Híbridos y Eléctricos

MÚLTIPLES OPCIONES

BMW explorará el hidrógeno en su nueva y polivalente plataforma Neue Klasse

BMW es una de las marcas que más apuestan por el hidrógeno como uno de los combustibles del futuro. Su plataforma Neue Klasse será tan polivalente que podrá admitir sistemas híbridos con célula de hidrógeno.

BMW iX5 Hydrogen in Arjeplog Feb 22
BMW no renuncia al hidrógeno y mantiene la puerta abierta en su plataforma Neue Klasse

No es ningún secreto que BMW trabaja en una nueva generación de eléctricos. Las esperanzas puestas en la plataforma Neue Klasse son muchas. Los alemanes esperan convertirla en la piedra angular de su estrategia de futuro. Una arquitectura modular y polivalente que permitirá la integración con diversos formatos eléctricos, incluido el hidrógeno. El propio CEO de BMW ha comentado que la empresa explorará el uso de sistemas de celda de combustible en su flamante plataforma Neue Klasse (Nueva Clase).

Los de Múnich tienen marcado en rojo, y en todos los colores, el año 2025. Dentro de tres años BMW dará un cambio radical a todo su porfolio de productos. La nueva plataforma polivalente se convertirá en el eje principal sobre el que pivotará todas las estrategias del futuro. La Neue Klasse se convertirá en el nuevo Mesías de la compañía, permitiendo explorar nuevos conceptos y un mayor número de versiones mecánicas, incluido el hidrógeno, al que BMW siempre ha mirado con buenos ojos a pesar de las múltiples oposiciones.

A lo largo de los años BMW ha desarrollado y mostrado diferentes unidades basadas en el hidrógeno como combustible principal. Actualmente trabaja en el BMW iX5 Hydrogen. Su desarrollo todavía no se ha completado, aunque a finales de año esperan lanzar al mercado una pequeña serie de modelos que serán vendidos y mostrados al mundo como el claro ejemplo de que el hidrógeno tiene cabida en nuestras vidas como un combustible limpio y eficaz.

bmw-ix5-hydrogen_01
BMW siempre ha apostado por el hidrógeno, y seguirá haciéndolo

BMW considera que el papel del hidrógeno en la movilidad individual debe reevaluarse, pues actualmente la industria lo plantea exclusivamente para el sector de la logística y el transporte de mercancías. En opinión de BMW el hidrógeno es la pieza clave que falta en el rompecabezas, pudiendo completar el concepto de electromovilidad. Esa importancia centrada en el preciado elemento es la les ha llevado a plantear una plataforma de nueva generación capaz de adaptarse a múltiples soluciones.

El propio CEO de la compañía, Oliver Zipse, ha sido el encargado de transmitir las múltiples opciones de la plataforma Neue Klasse. Aunque se haya desarrollado para modelos eléctricos, también se ha pensado para el desarrollo de sistemas híbridos basados en el hidrógeno. Una pila de combustible capaz de quemar hidrógeno y generar electricidad capaz de almacenarse en una batería y ser desprendida a los motores eléctricos.

La pregunta es: ¿cuándo veremos esas unidades? Ni siquiera Zipse se ha aventurado a dar fechas concretas. El abanico de lanzamientos es muy alto, y dependerá en gran medida de la respuesta del mercado, pero la opción siempre es posible. La plataforma Neue Klasse hará acto de presencia en 2025 con el lanzamiento de un SUV y un sedán del segmento D. Su producción arrancará ese mismo año en la planta de Hungría para posteriormente ampliar la fabricación en la fábrica de Múnich en 2026.

Conversaciones: