pick-up.

Dos vehículos, una nueva fábrica y cientos de millones de dólares de inversión

Para esta nueva etapa, los alemanes han reflotado una marca que hace décadas desapareció de Estados Unidos. Allá por las décadas de los 60 y 70, Volkswagen trató de adentrarse en el mismo terreno con la compañía Scout. Vehículos todoterreno específicamente desarrollados para el mercado local. No tuvo éxito. Apenas vendieron y la nueva marca se diluyó rápidamente sin dejar herencia alguna. Ahora, tras 50 años de ausencia, vuelve a la palestra para plantar cara a firmas como Ford o General Motors. No cabe duda de que estamos ante una jugada atrevida. Un cara o cruz que podría salir tan bien como mal.

El lanzamiento de la marca se realizará con dos modelos bajo el brazo. Dos presentaciones de forma conjunta. Un SUV y una pick-up, ambos 100% eléctricos. No emplearán la famosa plataforma MEB del conglomerado alemán. Su desarrollo será totalmente diferente a los productos europeos, aunque sí tendrá un socio del Viejo Continente que le ayude en esta aventura. Magna Steyr se ha establecido como una de las mejores compañías fabricantes secundarias del mundillo. Una compañía especializada no sólo en la producción de calidad, también en el segmento de los todoterrenos. 

Los austriacos tienen su sede principal en Graz y en su historial encontramos desarrollos tan importantes como el del Mercedes Clase G. Hace ya tiempo que se rumoreaba con la posibilidad de esta alianza, aunque no ha sido hasta ahora cuando ha sido confirmada por el director ejecutivo de Volkswagen en Estados Unidos, Scott Keogh, a Automotive News.

Los ingenieros de Magna Steyr llevarán la voz cantante en cuanto a ingeniería. El coste no será barato para los alemanes. Sobre la mesa hay 492 millones de dólares, sólo en cuanto a la asociación con Magna. Además, hay que sumar la adaptación de las líneas de la planta de Carolina del Sur, el desarrollo total del vehículo y el pago a los trabajadores. Se espera que la producción arranque oficialmente en 2026.

Sobre la firma
foto Javier Gomara
Javier Gómara

Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

Temas