Híbridos y Eléctricos

MÁS ALLÁ DE 2030

Sin que suponga cambiar nada en sus coches eléctricos, Mercedes quiere mantener su V8 de gasolina

Joerg Bartels, responsable de desarrollo de modelos de Mercedes, ha asegurado que en los planes de la compañía no está eliminar el motor V8 de gasolina, siempre que el mercado así lo pida.

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE F1 Edition
Mercedes no quiere eliminar su motor V8 de gasolina de su catálogo

Mercedes-Benz es una compañía que lleva ya varios años enfocada en su meta de presentarse como una marca 100% eléctrica. Su generosa gama de vehículos “cero emisiones” así lo atestiguan. Sin embargo, y contra todo pronóstico, en unas últimas declaraciones del vicepresidente de desarrollo de vehículos de la marca, Joerg Bartels, ha reconocido que su intención es la de continuar ofertando modelos equipados con el motor V8 de gasolina más allá del año 2030

Dicho directivo ha acatado que esto dependerá, en mayor medida, de “si las condiciones del mercado lo permiten”, algo que promulgan directamente como dar una cierta flexibilidad de mecánicas a un tipo concreto de cliente y sobre mercados seleccionados. 

Ello no tendrá una repercusión sobre los planes eléctricos de la compañía, quienes ya esperan contar con una línea de modelos 100% eléctricos a partir de 2030. Por tanto, los vehículos que seguirán ofreciendo este bloque motor de gasolina, serán los que apunten a una máxima deportividad y a un nicho de ventas muy concreto y reducido. 

Es probable que este motor V8 tan característico a día de hoy, se presente únicamente para modelos concretos firmados por AMG. Este departamento de vehículos deportivos ya cuenta en su catálogo con alternativas 100% eléctricas, como el Mercedes-AMG EQE 53 o nuevos modelos que llegarán más adelante, como el esperado deportivo eléctrico. Asimismo, el directivo durante su entrevista en el medio Car Sales afirmó que “la desaparición del V8 podría no ocurrir hasta bien entrada la próxima década”

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE (4MATIC+).
El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance ya hace uso de tal V8 vinculado a un sistema de hibridación enchufable

Los planes de Mercedes-Benz son claros y han quedado recalcados por Bartels en su entrevista: “ser neutrales en emisiones de CO2 a finales de los años 30 y a partir de 2030 solo vender coches eléctricos”. Sin embargo, a esta apreciación, el directivo aclaró que “si todavía hay una demanda de clientes para el V8 de gasolina en algunas regiones, y todavía es parte de nuestra oferta, ¿por qué deberíamos detenerla?”, puntualizó. 

Bien es cierto que aunque en Mercedes-Benz sigan llevando a cabo la fabricación y comercialización de sus motores V8 de gasolina, estos deberán acatarse a las normas de reducción de emisiones de la UE, por lo que es más que probable que estos llegasen de la mano de una profunda electrificación paralela en forma de hibridación enchufable. “Todo dependerá de las regulaciones de emisiones”, aseguró el responsable.

Para extender la comercialización de este V8, Bartels cree que existen muchos condicionantes: las mencionadas regulaciones de emisiones, la demanda de sus clientes y, por último, el precio que estarían dispuestos a pagar. “Puedes encontrar soluciones técnicas para cada solicitud y cada regulación, pero a veces se combina con costos más altos por el que el cliente no está dispuesto a pagar”. 

Es más que probable que las propias regulaciones impuestas por Europa den por imposible la comercialización de estos motores de gasolina “probablemente será difícil a partir de mediados de esta década, tal vez. Pero las regulaciones finales para EU7 aún no están disponibles como para saber eso”. 

En la marca se encuentran actualmente disminuyendo de forma notable todos los vehículos con motores más grandes en favor de unos más tímidos o, directamente, por la electrificación. Por ello, es más que probable que a partir del 2030 la comercialización de este bloque V8 se limite a modelos de tiradas muy cortas o en vehículos exclusivos

Conversaciones: