Híbridos y Eléctricos

OLIVER ZIPSE, CEO DE BMW

"No será fácil para Tesla continuar creciendo porque el resto de la industria está avanzando a lo grande"

En unas declaraciones efectuadas por el CEO de BMW durante la DLD Conference, Oliver Zipse ha comentado acerca de la pérdida de protagonismo en los próximos compases de Tesla a causa del avance de los fabricantes tradicionales.

Oliver Zipse, CEO de BMW junto al i4 conceptual.
Oliver Zipse, CEO de BMW junto al i4 conceptual.

El dominio de Tesla en el sector de los coches eléctricos es un hecho irrefutable. Para constatarlo no hay más que acudir las tablas de ventas a nivel global, donde podemos comprobar que han alcanzado el año pasado las (casi) 500.000 unidades comercializadas, una cifra de ventas que muchos calificaban como imposible hace tres años.

Además del éxito comercial sus coches, son también los más avanzados del mercado tecnológicamente. Si bien parecía que los fabricantes tradicionales con sus últimos modelos, como Mercedes-Benz con el inminente EQS y sus más de 700 kilómetros de autonomía, iban a dar caza a Tesla, la renovación de los Model S y Model X ha supuesto de nuevo un golpe sobre la mesa.

Es por ello que muchos fabricantes miran con recelo a Tesla y propicia comentarios como el que ocupa las líneas del título. Y es que han visto cómo la firma americana se ha convertido, en un plazo acotado en menos de diez años, en la compañía que ha hecho que la industria del automóvil se encuentre tomando un nuevo rumbo, dejando atrás los coches térmicos y dirigiéndose a pasos afianzados hacia el coche eléctrico.

Como apuntan desde Automotive News, en el sector del automóvil rara vez se hace alguna aclaración acerca de alguna otra firma mencionándola directamente, y si el miembro representante de alguna firma lo hace, habitualmente no es más que para calmar situaciones complicadas. o para dar lugar a posibles futuras asociaciones.

Es por ello que las declaraciones de Oliver Zipse, actual CEO de BMW, son tan llamativas. Ha comentado el directivo alemán acerca del dominio con mano de hierro de Tesla es el nicho que suponen los coches eléctricos: "No será fácil para Tesla continuar a esa velocidad porque el resto de la industria está avanzando a lo grande".

Comentarios que en cierta medida y contextualizando la situación, llevan implícitos gran parte de certidumbre, ya que conforme firmas tradicionales lanzan coches eléctricos más competentes (como el Ioniq 5) Tesla perderá consecuentemente cuota de mercado. Además, también deja entrever la confianza que tiene depositada la firma con sede en Múnich en sus futuros modelos eléctricos, ya que tales declaraciones no harán más que situar su futura nueva ofensiva de productos bajo una intensiva mirada de los medios.

BMW i4.

BMW i4 eléctrico rondando aún camuflado..

En el porvenir más a corto plazo de BMW se distinguen tres nuevos coches eléctricos destinados a situarse en distinguidas posiciones dentro su gama, aunque antes deberá estrenarse comercialmente el recién presentado BMW iX.

En un extremo encontraremos el BMW iX1, que tras el descarte de seguir adelante con el desarrollo de la versión eléctrica del Serie 1 se planteará como el eléctrico de BMW más asequible, destinado a competir directamente y de tú a tú, con el recién estrenado Mercedes EQA, así como con el Tesla Model Y.

En el otro extremos de la gama se postula el buque insignia eléctrico de BMW, el BMW i7, la particular apuesta de BMW para rivalizar en el segmento de las grandes berlinas eléctricas donde reina el Tesla Model S y en el que tan sólo encontramos ahora un Porsche Taycan haciendo frente a este.

En la parte media se posicionará el BMW i4, una berlina eléctrica de tintes deportivos que ya han adelantado desde BMW contará con versiones de más de 600 kilómetros de autonomía en base al ciclo de homologación WLTP, así como una versión de concepción puramente deportiva firmada por el departamento de competición de la firma, BMW Motorsport.

Conversaciones: