MOTORES, BATERÍA Y SISTEMA DE REFRIGERACIÓN

Porsche Taycan: el compromiso entre el peso y la autonomía

El fabricante alemán quiere convencer a sus clientes de que con la llegada de los nuevos modelos eléctricos no se perderá el carácter de la marca.

Stefan Weckbach, director de vehículo eléctrico de Porsche, explica como han logrado aligerar el peso del Taycan.
Stefan Weckbach, director de vehículo eléctrico de Porsche, explica como han logrado aligerar el peso del Taycan.

Porsche está trabajando incansablemente para lograr que su primer coche eléctrico, el Taycan, se conduzca y se comporte como un Porsche, una característica sobre la que ha insistido en varias ocasiones. El fabricante alemán quiere convencer a sus clientes que con la tecnología eléctrica no se perderá el carácter de la marca, sino que, al contrario, conseguirán superar las especificaciones que se logran con sus motores de combustión actuales. El peso, una de las magnitudes críticas en un coche eléctrico, será una de las mejores cualidades del Porsche Taycan que lo diferenciará del resto de coches eléctricos.

En comparación, un coche eléctrico es más pesado que uno de combustión del mismo tamaño, con especificaciones técnicas similares y con autonomía semejante. Esto es debido sobre todo al peso que se añade con la incorporación de una batería de alta capacidad para lograr un rango aceptable. En el caso del Taycan, para el que se anuncian 500 kilómetros de autonomía bajo el antiguo ciclo NEDC, son necesarios por lo menos 75 kWh de capacidad de batería que pueden suponer un peso de más de 450 kilogramos.  

El director de vehículo eléctrico de Porsche, Stefan Weckbach, ha explicado en una entrevista concedida a Firmenauto, cómo se ha logrado el equilibrio entre la autonomía y el rendimiento óptimo en el Taycan. Una batería muy grande lograría una gran autonomía pero penalizaría al coche con un peso excesivo, lo que no está en consonancia con la agilidad de un Porsche. Para evitarlo se ha recurrido al uso de motores eléctricos síncronos de imanes permanentes muy eficientes, compactos  y potentes. Esto se logra gracias al “diseño de tecnología de horquilla” en los bobinados, con alambres de sección rectangular en lugar de circular, con los que se incrementa la cantidad de cobre en el mismo volumen. Weckbach  asegura que “el bajo consumo de energía permite el uso de baterías más pequeñas y livianas”.

Tren de potencia eléctrico del Porsche Taycan

Tren de potencia eléctrico del Porsche Taycan

Además de su eficiencia el tren motriz podrá mantener su alta potencia durante largos períodos de tiempo gracias a un nuevo sistema de refrigeración desarrollado por Porsche. “Los motores eléctricos del Taycan pueden acelerar no solo una vez, sino varias veces seguidas sin pérdida de potencia” ha añadido Weckbach. Porsche ha asegurado que el Taycan podría completar varias vueltas a un circuito sin pérdida de potencia y mantener el ritmo de conducción constante alta velocidad que permiten las autovías alemanas. El sistema de refrigeración inteligente evita las posibles pérdidas de energía debidas a la excesiva generación de calor actuando exactamente sobre los componentes que lo necesitan.

Otra característica relevante del Taycan es que su sistema eléctrico funciona a 800 voltios, el doble que el resto de los vehículos eléctricos del mercado, lo que permite una reducción de peso del cableado interior y una potencia de recarga de hasta 350 kW.

Con la incorporación de estas características distintivas al Porsche Taycan, el fabricante alemán insiste en convencer a sus clientes y a los nuevos compradores de que no se perderán las auténticas sensaciones de conducir un Porsche con el cambio a la movilidad eléctrica, un “lema” que Weckbach ha repetido constantemente a los medios de comunicación en todas sus intervenciones.

Conversaciones: