Híbridos y Eléctricos

LA NUEVA DIRECCIÓN NO LO APOYA

Adiós al nuevo modelo de propiedad de vehículos eléctricos de Canoo

Los cambios en la dirección de Canoo están provocando que la empresa californiana abandone su estrategia de modelo de propiedad basado en la suscripción, que junto a una plataforma eléctrica muy flexible eran su base diferenciadora.

Furgoneta electrica canoo
Furgón eléctrico MPP1 y sus derivados, la base de la estrategia de fabricación por contrato de Canoo.

Canoo se está alejando poco a poco de su plan original de ofrecer su primer vehículo de producción, un minibús eléctrico presentado en 2019, bajo un sistema de suscripción que pretendía cambiar el modelo de propiedad actual, basado en la compra directa. Con esa misma estrategia pretendía poner en el mercado una furgoneta eléctrica y una pick-up eléctrica, basada en la misma plataforma eléctrica flexible. Actualmente, los cambios en su dirección, cuyo último movimiento es la salida a finales de este mes de Ulrich Kranz, el segundo de sus cofundadores, están cambiando la estrategia hacia la conversión de la startup en un fabricante por contrato.

La startup californiana Canoo fue fundada a fines de 2017 por un grupo de ex empleados de Faraday Future entre los que se incluyen los ejecutivos de BMW Kranz y Krause. Desde su nacimiento se presentaba como una startup innovadora que pretendía sustituir el modelo de negocio actual por un servicio de suscripción totalmente flexible. Además, pensaba hacerlo con unos vehículos revolucionarios basados en una plataforma común en forma de patinete sobre la que es posible crear numerosas variantes de carrocería con una misma base técnica.

Plataforma Canoo demostracion

La plataforma eléctrica de Canoo seguirá siendo la base tecnológica de todos sus vehículos, se vendan como se vendan.

Los múltiples cambios que se están produciendo en la dirección de la empresa están dando vuelta a la estrategia de comercialización de Canoo. El último movimiento es el abandono de la empresa de su consejero delegado, Ulrich Kranz, uno de los cofundadores, que dejará el cargo el 30 de abril. Su puesto será asumido por el actual presidente ejecutivo Tony Aquila que también realizará las funciones de director ejecutivo. El directivo es uno de los mayores inversores de la empresa, que bajo su mando parece tomar una nueva dirección estratégica.

Aquila desarrollará la nueva estrategia de dos fases claramente diferenciadas. La fase 1 se basará en la fabricación por contrato para comenzar la producción de derivados de la furgoneta eléctrica MPP1 LV, para la que en unos días se anuncia la elección de proveedores. La fase 2 servirá para avanzar en la implementación de la fábrica donde se ensamblará el MPP1 y todos sus derivados ya con un alto volumen de producción. “Estamos en conversaciones avanzadas con varios gobernadores para decidir su ubicación. Creemos que esta medida conducirá a la creación de unos 2.000 puestos de trabajo bien remunerados”, asegura Aquila.

En lo que no hay cambios es en la tecnología de la plataforma sobre la que se basarán todos sus modelos. El comunicado emitido por la empresa también dice específicamente que se devaluará la división de "servicios de ingeniería por contrato", es decir, los servicios de desarrollo para otros fabricantes. "Esto protegerá nuestra propiedad intelectual, y acelerará la creación y el lanzamiento de nuestros derivados, lo que aumentará nuestras posibilidades de obtener el mayor retorno de la inversión".

¿Qué ha pasado en la dirección de Canoo?

Hace casi un año, fue Stephan Krause el primero que abandonó la compañía, siguiendo los pasos del ex director de Opel Karl-Thomas Neumann. Recientemente también renunció el director financiero, Paul Balciunas. Ahora, en un comunicado de prensa oficial se anuncia que Ulrich Kranz también dejará la empresa a fin de mes, al igual que el abogado jefe Andrew Wolstan, quien será reemplazado por Héctor Ruiz, que anteriormente trabajó con Aquila en Solera Holdings. Uno de los pocos cofundadores que se mantiene fiel a la startup es Richard Kim, quien dirigió el equipo de diseño del i8 y el i3 en BMW.

Canoo pickup truck portada

Pick-up eléctrica de Canoo.

La reorganización de Canoo se produce bajo la estela de la OPI (oferta pública inicial) realizada tras la fusión con una SPAC (Special Purpose Acquisition Companies) creada para recaudar el capital inicial. Aquila asumió el papel de presidente ejecutivo de Canoo como parte de esta fusión a finales de 2020. Desde entonces, se ha centrado en alejar la puesta en marcha de su objetivo original de desarrollar más vehículos similares a microbuses. Como presidente ejecutivo actúa como máxima autoridad del organismo supervisor y también asume la función de gestión sobre los negocios de la empresa que es independiente del cargo de director general.

Este cambio de estrategia ya fue insinuado en marzo durante la primera conferencia con inversores, donde también se anunció que la cooperación con Hyundai y Kia no se llevaría a cabo. En el comunicado sobre la nueva asignación de puestos, Aquila afirma que Canoo dirigirá su modelo de negocio “para satisfacer mejor la mayor demanda del mercado". Asegura haber realizado un análisis integral con expertos internos y externos que ha dado como resultado que la furgoneta eléctrica basada en la plataforma Canoo “jugará un papel importante en el crecimiento de la compañía”. La versión de producción deberá estar disponible para recibir pedidos a partir del segundo trimestre de 2021, y las primeras entregas se realizarán a partir de 2023.

Conversaciones: