AUTOMOTIVE NEWS WORLD CONGRESS

Jim Lentz, CEO de Toyota en América del Norte, analiza el futuro del coche eléctrico

El directivo explicó el análisis de la industria de la automoción que hace Toyota en un evento organizado por la publicación Automotive News.

El Toyota Mirai es el único coche eléctrico impulsado por pila de hidrógeno de la firma japonesa.
El Toyota Mirai es el único coche eléctrico impulsado por pila de hidrógeno de la firma japonesa.

Toyota es uno de los fabricantes de coches que está actuando con cautela en torno a la electrificación de su gama ya que está apostando más por el segmento de los vehículos híbridos enchufables. Jim Lentz, CEO en América del Norte de la firma japonesa, mostró en una entrevista realizada en el Automotive News World Congress su visión acerca del futuro del coche eléctrico. “Me preocupa que estemos sobrevalorando la idea de que se apoderará del mundo”, reconoció el directivo.

El directivo de Toyota analizó la caída en las ventas de algunos segmentos de coches durante el pasado año. “Está claro que los consumidores comprarán más un SUV de consumo eficiente y no necesariamente un sedán, pero no creo que veamos una caída en el porcentaje de sedanes a la velocidad que se ha producido. Estamos bastante cerca de donde vamos a estar”, dijo Lentz en el evento organizado por la publicación Automotive News, y recordó que Toyota planea lanzar tres vehículos eléctricos en los próximos años

El ejecutivo explicó que, de los 94 de licencias para vehículos impulsados con energías alternativas que hay en el mundo, solo 16 corresponden a vehículos 100% eléctricos, y de esos 16, solo el Model 3 de la compañía californiana Tesla vendió más de 2.000 unidades al mes en 2019. En este sentido, Toyota ofrece el modelo Mirai, un sedán que ofrece una variante con motor de hidrógeno que ha visto limitada su producción debido, según el CEO, a la falta de infraestructura de carga. 

Cuestionado por la mudanza que realizó Toyota de sus instalaciones en California a las nuevas de Texas, llevado a cabo en 2017, Lentz aconsejó a otras empresas que planean hacer el mismo movimiento. “Tomaos un tiempo y aseguraos de cuidar a vuestra gente”, dijo Lentz, que reconoció que la firma nipona retuvo al 72% de su plantilla mientras que la mayoría de compañías promedian una pérdida del 75% de los empleados en episodios similares.

Conversaciones: