Híbridos y Eléctricos

ENTRE SUV Y BERLINA, POSIBLE SUSTITUTO ELÉCTRICO DEL XE

Jaguar trabaja en un eléctrico más compacto que el I-Pace, y apunta al Model 3 de Tesla

Jaguar insinúa que un nuevo coche eléctrico más compacto que el Jaguar I-Pace está en desarrollo, y parece ser que, incluso, pudiera sustituir a su berlina del segmento D, el Jaguar XE.

Teaser ilustrativo del Jaguar XJ eléctrico.
Teaser ilustrativo del Jaguar XJ eléctrico.

Jaguar, poco a poco, va retomando la senda de vuelta a las portadas con nuevos proyectos y productos relevantes. Esta vez los planes de los que nos hacemos eco llegan desde Reino Unido, y es que en la firma fundada en los sesenta por Sir William Lyons, insinúa que un nuevo coche eléctrico más compacto que el Jaguar I-Pace está en desarrollo.

Este sería uno de los coches que Jaguar tendría planteado fabricar en su factoría de Castle Bromwich, que se convertirá en el corazón de la gama eléctrica del fabricante británico. Hasta ahora la fabricación de su primer coche eléctrico, el Jaguar I-Pace no se daba en tierras británicas, ya que Jaguar-Land Rover vio pertinente subcontratar la fabricación del eléctrico a la compañía austriaca Magna Steyr, que además del retoño eléctrico de Jaguar también da forma a demás coches de corte premium como el Mercedes Clase G, BMW Z4, y Toyota Supra, entre otros.

Este nuevo Jaguar estaría llamado a posicionarse en la gama de Jaguar, en cuanto a tamaño, por debajo del Jaguar I-Pace, y tendría un planteamiento muy similar al del Polestar 2, ya que apuntaría al Tesla Model 3 como principal rival, y su estética estaría a medio camino entre un SUV y una berlina compacta, exactamente igual que pasa con los I-Pace y Polestar 2, que no son ni SUV's ni berlinas, sino un híbrido entre ambos planteamientos para dar cabida bajo el piso al paquete de baterías.

En Auto Express apuntan que las ventas del Jaguar I-Pace no están yendo mal, lo que sería una situación contraria a la que vive el Jaguar XE, la berlina del segmento de D la gama del fabricante inglés, que el año pasado vio como sus ventas caían un 28%. Esto podría acabar resultando en un posible relevo de la futura berlina eléctrica de Jaguar al XE, ya que no tendría sentido mantener un coche de combustión interna en la oferta, que además de no ser rentable, no contribuye a la bajada de las emisiones media de su gama.

No es el único coche sobre los que han hablado lo entrevistados por el medio inglés, ya que aunque ellos mismos hayan bautizado a este futura berlina eléctrica como 'Baby electric Jaguar', la entrevista realizada a dos miembros de la junta directiva de Jaguar se habrían mostrado emocionados de poder diseñar y desarrollar coches eléctricos más compactos que los que actualmente componen su gama, por lo que pudiera acabar resultando que el primer coche compacto de Jaguar que rivalice con el ID.3 de Volkswagen acabe siendo una realidad, y es que si Jaguar quiere volver a ser rentable, tiene que pensar en grande, ya que atrás quedó la mini época dorada que Jaguar ha vivido recientemente con los F-Type, XE y F-Pace, tres modelos que han aportado mucho al fabricante, pero que se encuentran en sus últimos compases de su vida comercial.

Además, otro gran SUV eléctrico apuntaría a unirse a la oferta británica. Se llamaría Jaguar J-Pace y sería más grande (más aún si cabe) que el F-Pace, también destinado a fabricarse junto a los I-Pace, XJ eléctrico (retrasado hasta 2022 por la pandemia), y junto a la futurible berlina eléctrica que toma el protagonismo del titular de este artículo.

Recientemente el grupo Jaguar-Land Rover anunció que también andaba tras la pista de la pila de hidrógeno para mover sus coches más pesados, ya que no ven la electricidad por baterías como la mejor opción para grandes coches. Este sería el objetivo para trabajar con modelos como la gama más alta de Land Rover, los Range Rover, también el Discovery, o un nuevo SUV que estaría destinado a compartir plataforma con el J-Pace, y que sería el primer modelo basado en esta tecnología, que llegaría antes de 2025.

Conversaciones: