Híbridos y Eléctricos

OCTAVA GENERACIÓN

Adiós V8, hola baterías: el primer Ford Mustang eléctrico ya tiene fecha de llegada

Antes o después tenía que suceder. El Ford Mustang es todo un icono a nivel mundial y no podía escapar a la electrificación. A lo largo de sus ya siete generaciones se ha granjeado un merecido reconocimiento internacional, pero su próxima etapa será bien diferente.

Ford-Mustang-Lithium-Delantera
El cambio es inevitable, el Mustang se volverá 100% eléctrico antes de que acabe la década.

La era eléctrica no es una posibilidad sino toda una realidad. En los próximos años, la industria seguirá ampliando sus gamas 100% eléctricas con el lanzamiento de nuevas unidades y la reconversión de modelos tradicionales. Los fabricantes se encuentran ante muchas dudas sobre cómo afrontar estos trascendentales cambios. En Ford tienen muy claro cómo encarar el futuro y ya nos lo han demostrado en el presente. El Ford Mustang es todo un icono a nivel mundial, una marca en sí misma, pero llegará la hora del cambio. El deportivo americano se volverá 100% eléctrico para su próxima generación y llegará a la calle en 2029.

Acabamos de descorchar el 2023 y ya estamos pensando en los últimos compases de la década de los 20. Los próximos años, las factorías serán un hervidero de actividad electrificada. El Mustang lleva en el mercado desde el año 1964. El deportivo americano por antonomasia celebra en 2024 sus seis décadas de vida. Un modelo senior que puede decir con orgullo que se encuentra en la cúspide de su vida comercial. El haber traspasado las fronteras americanas le ha sentado muy bien, tanto que hoy es uno de los deportivos más vendidos a escala mundial.

El nombre Mustang es reconocido en todo el mundo y es por eso que Ford se apoyó en él para sacar al mercado su primer eléctrico comercial, el Ford Mustang Mach-E. Lo que muchos consideraron como una herejía, hoy lo vemos como algo completamente común. Los de Detroit quieren convertir el modelo en toda una familia eléctrica, incluyendo el SUV, que pronto recibirá una variante coupé, y el deportivo clásico que mantendrá la esencia deportiva con una carrocería baja y atractiva. Eso no va a cambiar.

Ford and Webasto today reveal Mustang Lithium, an ultra-high-performance battery-electric Mustang fastback prototype. With more than 1,000 ft.-lbs. of torque and more than 900 horsepower instantaneously available, this Mustang amps muscle car performance to a new level and helps gauge the level of interest the next wave of performance customers have in lightning-quick performance that only fully electric powertrains can deliver.
La familia Mustang crecerá con nuevas carrocerías, pero siempre con un enfoque eléctrico.

Lo que sí va a cambiar es el enfoque mecánico. Poco a poco, la electrificación irá sumándose a la familia. Primero un híbrido, después un híbrido enchufable y, finalmente, un eléctrico puro. Una transición paulatina que hará de la séptima generación, la actual, la más longeva de todas. Su etapa comercial se dilatará hasta el año 2028, momento en el que será sucedida por la primera versión 100% eléctrica que arrancará su producción en 2029, tal y como recogen los expertos de Autoforecast.

Como era de esperar, los detalles que rodean al Mustang eléctrico son, por el momento, escasos. Todas las informaciones apuntan a que el deportivo empleará la plataforma GE2.2 o, al menos, una versión acondicionada de la misma. Esa misma estructura está programada para diversos modelos dentro de la compañía como la segunda generación del Mustang Mach-E y las próximas ediciones 100% electrificadas de los Ford Explorer y Expedition. Una arquitectura diseñada para eléctricos puros que quiere decir que la octava generación del Mustang no podrá equipar motores térmicos.

Los rumores de un Mustang eléctrico no son nada nuevo. La propia Ford se ha encargado de alimentarlos como maniobra de concienciación. A finales de 2019 tuvimos el primer adelanto de este futuro. Apodado como Mustang Lithium, la carrocería convencional escondía un tren motriz 100% eléctrico con 900 caballos de potencia, una caja de cambios manual de seis velocidades y 1.355 Nm de par dirigidos a las ruedas traseras. Los próximos años serán importantes en esa ardua tarea que tratará de cambiar la mentalidad de muchos conductores, principalmente los americanos.

Conversaciones: