Híbridos y Eléctricos

POR SER "INJUSTO"

Renault cree que la DGT debería modificar el sistema de etiquetas de emisiones

El director gerente de Renault Iberia, Iván Segal, considera que las certificaciones de emisiones para los vehículos con motores de combustible es "injusto" y no está "bien calculado". 

Renault considera que el sistema de emisiones de la DGT es "injusto" y está "mal calculado".
Renault considera que el sistema de emisiones de la DGT es "injusto" y está "mal calculado".

El director general de Renault Iberia, Iván Segal, considera que el sistema de etiquetas de la Dirección General de Tráfico (DGT) “no es justo” y “no funciona bien” a la hora de establecer categorías para los vehículos en función de su impacto en el medio ambiente. Además, cree que “no está bien calculado”, aunque Segal admitió que “lo positivo”es que sea el mismo para todo el territorio español.

Así lo aseguró el directivo del fabricante de vehículos francés en un acto celebrado en Madrid para hacer balance de los resultados del pasado año. Segal cree que la DGT debería revisar aspectos como a los híbridos enchufables con al menos 40 kilómetros de autonomía en cero emisiones se le conceda el distintivo Cero (que señala que no emite polución) cuando lo cierto es que ese vehículo podría “circular un 95% del tiempo con motor térmico”, lo que propiciaría la emisión de gases contaminantes.

Segal también ejemplificó su crítica con el hecho de que haya vehículos que incorporen la hibridación suave pero que, debido a su potencia, registran un elevado nivel de emisiones de CO2, reciban la etiqueta ECO. “No es fácil alcanzar una posición común entre los fabricantes de Anfac”, dijo, aunque cree necesario “llegar a un consenso”para evitar que algunas marcas “actúen de forma táctica”.

Respecto al ejercicio de 2018, Segal admitió que el nuevo ciclo WLTP, que modificó el estándar de emisiones en Europa desde su entrada en vigor el pasado septiembre, tuvo un gran impacto en las ventas del fabricante francés y, según sus cálculos, un 15% de la marca se vio afectada por la falta de homologación de los motores, lo que redujo un 4% las ventas potenciales. Asimismo, el directivo aseguró que este contratiempo “estará superado completamente”en el primer trimestre de 2019.

Renault cerró 2018 con una primera mitad en la que el rendimiento fue “muy bueno” y que terminó cerrando el año con una cuota de mercado del 12,26%, algo menos que la de 2017, cuando cerró el ejercicio con un 12,9%. En unidades, el fabricante distribuyó 148.126 turismos y 40.086 vehículos comerciales.

Para el futuro, Renault contará con el modelo ZOE, uno de los más vendidos a nivel mundial el pasado año y que en España matriculó 2.000 nuevas unidades, como el referente de la electrificación de su catálogo. Segal destacó también el papel del carsharing Zity, que amplió su flota a 650 vehículos, y espero que se convierta en rentable en “dos o tres años”.

Conversaciones: