Híbridos y Eléctricos

1.140 MILLONES DE EUROS

Tesla renuncia a las subvenciones para su Gigafactoría de Berlín, ¿o quizás no?

Tesla ha retirado la solicitud que había presentado ante las autoridades alemanas para obtener los 1.000 millones de euros de subvención por la fabricación de baterías en la Gigafactoría de Berlín.

Gigafactoria de Berlin Tesla
La Gigafactoría de Berlín no recibirá los más de 1.000 millones de euros de la subvención del Gobierno alemán.

Tesla ha decidido retirar la solicitud para acceder a los 1.140 millones de euros de subsidio a los que optaba por la construcción de la Gigafactoría de Berlín. El fabricante tenía derecho a ellas porque en su interior alberga una planta de producción de celdas de baterías que el Gobierno alemán bonifica con sus subvenciones con el objetivo de apoyar la fabricación local de vehículos eléctricos. Según ha indicado Elon Musk, esta decisión se debe a que Tesla siempre ha estado en contra de las subvenciones, pero ¿qué hay de cierto en esto?

Cuando Tesla anunció su intención de poner en pie una gran fábrica de coches eléctricos en suelo alemán también añadió que incluiría una planta de producción de celdas de baterías. Casi al mismo tiempo, el gobierno alemán lanzó un plan de ayudas para fomentar la producción de baterías, con una línea de subvenciones destinadas a favorecer la fabricación local de vehículos eléctricos. El año pasado, Tesla solicitó esta subvención, que le convertía en el mayor beneficiario de este programa ya que podría reportarle hasta 1.140 millones de euros.

Según ha indicado un portavoz del Ministerio de Economía alemán, Tesla mantiene sus planes para incluir en el interior de la Gigafactoría de Berlín una fábrica de baterías “pero lo hará sin fondos estatales”. El propio Elon Musk quiso avanzar más en los detalles dando a entender que “la visión de Tesla siempre ha sido que los subsidios deben eliminarse, incluyendo los que se dedican de manera masiva al petróleo y al gas que, por alguna razón, son mantenidos por los gobiernos”.

Pero toda esta maniobra puede tener otra interpretación diferente. El Financial Times ha estudiado con detalle las cláusulas incluidas en el plan alemán y ha encontrado una que puede ser la causa por la que Tesla ha retirado la solicitud. Las empresas que ya hayan desplegado una producción similar de celdas de baterías en alguna otra ubicación, no podrán acceder a las ayudas. La Unión Europea requiere que los receptores de estos fondos estén ejecutando “su primer despliegue industrial de la tecnología”, según rezan los documentos oficiales.

Celdas 4680 Tesla Panasonic

Tesla ya fabrica celdas de baterías en otras instalaciones.

Esto significa que Berlín debería haber sido la primera localización en la que Tesla fabricase sus celdas de baterías, pero los continuos retrasos han hecho que su implementación en Shanghái se realizara antes y que pronto se ponga en marcha en Austin, Texas. Además, Tesla también produce ahora celdas de baterías 4680 en una planta piloto de Fremont, en la que la capacidad planificada es de 10 GWh, mayor que la de muchas fábricas de baterías a gran escala instaladas en el mundo.

Cinco Model Y ya fabricados en Berlín

La construcción de la Gigafactoría de Berlín ha venido acompañada de múltiples problemas. El principal fue la obtención del permiso de construcción, lastrado por razones medioambientales y otro tipo de inconvenientes. Actualmente, los trabajos parecen ir a buen ritmo y según indica el diario alemán Automobilwoche, su apertura es inminente.

Tras un retraso de varios meses, puesto que inicialmente el plan era arrancar la producción en julio de 2021, esta podría iniciarse el próximo mes de diciembre. A Tesla todavía le falta conseguir la licencia para la puesta en marcha de la planta, que debería estar pronto en sus manos. A partir de ahí se iniciará la rampa de producción que le debería llevar a ser capaz de alcanzar en enero las una producción inicial de 1.000 unidades. De hecho existen rumores de que ya han visto la luz cinco unidades de validación del Model Y, que son las primeras que salen de sus líneas de producción.

Conversaciones: