Híbridos y Eléctricos

POR 135 MILLONES DE DÓLARES

CATL se hace con un yacimiento de 2,7 millones de toneladas de óxido de litio

La compañía de baterías china CATL ha hecho pública la adquisición de los derechos de explotación de un yacimiento de litio, clave para garantizarse existencias de este material ante la posible falta de suministros en el futuro.

CATL cierra la adquisición de un nuevo yacimiento de litio en China
CATL cierra la adquisición de un nuevo yacimiento de litio en China

CATL se ha hecho con los derechos de explotación de un depósito de litio en China. Esta adquisición llega en un momento crítico para el mercado de fabricantes de baterías para coches eléctricos, quienes se ven sobrepasados por la alta demanda que están recibiendo de estos componentes en los últimos meses, consecuencia del elevado interés en los vehículos eléctricos. Algo que repercute directamente en una falta de stock de baterías para vender o suministrar a los fabricantes.

La carrera por lanzar nuevos coches eléctricos ha dado paso a una nueva lucha por la obtención de litio, un material indispensable para la fabricación de la práctica totalidad de baterías actuales. El litio está siendo realmente cotizado en el mercado de los fabricantes de baterías, quienes han visto cómo su precio se ha visto incrementado hasta en un 280% a lo largo de todo el año 2021; en lo que llevamos de año 2022, su precio ya ha aumentado un 127% adicional, según los datos recopilados por Benchmark Mineral Intelligence.

Esta brutal escalada de precios está dando más de un quebradero de cabeza, tanto a fabricantes de baterías como a las propias marcas de vehículos, pues la subida de precio va pasando de un escalón a otro hasta culminar en el propio comprador del coche eléctrico. Es por ello que muchos especialistas de baterías están luchando por hacerse con yacimientos de litio ubicados en diferentes puntos del planeta.

CATL, el mayor fabricante de baterías del mundo, ha anunciado que ha ofrecido un montante económico de 135 millones de dólares al gobierno de la región donde se asienta el recién hallado yacimiento de litio en China. Según se estima, esta explotación puede disponer de un depósito que se estima en torno a los 2,66 millones de toneladas de óxido de metal de litio, según aseguró la propia compañía de baterías en un comunicado reciente.

La noticia lanzada por CATL ha llegado en el mejor momento posible, pues el propio Elon Musk, durante su conferencia por los resultados financieros de Tesla referentes al primer trimestre de 2022, ha hecho especial hincapié en la necesidad de más inversión en la minería de litio, ya que considera que este es un “factor limitante fundamental”. Según el CEO de Tesla, esta falta de suministros podrá provocar a muy corto plazo un cuello de botella mucho peor que el que ya hemos conocido con la crisis de abastecimiento de microchips. El CEO de Rivian también dio hace algunos días su opinión sobre esto, la cual es prácticamente idéntica a la expuesta por Musk.

Queda claro que el mercado de las baterías, junto al de los coches eléctricos, puede volverse realmente complicado en caso de que los fabricantes de estos componentes no encuentren la solución para dar continuidad al suministro, ya que, recordemos, los coches eléctricos actualmente cuentan con una cuota de mercado de un bajo porcentaje, cifra que irá ascendiendo de forma anual hasta que llegue el día en el que únicamente se comercialicen vehículos eléctricos.

Hace algunos días, CATL también anunció su asociación con diversas compañías estatales afincadas en Indonesia en un proyecto valorado en más de 6 mil millones de dólares, el cual llevará a cabo extracciones de níquel, materiales varios para baterías, fabricación y reciclaje. Esto entra dentro del marco de los esfuerzos que está realizando la compañía china en pos de asegurar el suministro de recursos, así como el de los propios dispositivos de baterías a los diferentes fabricantes. 

Conversaciones: