CONTEMPORARY AMPEREX TECHNOLOGY LTD

Renault y Nissan ya tienen nuevo proveedor de baterías para coches eléctricos

El principal fabricante de baterías de China, CATL, proveerá de sus paquetes de celdas a Nissan y Renault.

Renault y Nissan ya tienen nuevo proveedor de baterías para coches eléctricos.
Renault y Nissan ya tienen nuevo proveedor de baterías para coches eléctricos.

El principal fabricante de baterías de China, CATL, proveerá de sus paquetes de celdas a Nissan y Renault. Contemporary Amperex Technology Ltd (CATL) fabricará las baterías del nuevo Nissan Sylphy Zero Emission, un sedán completamente eléctrico que llegará al mercado chino durante la segunda mitad de 2018.

Este será el primer coche de Nissan en equipar baterías CATL y fabricarse en China, pero la marca continuará expandiendo su oferta de vehículos eléctricos en el mercado asiático. Tanto es así que Nissan acaba de anunciar sus planes de lanzar 20 nuevos vehículos electrificados en el país. Para hacer posible tal crecimiento, Nissan ha acordado con CATL el suministro de baterías para coches eléctricos, que en el caso del Sylphy alcanza una autonomía de 338 kilómetros (según el estándar chino).

Por su parte Renault, que también forma parte de la alianza junto con Nissan y Mitsubishi, también ha acordado utilizar baterías de CATL para sus vehículos eléctricos. El primer modelo del rombo en emplearlas será la nueva Renault Kangoo eléctrica que está actualmente en desarrollo. Otras marcas europeas como BMW y Volkswagen también son clientes de CATL. Según la publicación del diario Nikkei, las automotrices acuden al fabricante chino atraídas por el equilibro entre calidad y precio que ofrece.

CATL, que ya vende la mayor cantidad de baterías a los principales fabricantes de vehículos eléctricos en el mercado chino, ahora está en plena expansión y quiere cobrar mayor protagonismo en Europa y Estados Unidos. La compañía planea recaudar 13.100 millones de yuanes (1.670 millones de euros) este año mediante su salida a bolsa para hacer frente a este proceso expansivo. Esta operación financiaría la construcción de una nueva planta de celdas de batería –la segunda más importante del mundo– , lo suficientemente grande como para consolidar a China como líder mundial en tecnología de almacenaje de energía eléctrica.

Conversaciones: