Híbridos y Eléctricos

FIN DE LAS CONVERSACIONES

No hay final feliz: Hyundai da por finalizada su relación con Apple

Después del trasiego de titular que la potencial relación entre Apple y Hyundai ha tenido, la compañía coreana ve caer sus acciones en Bolsa tras anunciar que, finalmente, ha dado por zanjada su relación con los de Cupertino.

El coche eléctrico de Apple inspirado en Tesla ve acelerado su desarrollo.
Apple y Hyundai, finalmente, no firmarán ningún acuerdo.

Dada la hilera de titulares que el lanzamiento del coche eléctrico de Apple va dejando tras de sí, el que bien podría ser el evento más importante de la presente década, está mostrando un vaivén de titulares que pocos fabricantes querrían para sí mismos. Ahora, los últimos informes apuntan a que la relación entre el fabricante de Cupertino y Hyundai parece haber llegado a su fin.

Si la existencia del "Proyecto Titán" ya adelantaba que Apple estaba de una manera u otra trabajando en el lanzamiento de una suerte de coche eléctrico autónomo, la inapropiada acción de Hyundai de confirmar públicamente que estaban en conversaciones con Apple sin el consentimiento de ésta, habría sido el principal punto de desencuentro entre ambas partes.

Según Reuters, las conversaciones entre el consorcio coreano y la empresa americana se vienen produciendo desde 2018, y aunque han existido altos cargos dentro de Hyundai que dejaban claro que no querían cooperar con ninguna compañía externa, lo cierto es que un trato así no podría más que resultar un éxito para la compañía. Como prueba de ello, las acciones de KIA se dispararon más de un 60 %, ya que se apuntaba a la firma como el fabricante del coche de Apple.

Todo ello es ahora, según Hyundai, agua pasada. Y es que la compañía ha hecho público que queda descartada cualquier futura alianza con Apple. Anuncio tras el cual las acciones de la compañía caían un 6 %, mientras que las de KIA hacían lo propio con un 15 %.

Bien es sabido que Apple trata con un secretismo extremo cualquier lanzamiento de un nuevo producto, y con el Apple Car, la metodología seguirá siendo la misma. Es por ello por lo que no habría sido del agrado de los americanos que Hyundai confirmara que estaban manteniendo conversaciones formales con su empresa.

Por otro lado, a Hyundai Motors tampoco le ha acabado nunca de gustar que Apple tuviera la batuta en el trato, ya que lo que pretendía la compañía americana era llegar a un acuerdo tecnológico en lugar de, simplemente, convertirse en el fabricante del Apple Car, de la misma manera que Foxxcon fabrica el iPhone.

Ello, unido a que Hyundai es propicia a funcionar de manera autónoma, sin depender de colaboraciones con segundas empresas, ha hecho que finalmente se deseche el trato.

Hacia dónde se dirigirá Apple ahora, es una incógnita, ya que Hyundai rellenaba todas las casillas posibles en base a las necesidades de la firma de la manzana mordida. Lo que parece claro es que necesitan de una mano ejecutora, y podrían recurrir a la misma Foxxcon que fabrica su teléfono inteligente.

La segunda posibilidad que se baraja, aunque menos probable pero no por ello imposible, es que Apple acabe adquiriendo algún fabricante de automóviles de talla media que goce del know-how de la industria. Sea como fuere, Apple sigue adelante con el desarrollo de su coche, para el cual ha fichado a uno de los mejores ingenieros de Porsche, del que la semana pasada nos hacíamos también eco.

De todas maneras, se ha de coger con pinzas cualquier titular que deje tras de sí el coche de Apple e, incluso, el anuncio del fin de la relación de la propia Hyundai. Y es que podría tratarse de una imposición del fabricante americano para seguir con el desarrollo de su coche eléctrico en colaboración con la firma coreana de manera secreta.

Conversaciones: