Híbridos y Eléctricos

SE ENTREGARÁN EN AGOSTOS

El Polestar 2 llega a Europa dispuesto a destronar al Tesla Model 3

El puerto belga de Zeebrugge ha recibido el barco que transporta las primeras unidades del Polestar 2, procedentes de China y con destino a las manos de los clientes noruegos y suecos que lo recibirán en el mes de agosto.

Las primeras unidades del Polestar 2 llegan al puerto de Zeebrugge en Bélgica desde China y destino a los clientes noruegos y suecos.
Las primeras unidades del Polestar 2 llegan al puerto de Zeebrugge en Bélgica desde China y destino a los clientes noruegos y suecos.

El primer lote del Polestar 2 ha llegado a Bélgica con destino a sus primeros propietarios en Noruega y Suecia. Con estas primeras unidades, Polestar cumple con su plan de entrega que indicaba que se harían efectivas “antes del verano de 2020”, ya que estarán en manos de los clientes en agosto. Mientras que estas primeras unidades se quedarán en los países escandinavos, los clientes de Alemania, Bélgica, Holanda y Reino Unido serán los siguientes en recibir sus coches mientras que en Suiza las entregas se realizarán “más adelante dentro de este mismo año”.

Las imágenes muestran la llegada de estas primeras unidades al puerto belga de Zeebrugge. Provienen de la fábrica que de Luqiao (China) donde comenzó la producción en serie del Polestar 2 a finales de marzo. Una instalación propiedad de Geely y operada por Volvo Cars compartiendo las líneas de producción con otros coches híbridos y eléctricos de Volvo y Lynk & Co. Desde esta localidad costera serán transportados por tierra hasta un centro de conexiones de transporte donde cada una de las unidades será revisada de nuevo y distribuida a su punto final de entrega.

Esta versión que se entrega a los clientes es una edición de lanzamiento exclusiva. Un año después estará disponible la versión de entrada a la gama. Este fastback eléctrico de cinco puertas aspira a competir directamente con el Tesla Model 3 en características y precio en todos los mercados en los que este se está convirtiendo en líder de ventas.

A la espera de que la marca amplíe los mercados en los que operará más adelante, el Polestar 2 se vende solamente a través de internet y en mercados seleccionados: China, Estados Unidos, Canadá, Suiza, Bélgica, Alemania, Holanda, el Reino Unido, Noruega y Suecia. Son precisamente estos dos países escandinavos los destinatarios de estas primeras unidades a los que seguirán, en Europa, Alemania, Holanda, el Reino Unido y Suiza.

Polestar-2_Luqiao_production_001

La edición de lanzamiento del Polestar 2 llegará en agosto a las manos de sus primeros propietarios.

En el caso del mercado alemán, Polestar está yendo un poco más allá. Para aquellos que hagan hoy su pedido, la entrega se garantiza en este mismo año, de manera que estos clientes puedan beneficiarse del plan de ayudas anunciado recientemente el Gobierno, con el que el incentivo de compra de un coche eléctrico puede llegar hasta los 9.000 euros. Según Polestar, este anuncio ha significado un incremento de la demanda del coche, aunque no ha especificado cual es el porcentaje de este aumento. Desde abril, los clientes han podido convertir el anticipo reembolsable que entregaron en el momento de la reserva en un pedido en firme. Antes de la deducción, el precio de compra era de 57.900 euros. Sin embargo, en el configurador, el precio inicial es de 54.925 euros porque Polestar ya ha deducido la parte que aporta el fabricante de la bonificación ambiental. El subsidio estatal de 5.000 euros también está incluido, además de una reducción del IVA al 16% desde 19% que tenía anteriormente.

En el resto de los mercados que en los que se vende, aunque sujetos a cambios, los precios anunciados son los siguientes: Noruega (469,000 NOK), Suecia (659,000 SEK), Gran Bretaña (49,900 GBP), Bélgica y Holanda (59.800 euros). Polestar también lo lanzará en otros mercados como el estadounidense donde Volvo y su filial obtienen los créditos fiscales por separado. Allí, el precio arranca en 59.900 dólares sin incluir el crédito fiscal federal de 7.500 dólares. En China, donde Polestar acaba de abrir una nueva fábrica, el precio es de 460,000 yuanes (unos 58.000 euros). 

Según ha declarado su CEO, Thomas Ingenlath, “este momento supone un hito en su historia, una prueba de lo comprometidos que estamos con nuestros clientes y de cómo nuestras operaciones funcionan con una alta eficiencia en todo el mundo”.

Conversaciones: