Híbridos y Eléctricos

PARA 2022

Diseño americano y base alemana: las claves del nuevo SUV eléctrico de Ford

Ford lanzará en los próximos meses un nuevo SUV eléctrico que tomando la base del Volkswagen ID.3 ofrecerá un planteamiento más asequible que el Ford Mustang Mach-E, ¿pero cuáles serán sus claves?

Ford Territory EV (imagen ilustrativa).
Ford Territory EV (imagen ilustrativa).

Hasta ahora, la gama eléctrica de Ford en Europa tan sólo está representada por el Ford Mustang Mach-E, un SUV eléctrico que parte desde 48.500 euros. Un modelo que con esta tarifa de partida no está al alcance del común de los mortales en Europa. Por ello mismo Ford ya tiene casi listo su próximo modelo, un SUV de más pequeño tamaño que será desvelado en los próximos meses.

Para lanzar este modelo Ford ha optado por escoger la vía rápida y aliarse con el Grupo Volkswagen para desarrollar este modelo, pues desarrollar una base propia para este cometido hubiera provocado que Ford llegara muy tarde a lanzar un modelo de corte más asequible en Europa, donde además del Volkswagen ID.3 también encontramos otros modelos más veteranos como el Hyundai Kona eléctrico o el Renault ZOE.

Ford quiere acaparar tanta cuota de mercado como sea posible con este nuevo modelo, y por esto mismo han optado por articularlo en torno a la carrocería más popular en estos momentos, la de un SUV, una tendencia que no parece que vaya a hacer otra cosa más que acentuarse en los próximos compases con el lanzamiento de más coches eléctricos.

Así pues, estando basado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen y siendo un SUV más compacto que el Mach-E, lo más probable es que este nuevo modelo por cotas se sitúe dentro del segmento C, por lo que el nuevo modelo de Ford casi inaugurará un nuevo nicho de mercado en Europa, ya que el Kona está concebido como un B-SUV, al igual que los Opel Mokka y Peugeot e-2008, mientras que el Volkswagen ID.4 compite en el segmento D contra el propio Mach-E.

Volkswagen ID.3.

Volkswagen ID.3 eléctrico.

Hay medios que apuntan a una longitud total similar a la del ID.4, pero si el modelo alemán ya compite con el Mach-E por cotas y precios lo cierto es que se antoja más lógico que Ford sitúe este modelo por debajo del SUv inspirado en el Mustang, tanto en medidas exteriores como en precio.

A pesar de estar desarrollado sobre la base del grupo alemán, lo cierto es que este SUV eléctrico de Ford no mostrará nada en común atendiendo al apartado estético, pues meses atrás la red se inundó de fotografías espía de la maqueta de arcilla a escala real del futuro modelo.

Ésta, sorprendentemente, dejaba entrever un diseño que se alejaba tanto de lo visto en el Mach-E como en los modelos de Volkswagen, con líneas cuadradas que evocan al diseño más típicamente americano que los modelos de Ford lucen al otro lado del charco.

Aun es pronto para tratar acerca aspectos como el precio de este SUV eléctrico o la autonomía de sus distintas variantes, pero es de esperar que en su ficha técnica encontremos una variante que disponga de un paquete de baterías de 77 kWh de capacidad máximos, que en conjunción con un motor eléctrico de en torno a 200 CV de potencia logre una autonomía de unos 500 kilómetros homologados en base al ciclo WLTP.

Sobre su fecha de llegada, y si los últimos rumores son ciertos, todo apunta a que conoceremos de manera definitiva a este nuevo SUV eléctrico en el primer semestre de 2022, por lo que estamos a tan sólo unos meses de conocerlo al completo. Su comercialización, si se presentara en las fechas mencionadas, tendría lugar a finales del próximo año o principios de 2023.

No es éste el único campo en el que Ford y Volkswagen se encuentran trabajando, pues también se encuentran desarrollando vehículos comerciales de manera conjunta, lo que dará lugar a sendas pick-up tanto híbridas enchufables como eléctricas, entre otros modelos.

Conversaciones: