Híbridos y Eléctricos

PRODUCCIÓN EN VOLUMEN

Tesla confirma el rendimiento químico y estructural de las celdas de batería 4680, aunque le cuesta producirlas

Tesla ha logrado validar el rendimiento y la vida útil de las celdas 4680, además de corroborar internamente su resistencia cuando forman parte de un paquete de baterías estructural. Sin embargo, la producción en volumen se encuentra lejos todavía.

bateria estructural celdas 4680 tesla
Las celdas de batería 4680 de Tesla responden como se esperaba antes las primeras pruebas que han permitido validar su rendimiento y vida útil.

Los trabajos de Tesla para lograr alcanzar una producción en volumen de las nuevas celdas de batería 4680 continúan avanzando, despacio por lo que parece, aunque por buen camino. Claves para los programas del Model Y de Berlín y del Semi de Texas, los complejos procesos de fabricación están ralentizando la consecución de su producción en masa. Si bien muestran el rendimiento y calidad esperados “todavía tenemos trabajo por delante antes de que podamos lograr un volumen de producción adecuado”, ha anunciado el fabricante durante la presentación de los resultados financieros del segundo trimestre de 2021.

Durante el pasado ‘Battery Day’ celebrado el 22 de septiembre de 2020, Tesla presentó una nueva celda de batería denominada 4680, seis veces más potente y con una capacidad energética cinco veces superior a las actuales. Su mayor tamaño multiplica por más de cinco el volumen de material activo que puede albergar. La eliminación de los conectores que unen cada electrodo con la carcasa de la batería permite elevar las prestaciones para alcanzar un 16% más de autonomía y reducir los costes de producción.

Otra de las mejoras que aportan esta celdas es su capacidad de crear un paquete de batería estructural, de manera que este componente, situado en el piso del vehículo, forma parte de la estructura resistente lo que permite reducir las piezas de refuerzo y, por lo tanto, el peso total y el coste de producción.

fabricacion tesla celdas bateria 4680

Los complejos procesos de fabricación que implican las celdas 4680 complican su producción en volumen.

Tal y como advirtió Yasuaki Takamoto, encargado de la División de baterías de Panasonic en Estados Unidos, preparar las líneas para fabricarlas en alto volumen es una tarea compleja puesto que se trata de una celda difícil de producir. Tesla está poniendo en marcha en sus instalaciones de Kato en California, cerca de la fábrica de Fremont, una línea piloto con una capacidad de 10 GWh, que debería estar operativa a finales de 2021. Servirá de base para la implementación de las definitivas en sus Gigafactorías de Berlín, para el Tesla Model Y europeo, y de Texas, para el Tesla Semi.

Según la información ofrecida por Tesla durante la presentación de sus resultados financieros del segundo trimestre de 2021, las pruebas iniciales han validad con éxito el rendimiento y la vida útil de las celdas piloto 4680. “Nos acercamos al final de la validación de fabricación en Kato: la calidad y el rendimiento se encuentran en niveles viables y nuestro enfoque ahora está en mejorar el 10% de los procesos de fabricación que actualmente obstaculizan la producción”. Sin embargo, a pesar de haber logrado un proceso sustancial en su desarrollo, Tesla asegura que todavía tiene trabajo por delante antes de poder lograr un volumen de producción adecuado. Por otro lado, las pruebas de choque internas dela integridad estructural del paquete de baterías como una pieza frontal de fundición única “han sido exitosas”, asegura Tesla.

Por lo tanto, las noticias son algo contradictorias. Si bien por un lado el desarrollo parece avanzar en buena dirección, cumpliendo las especificaciones técnicas que se esperaba de estas celdas, los trabajos para poner en marcha las líneas de producción de volumen parecen ralentizarse. Los objetivos de producción de 100 GWh para 2023 y 3.000 GWh para 2030 podrían sufrir algunos retrasos.

Conversaciones: