Híbridos y Eléctricos

ESTRATEGIA ELÉCTRICA

Mazda quiere ser neutra en emisiones en 2050: así pretende conseguirlo

Los de Hiroshima se comprometen a reducir su impacto ambiental ofreciendo una hora de ruta en diferentes áreas, incluida la movilidad eléctrica.

mazda-emisiones-neutras-carbono
Mazda quiere ser neutra en emisiones en 2050: así pretende conseguirlo

La industria del automóvil está colocándose a la vanguardia en la neutralidad de emisiones. Los fabricantes se esfuerzan, en cierto modo obligados, en reducir su impacto medioambiental. Mazda se muestra muy comprometida con ese objetivo, tal y como anuncia en su objetivo de neutralidad de emisiones de carbono para el año 2050. Un plan que consiste en desarrollar iniciativas de sostenibilidad en tres áreas: planeta, personas y sociedad.

La Mazda Motor Corporation ha publicado su informe de sostenibilidad para 2021. En el documento se formulan las líneas básicas de la política que los de Hiroshima aspiran a alcanzar en lo referente a contaminación y emisiones de carbono. A partir de ahora, la empresa desarrollará iniciativas para abordar ocho temáticas de sostenibilidad agrupadas en los tres pilares fundamentales ya mencionados. Todas esas iniciativas tienen el objetivo último de alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono en 2050.

Para llegar a la neutralidad de carbono, los japoneses destacan la importancia de reducir todas las emisiones de CO2 a lo largo del ciclo de vida de sus vehículos. Por ese motivo, la empresa ha adoptado una filosofía de “multisolución” que consiste en ofrecer diferentes tecnologías de movilidadMazda siempre ha sido fiel a sus principios, apostando por vías alternativas a las tendencias de la industria y que finalmente les han dado la razón.

baterias-mazda-mx30
El MX-30 ha sido el primer eléctrico de producción de Mazda (en la imagen, su chasis)

Pero los japoneses saben que para ello tienen que trabajar mucho más en la electrificación de su gama de productos. Aunque las últimas evoluciones en sus motores térmicos han asombrado al mundo por su eficiencia y bajos consumos, el lanzamiento de su primer eléctrico no ha colmado las necesidades o las exigencias de un mercado de rápida expansión. El Mazda MX-30 tiene defectos de autonomía muy claros que serán solventados en el futuro.

Recientemente hemos conocido el Mazda CX-60. El SUV más grande de la casa en Europa y el primer modelo de la familia en introducirse con una mecánica híbrida enchufable. Los japoneses trabajan en un mayor grado de electrificación, aunque como ya es habitual en ellos, el proceso es más lento de lo esperado. El desarrollo de una plataforma específica para eléctricos, denominada Skyactiv EV Scalable Architecture, no se completará hasta el año 2025. Será entonces cuando los de Hiroshima den ese paso tan demandado, acogiéndose a la tecnología eléctrica en su máximo esplendor.

Incluso el icónico Mazda MX-5 abrirá los brazos a la electrificación, aunque no sabemos exactamente cuando. Dentro de esos planes de neutralidad de emisiones, los japoneses expandirán la colaboración con otros fabricantes, especialmente con Toyota, que es con quien acaba de sacar la versión híbrida del Mazda2, que no es más que un Toyota Yaris con los logos cambiados. Además de eso anuncian nuevas oportunidades de colaboración lo que supondría abrir los brazos a nuevos proyectos derivados y compartidos con más marcas.

Conversaciones: