Híbridos y Eléctricos

ASÍ DECIDIERON TOMAR EL ADN MUSTANG

El Ford Mustang Mach-E nació tras descartar un Focus 'crossover' eléctrico que no gustó a nadie

Darren Palmer, jefe de vehículos eléctricos de Ford, ha hablado en una entrevista sobre el Mustang Mach-E. El primer coche eléctrico de la marca iba a ser en principio una versión de un Focus crossover, pero a los ejecutivos no les gustó la idea.

Ford habla sobre el Mustang Mach-E: la idea original era hacer un Focus eléctrico
Ford habla sobre el Mustang Mach-E: la idea original era hacer un Focus eléctrico

El Ford Mustang Mach-E será el primer coche eléctrico de Ford, un SUV en cuyo nombre han depositado buena parte del marketing del modelo. La marca 'Mustang' es ya una leyenda en la industria del automóvil, sinónimo de músculo norteamericano y prestaciones a precio asequible. El Mustang Mach-E compartirá el nombre con el famoso deportivo pero también rasgos de diseño y estilo, en una decisión que no está tomada por azar.

En una entrevista concedida a Electrek, el jefe de vehículos eléctricos de Ford, Darren Palmer, ha hablado sobre su próximo modelo eléctrico y nos ha revelado algunos detalles desconocidos hasta ahora. Como, por ejemplo, que el primer coche eléctrico de Ford iba a ser al principio una versión crossover derivada del Focus. Sin embargo, los ejecutivos de la compañía echaron al traste los planes de aquel coche después de ver la primera maqueta de arcilla. La idea no gustó en Dearborn.

A aquel diseño le faltaba pasión, dice Palmer, y decidieron enfocarlo de otra manera. Lo que sí estaba claro es que sería un crossover y así se mantuvo, pero el diseño tenía que ser pasional y hacer que «la gente lo quisiera realmente», más allá de su condición de cero emisiones. Así fue como decidieron adoptar el ADN del Mustang, cuyo resultado es el Mustang Mach-E que ahora conocemos.

Ford Focus electrico_boceto Mustang Mach-E

Boceto de un Focus eléctrico crossover, la idea original de lo que hoy conocemos como Ford Mustang Mach-E.

No solamente eso, sino que la decisión anterior serviría como estrategia central de sus primeros productos electrificados. Ford decidió relacionar sus coches eléctricos con algunos de sus nombres más emblemáticos, usando el nombre Mustang para el Mach-E, el de F-150 para su pick-up eléctrica o el de Transit para su furgoneta eléctrica en Europa, prevista para 2021. La idea era «reforzar» los atributos de modelos ya existentes y de sobra conocidos, como las prestaciones o la capacidad de carga.

«Los clientes quieren ver más de 300 millas de autonomía para sentirse cómodos»

En otro orden de cosas, Palmer también ha hablado sobre la clientela del Mustang Mach-E y los coches eléctricos en general. Según las encuestas realizadas por Ford, los compradores quieren versiones de 300 millas (el equivalente en Europa sería la cifra de los 500 kilómetros) para sentirse cómodos. Para Ford, alcanzar ese número es crucial para conseguir que propietarios de coches de combustión se compren un eléctrico.

Aunque todavía está pendiente de homologación en el ciclo EPA estadounidense, Palmer asegura que la versión de mayor autonomía del Mustang Mach-E alcanzará esa cifra. Recordemos que, según los datos que maneja la marca, el Ford Mustang Mach-E con más demanda es precisamente la versión con mayor batería.

El 80% de clientes que han reservado el coche se ha decantado por versiones con la batería de 98,8 kWh, que proporciona una autonomía de hasta 600 kilómetros en las versiones de tracción trasera (y 540 km en las versiones de tracción integral). No obstante, la gama contará con versiones más asequibles con batería de 75,7 kWh, con la que aspira a conseguir una autonomía de 420 y 450 km en el ciclo WLTP.

Conversaciones: