Híbridos y Eléctricos

DICE EL JEFE DE DISEÑO DE MERCEDES-BENZ

Un eléctrico con carrocería de tres volúmenes es "una porquería", según Mercedes

"La electrificación cambiará el diseño de los coches", dice el jefe de diseño de Mercedes-Benz, quien señala que las carrocerías de tres volúmenes son incompatibles estéticamente con esta tendencia energética.

Mercedes se despedirá con los coches  eléctricos de esta característica carrocería.
Mercedes se despedirá con los coches eléctricos de esta característica carrocería (imagen superior de Collecting Cars).

Una de las necesidades más imperiosas de un coche eléctrico es, sin duda, que su carrocería tenga un diseño lo más eficiente posible en términos aerodinámicos. Si en un principio hemos visto a muchos fabricantes lanzar versiones eléctricas de modelos ya existentes, ahora con la llegada de coches eléctricos concebidos como tal desde cero, se está propiciando que el diseño se articule en base a sus necesidades, y con ello una nueva tendencia estilística se empieza a imponer en el sector. El último de todos los grandes fabricantes en hacer referencia a ello ha sido Mercedes-Benz a través de Gorden Wagener, el jefe de diseño de la firma alemana.

Y es que cada fabricante está empezando interpretar a su manera en qué sentido ha de ir el diseño de sus próximos coches eléctricos, pues a la vez que han de esbozar eficientes líneas, tienen que procurar contentar a un público cada vez más exigente con el producto que compran, tanto en la vertiente estilística como en la tecnológica.

Volvo, por ejemplo, sabe dependerá en gran medida en un futuro de las carrocerías de tipo SUV, que su vez son las menos amigables a la hora de atravesar el aire de manera más eficiente. Por ello han de reinterpretar el diseño de sus próximos SUV, ya que desde su submarca prémium, Polestar, declaran que tampoco quieren tener una gama compuesta de estos en exclusiva.

En 1992 el Mercedes Clase S presumía de no tener arrastre a 60 kilómetros por hora.

En 1992 el Mercedes Clase S presumía de aerodinámica.

Volviendo a Mercedes, una de sus más características carrocerías es la de sus berlinas de tres volúmenes en las que el frontal y el maletero suma una proporción más al habitáculo, que queda en medio de ambos salientes.

Una de las imposiciones de un coche eléctrico es que han de disponer espacio bajo el habitáculo para el paquete de baterías que alimentan su motor. Éstos, en el mejor de los casos necesitan de una altura de unos 15 centímetros de media, lo que afecta tanto al diseño interior como al aprovechamiento de su interior. Y sobre esto se ha pronunciado Gorden Wagener precisamente.

Mercedes-Benz ha estrenado un nuevo lenguaje de diseño en los EQS y EQE, los dos primeros coches eléctricos que han nacido como tal desde cero. Dos modelos que si los miramos desde su perfil lucen una silueta monovolumen, con una línea infinita casi sin interrupción que nace en el mismo frontal y acaba en la zaga.

Mercedes EQS 580 4MATIC

Mercedes EQS 580 4MATIC.

Decía el ingeniero alemán, acerca de la nueva línea de diseño vista en los EQS y EQE: "La aerodinámica va en primer lugar. En segundo lugar, con una batería de seis pulgadas un sedán de tres volúmenes simplemente no se ve bien, parece una porquería. Tienes que hacer algo que digiera visualmente la altura. Es por eso que se nos ocurrió ese diseño atrevido con los modelos EQ porque se ve estirado, se ve elegante." Terminaba el diseñador su alegato diciendo, literalmente que la electrificación "cambiará las proporciones de los automóviles".

También comentaba el diseñador acerca de una de los elementos estéticos que más peso ha tenido desde el principio de la historia del automóvil en su diseño; la parrilla frontal encargada de dar refrigeración al motor.

"Lo que estamos viendo con la electrificación es que la parrilla frontal se está perdiendo. Todas estas nuevas empresas, no tienen una rejilla", decía refiriéndose a Tesla, por ejemplo. "Son interfaces sin rostro, un poco anónimas. Son todos muy parecidos. ¿Se ven agresivos? No. Quieren parecerse más a un superordenador sobre ruedas".

Volkswagen Golf 8 (arriba) e ID.3 (abajo).

Volkswagen Golf 8 (arriba) e ID.3 eléctrico (abajo).

Estas mismos cambios los hemos visto en muchos otros modelos de fabricantes como, por ejemplo Volkswagen. Si atenemos al caso del ID.3 y lo comparamos con el mismísimo Golf, el eléctrico casi parece un monovolumen y en su caso ni tan siquiera tiene una parrilla frontal.

Conversaciones: