Híbridos y Eléctricos

PEUGEOT, CITROËN, DS Y OPEL

Así son los próximos híbridos enchufables del Grupo PSA

Los próximos dos años son clave en la transición a la electrificación del Grupo PSA con el lanzamiento de sus primeros modelos electrificados, entre ellos la gama de híbridos enchufables que tomará un papel fundamental en su hoja de ruta.

Así son en profundidas los hibridos enchufables del Grupo PSA.
Así son en profundidas los hibridos enchufables del Grupo PSA.

La transición energética de la industria del automóvil requiere un esfuerzo por parte de los fabricantes para convertir sus tradicionales sistemas de producción a una nueva movilidad limpia y sostenible basada en la electrificación. En el caso del Grupo PSA, los próximos dos años son clave para su futuro, después de desarrollar su producto en torno a la tecnología de los motores de combustión, tanto de gasolina como diésel. A partir de 2019, Peugeot, Citroën, DS y Opel ofrecerán versiones eléctricas e híbridas enchufables que emitan menos de 49 gramos de CO2 por kilómetros.

En dos años, el grupo francés pondrá en el mercado ocho híbridos enchufables: DS 7 Crossback E-Tense, Peugeot 3008, Peugeot 508, Peugeot 508 SW, Citroën C5 Aircross y Opel Grandland X. A ellos se sumarán siete modelos 100% eléctricos, entre ellos el DS 3 Crossback E-Tense, recientemente presentado.

Componentes mecánicos de los coches híbridos enchufables del Grupo PSA-Versión 4x4

Componentes mecánicos de los coches híbridos enchufables del Grupo PSA-Versión 4x4.

Según Alexandre Guignard, Director de la unidad “Low Emission Vehicles” del Grupo PSA, dedicada al despliegue de vehículos 100% eléctricos e híbridos enchufables para las cinco marcas que conforman el grupo, “el Grupo PSA amplía su oferta para afrontar la transición energética gracias a una oferta multienergía”. Independientemente del modelo que elijan, los clientes de cualquiera de las marcas del grupo podrán elegir una versión térmica, híbrida o eléctrica.

La flexibilidad de la tecnología industrial del Grupo PSA se centra en el desarrollo de dos plataformas, CMP y EMP2, que admiten todos los trenes de tracción posible y que permiten responder a las variaciones del mercado y a las expectativas de sus clientes. La estrategia del grupo francés se basa, como la de otros grandes fabricantes, en equipar sus plantas de producción para fabricar en una misma línea vehículos térmicos, híbridos y eléctricos.

El mercado híbrido enchufable

En 2025, se espera que el mercado de vehículos eléctricos e híbridos enchufable multiplique por 10 las ventas de 2017. En Estados Unidos se pasará de 200.000 vehículos electrificados en 2017 a 1,7 millones en 2025 y los híbridos enchufables representarán dos tercios de ese mercado con 1,2 millones de unidades. En 2025, en Europa los híbridos enchufables supondrán la mitad de los vehículos electrificados, con 1,9 millones de unidades circulando, de los 3,5 millones que se espera que alcancen en 2025. Por último en China se pasará de 590.000 vehículos electrificados en 2017 a 4,7 millones en 2025, de los que 3,7 millones serán híbridos enchufables.

Tecnología híbrida enchufable del Grupo PSA

En 2025, toda la oferta del Grupo PSA estará electrificada. Según Frédéric Leganier Guignard, Director de Estrategia industrial, “nuestra estrategia se basa en dos fuertes pilares para responder a un mercado en transición: plataformas modulares y plantas de producción flexibles que generarán una amplia gama de productos”.

Sobre la plataforma CMPCommon Modular Platform— se fabrican los modelos urbanos de los segmentos B y C, y los SUV compactos. En 2021 el Grupo PSA contará con siete modelos 100% eléctricos que estarán fabricados sobre la variante eCMP de esta plataforma, que estará operativa a partir de 2019.

La plataforma EMP2Efficient Modular Platform— fue lanzada en 2013 en Europa y en 2014 en China sustituyendo a la antigua plataforma BVH. Genera los modelos compactos del segmento C, los de mayor tamaño del segmento D y los SUV grandes. Además, permitirá la fabricación de las nuevas versiones híbridas enchufables del grupo. En 2021, serán ocho los modelos híbridos enchufables en el catálogo de las cuatro marcas: el DS 7 Crossback E-Tense 4x4 estará disponible en Europa a partir de septiembre de 2019. Progresivamente se lanzarán otros siete vehículos hasta 2021 entre ellos los Peugeot 508, 508 SW, y 3008, el Opel Grandland X y el Citroën C5 Aircross.

Las plantas de Sochaux, Mulhouse, Rennes y Eisenach serán las primeras capaces de fabricar una variedad amplia de carrocerías, desde berlinas de cuatro y cinco puertas, versiones familiares, monovolúmenes, sedanes y SUV y dotados de diferentes tecnologías de tracción, gasolina, diésel, e híbridos de dos o cuatro ruedas motrices. Así, por ejemplo Sochaux fabricará el Peugeot 3008 y el Opel Grandland X, Mulhouse el DS 7 Crossback E-Tense 4x4 y los Peugeot 508 y 508 SW, en Rennes el Citroën C5 Aircross y en Eisenach el Opel Grandland X.

La inversión que el grupo PSA ha dedicado al desarrollo de la plataforma EMP2 es de 630 millones de euros, además de otros 100 millones de euros en la industrialización de las platas para adecuarlas a la fabricación de los híbridos enchufables.

Eje trasero multibrazo

Eje trasero multibrazo.

Características de los híbridos enchufables

Como demuestran las previsiones, la tecnología híbrida enchufable será protagonista en esta nueva etapa del Grupo PSA. “El 50% de los trayectos en Europa tiene una distancia inferior a 15 km. El híbrido enchufable es una solución óptima para circular en modo eléctrico en los pequeños trayectos diarios conservando la autonomía de un motor térmico en los viajes largos”, afirma Olivier Salvat, Director del programa PHEV.

Los híbridos enchufables del Grupo PSA tienen una autonomía eléctrica media de 50 kilómetros, consumen un 40% menos en comparación con un vehículo térmico, 2,2 l/100 km, y emiten menos de 49 g/km de CO2 , todo ello en el ciclo de homologación WLTP. Sus prestaciones alcanzan hasta los 300 CV y su habitabilidad es idéntica a la de los térmicos, con la ventaja de que puede acceder a las zonas restringidas de las ciudades.

El Grupo PSA lanzará dos variantes diferentes de sus híbridos eléctricos. Una de cuatro ruedas motrices que cuenta con un motor de gasolina de 200 CV PureTech 1.6 que cumple la futura normativa Euro 6.3 y dos motores eléctricos de 80 KW (110 CV) alimentados por una batería de 13 kWh de capacidad. La transmisión es responsabilidad de una caja de cambios automática y electrificada de 8 marchas.

La segunda, con dos ruedas motrices cuenta con el mismo motor de gasolina de 180 CV PureTech 1.6 y un motor eléctrico de 80 KW (110 CV). En este caso se alimenta de una batería de 12 kWh contando con la misma transmisión automática de 8 marchas que la variante de tracción total.

Batería de iones de litio de 300 voltios

Batería de iones de litio de 300 voltios.

Estarán disponibles cuatro modos diferentes de conducción: 100% eléctrico (ZEV), híbrido, 4x4 y sport. En modo eléctrico la velocidad máxima a la que se puede circular, siempre que exista carga en la batería, es de 135 km/h, antes de que se ponga en marcha el motor de combustión. El sistema de recuperación de energía de la frenada y las desaceleraciones es capaz de recuperar hasta un 10% de la autonomía. La recarga completa de la batería se logra en algo menos de dos horas.

La tecnología híbrida enchufable requiere incorporar algunas evoluciones en relación a la versión térmica. La dificultad está en integrar el nuevo conjunto de sistemas eléctricos sin afectar a las prestaciones del vehículo.

Gracias a la arquitectura modular el bloque delantero es tan solo 3,5 cm más grande que el de la versión térmica, permitiendo un proceso de ensamblaje idéntico. Para el montaje de los principales componentes mecánicos se han realizado una serie de adaptaciones para asegurar la flexibilidad de la producción entre los procesos de fabricación térmica e híbrida, ya que se añaden piezas suplementarias como la batería, el motor eléctrico o el sistema de refrigeración específico y piezas modificadas como eje trasero, el depósito de combustible, la línea de escape y las piezas de acabado.

El bloque delantero, formado por el ell motor eléctrrico y el motor de combustión

El bloque delantero, formado por el ell motor eléctrrico y el motor de combustión.

Para logar una eficiencia industrial óptima, todos los modelos híbridos enchufables fabricados usando la plataforma EMP2 tienen una arquitectura trasera común. Tanto las versiones de dos ruedas motrices como las de cuatro ruedas motrices, el motor eléctrico adicional se integra en un nuevo eje trasero multibrazo electrificado que, incluye además un transformador y un modulador.

En cuanto al montaje de la carrocería el proceso de producción automatizado permite a la plataforma térmica o híbrida integrarse en el mismo flujo de la línea de producción. La versión híbrida recibe pequeñas adaptaciones en relación a la variante térmica que son integradas industrialmente en los talleres de soldadura y que no afectan a la carrocería, salvo en el lateral izquierdo, donde se integra la boca de recarga eléctrica. Se conserva la habitabilidad para pasajeros y el espacio para el maletero, al situarse la batería en la parte baja del vehículo y bajo los asientos.

El monocasco del vehículo se refuerza con una estructura integrada sobre los componentes existentes para proteger el habitáculo y la batería. Además, los elementos de confort térmico estarán gestionados eléctricamente gracias a un compresor para el aire frío y una calefacción eléctrica, ambos de 5 kW de potencia que funcionan a 300 voltios.

El sistema de frenado regenerativo con asistencia eléctrica, “i-booster” permite a los motores eléctricos recuperar energía en las fases de frenada y deceleración mediante la conversión de la energía cinética en energía eléctrica que se almacena en la batería.

La planta de prototipos de Sochaux

En la ciudad de Sochaux, al noreste de Francia, muy cercana a la frontera con Suiza y Alemania, el Grupo PSA dispone de uno de sus centros de producción más antiguos, fundado por Peugeot. En su interior se encuentra el taller de prototipos, una pequeña línea de montaje compacta en la que se montan 180 prototipos antes de pasar a la línea de fábrica, 18 meses antes de su lanzamiento comercial.

Línea de montaje de los modelos híbridos enchufables del Grupo PSA

Línea de montaje de los modelos híbridos enchufables del Grupo PSA.

En ella se encuentran dos puestos a los que las carrocerías llegan ya soldadas y pintadas y en los que una treintena de operarios montan una versión previa del vehículo. En ella se valida el montaje, se detectan eventuales dificultades como la conformidad de las piezas y se optimizan las operaciones de montaje.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4, el primero en llegar

El primero de los híbridos enchufables que el Grupo PSA llevará al mercado es el DS 7 Crossback E-Tense 4x4, un SUV de 4,57 metros de largo que homologa un consumo de 2,2 l /100 km y unas emisiones de 49 g/km en el ciclo WLTP.

Su tren de tracción está compuesto por un motor de gasolina de cuatro cilindros y 1,6 litros, que entrega una potencia de 200 CV (147kW) que acciona las ruedas delanteras. Además dispone de dos motores eléctricos uno en cada eje, de 80 kW (110 CV) cada uno. La potencia conjunta es de 300 CV y el par motor de más de 450 Nm La transmisión automática es una caja de cambios con asistencia eléctrica de ocho velocidades EAT8.

En modo eléctrico es capaz de recorrer 50 kilómetros con cada carga de la batería de 13,2 kWh, admitiendo una velocidad máxima de 135 km/h. La velocidad máxima del vehículo es de 220 km/h. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,5 segundos y la recuperación de 80 a 120 km/h de 4,4 segundos.

Conversaciones: