Híbridos y Eléctricos

A PROPUESTA DE LUCA DE MEO

La escisión del negocio de los coches eléctricos de Renault, cada vez más cerca

Renault ha confirmado que está estudiando su estrategia de futuro considerando la escisión del negocio de vehículos eléctricos en una entidad independiente con sede en Francia y que afectaría a varias de sus plantas de producción, incluidas las españolas.

Division coches electricos renault-portada
Renault cada vez más cerca de escindir su negocio de coches eléctricos.

Lo que el mes pasado se consideraba como una posibilidad dentro de los planes de futuro de Renault, sobre todo tras su salida del mercado ruso, parece estar cada vez más cerca. El grupo francés ha confirmado que está revisando la estrategia propuesta para la escisión de su negocio de coches eléctricos como una entidad independiente y ha proporcionado algunos detalles sobre las consecuencias de esa decisión. En concreto, crearía una empresa con sede en Francia que se dedicaría al desarrollo, producción y distribución de los vehículos eléctricos y su software.

A principios de abril de este año varios altos directivos de Renault entre los que se encuentra en propio CEO Luca de Meo y el director financiero Thierry Pieton, habían presentado un plan que contemplaba esta escisión a los analistas. La nueva entidad, completamente autónoma, se basaría en un modelo de negocio adaptado a las especificidades de los coches eléctricos.

Entre sus funcionalidades estaría la capacidad para realizar asociaciones enfocadas al desarrollo de nuevas tecnologías y servicios, según explica Renault en su comunicado. A su vez, Renault también está investigando la posibilidad de agrupar sus actividades relacionadas con los automóviles híbridos y de combustión en una unidad separada que tendría su sede fuera de Francia. Entre ambas empresas sumarían alrededor de 10.000 empleados en 2023.

Aunque no ha sido confirmado por parte del grupo francés, es probable que ambas empresas se mantengan como miembros de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, encajándose en el modelo ideado para ella. “El objetivo de estas consideraciones estratégicas es adaptar cada tecnología, aprovechando las fortalezas y la experiencia del grupo en sus diversos mercados y dentro de la alianza”, escribe Renault.

La medida tiene como objetivo principal fortalecer el negocio de los coches eléctricos del grupo, con la vista puesta en convertir a Renault en una marca totalmente eléctrica en Europa para 2030. La condición de que la nueva empresa de vehículos y software esté ubicada en Francia viene dada porque el estado francés tiene una participación del 15 % en el accionariado del Grupo Renault. Además, se establece explícitamente que la división de motores de combustión debe estar ubicada fuera de Francia. Esto también le daría a la división electrónica acceso a los recursos industriales de Renault en Francia, como el clúster de la industria de movilidad eléctrica ElectriCity, un polo industrial que agrupa las factorías de Douai, Maubeuge y Ruitz con el objetivo de producir 400.000 vehículos eléctricos al año hasta 2025.

Division coches electricos renault-interior
Renault crearía una división de coches eléctricos con sede en Francia y otra para híbridos, híbridos enchufables y combustión que se situaría fuera del país galo a la que se agregarían las plantas de tren motriz en España, Portugal, Turquía, Rumania, Brasil, Chile y Argentina.

Como parte de su estrategia Renaulution, el fabricante ha comenzado a invertir más en la cadena de suministro de materiales y componentes para vehículos eléctricos. “El Grupo Renault ha tomado la decisión estratégica de ubicar la producción de los principales componentes de la cadena de valor de la movilidad eléctrica en Francia, demostrando su determinación de desarrollar actividades de alta tecnología en mercados de alto potencial y posicionarse como el líder europeo en el sector”, afirma.

Sobre el futuro de la división de combustión interna, Renault dice que dadas las capacidades innovadoras y las importantes mejoras en la reducción de emisiones de este tipo de vehículos, los híbridos e híbridos enchufables “tienen unas perspectivas y ventas importantes a largo plazo con grandes oportunidades en Europa y en los mercados internacionales”. Por eso, es probable que se agreguen a esta división las plantas de tren motriz en España, Portugal, Turquía, Rumania, Brasil, Chile y Argentina, al igual que los departamentos de desarrollo correspondientes en España, Rumania, Turquía y Brasil.

Finalmente, en el comunicado, Renault destaca que estas ideas no dejan de ser opciones que todavía hay que analizar y discutir. Todo esto se está ya debatiendo con los representantes de los trabajadores a nivel de grupo y en los países involucrados. “El desarrollo de estas consideraciones estratégicas continuará a través del diálogo social”, concluye.

Nissan, que posee un 15 % de las acciones de Renault pero sin derecho a voto, acaba de anunciar que es demasiado pronto para realizar esta misma operación dentro de la estructura empresarial del fabricante japonés, a pesar de que los franceses poseen una participación mayoritaria en él. Luca de Meo ya ha anunciado que planea reunirse con sus ejecutivos en Japón para discutir la propuesta.

Conversaciones: