Híbridos y Eléctricos

TAMBIÉN EN EE.UU.

A Tesla “no le importa perder su ventaja competitiva” y actualizará todos los Supercargadores a CCS

La red de Supercargadores de Tesla en Estados Unidos se actualizará con un segundo cable de carga con el conector CCS-1 para que puedan ser utilizados por los coches eléctricos de otros fabricantes, a pesar de suponer “la pérdida de su ventaja competitiva”.

Elon Musk Tesla supercargadores ccs eeuu-portada
Elon Musk, CEO de Tesla, prefiere “hacer lo correcto” y abrir la red de Supercargadores al resto de fabricantes de coches eléctricos aunque eso suponga una “pérdida de su ventaja competitiva”.

En los próximos meses se avecina un gran cambio en la red de Supercargadores de Tesla en Estados Unidos y también en Canadá ya que estarán disponibles para los vehículos eléctricos de otras marcas. Lo que ya se está convirtiendo en una realidad en Europa está a punto de producirse en Estados Unidos, según ha confirmado Elon Musk durante el evento Future of the Car de Financial Times, para lo que Tesla agregará un segundo conector SAE J1772/CCS Combo2 a toda su red.

Hasta la llegada del Model 3 europeo, Tesla utilizaba en todos sus coches eléctricos un puerto de carga propietario y patentado. Este es diferente en América del Norte y en Europa, ya que las redes eléctricas son técnicamente distintas en ambas regiones. Este es el motivo por el que un Tesla americano no puede recargar en la red de Supercargadores europea. Su conector propietario permite cargar en modo 3 (en corriente alterna trifásica limitada a 16 kW) al contar con un conector CCS. Además, este conector está modificado para introducir a través de él la corriente continua utilizando los mismos pines de conexión que la alterna. Por lo tanto es incompatible con los cargadores CCS Combo 2, que utilizan dos pines adicionales para la recarga en continua.

Tesla cambió de estrategia en el Model 3 europeo incorporando un puerto de carga CCS2 en el coche, compatible con las redes europeas de carga rápida, es decir, con los dos pines adicionales para la corriente continua. A la vez actualizó con un segundo cable todos los Supercargadores para hacerlos compatibles con el Model 3. Este nuevo conector será el que se implemente también en la nueva generación del Model S y del Model X europeos.

El propio Elon Musk fue el encargado de anunciar la apertura de su red de Supercargadores a nivel mundial a los coches eléctricos de otros fabricantes a partir de finales de 2021. Mientras que en Europa la apertura solo está determinada por la resolución de algunos problemas técnicos relacionados con el software, en Estados Unidos “es un poco más complicado porque tenemos un conector diferente al del resto de la industria, pero agregaremos el conector del resto de la industria como una opción para Superchargers en los EE.UU.”, ha anunciado Musk durante el evento Future of the Car de Financial Times celebrado hace nos días.

Tesla no ha aclarado todavía como implementará este cambio, aunque es de suponer que, tal y como hizo en Europa, agregará un segundo cable de carga CCS1 independiente del existente ya con el conector propietario. Otra manera de hacerlo sería montar puntos de recarga separados, que complicarían la logística o disponer de un adaptador del conector de Tesla al CCS1 en cada punto de carga.

Elon Musk Tesla supercargadores ccs eeuu-interior2
Los Supercargadores de Tesla en Estados Unidos se actualizarán para que puedan ofrecer la carga mediante un conector SAE J1772/CCS Combo2.

Más adelante, cuando los Model S y los Model X con conector propietario dejen de circular, Tesla podrá eliminar este conector de todos sus coches, estandarizando el puerto de carga y quedándose exclusivamente con el conector CCS 2 (Mennekes/CCS Combo 2). Los coches más antiguos podrán seguir cargando en estos CCS2 utilizando un adaptador.

De esta manera, la red de Supercargadores de Tesla quedará preparada para que pueda ser utilizada por cualquier coche eléctrico el mercado con conector CCS1. Para ello tan solo tendrá que darse de alta en la aplicación de Tesla (aunque no sea propietario de un coche de la marca) e iniciar la sesión de carga desde ahí.

¿Pérdida de la ventaja competitiva?

Por ahora, Elon Musk no ha proporcionado un cronograma en el que indique cuando está previsto que los primeros Supercargadores de Estados Unidos y Canadá permitan la carga a otras marcas de coches eléctricos. Esta estrategia tendrá un impacto importante sobre la red de recarga a nivel mundial y debería marcar un hito histórico, un antes y un después en la movilidad eléctrica. El fabricante californiano posee la red de recarga de vehículos eléctricos más extendida y mejor gestionada de cuantas existen en todo el mundo.

Durante el evento, Elon Musk fue preguntado sobre qué podría significar para Tesla la pérdida de la ventaja competitiva frente a sus rivales de disponer de esta gran red de recarga en exclusiva. El CEO de Tesla aseguró que es el movimiento correcto, incluso perdiendo esa gran ventaja adicional: "Estamos tratando de hacer todo lo posible para lograr avance de la electrificación, incluso si eso disminuye nuestra ventaja competitiva: esto es lo correcto".

Elon Musk Tesla supercargadores ccs eeuu-interior
Conector CCS2 a la izquierda (arriba Mennekes y abajo pines de carga continua) y conector CCS1 (arriba J1772 y abajo pines de carga continua).

Al abrir la red de recarga a otras marcas, Tesla se enfrenta también al desafío de incrementar el uso de los Supercargadores, con lo que aumenta el mantenimiento que precisan y puede provocar picos de saturación en aquellas localizaciones con mayor uso, sobre todo en temporadas de vacaciones. Una situación que el fabricante quiere solucionar invirtiendo el dinero que gane con las recargas en aumentar la red y también con una mayor inversión en mantenimiento.

En Estados Unidos, el gobierno federal está destinando 7.500 millones de dólares a expandir la red de recarga eléctrica. Las compañías privadas que quieran beneficiarse de las subvenciones del gobierno federal deberán dar servicio a los vehículos producidos por más de un fabricante. En el momento en que Tesla abra los Supercargadores al resto de coches eléctricos podrá solicitar una parte de esos 7.500 millones de dólares.

En Europa

En noviembre del año pasado, Tesla ponía en marcha un programa piloto en el que tan solo se abrieron 10 estaciones de Supercargadores en los Países Bajos para que pudieran ser utilizados por coches eléctricos que no son Tesla. El objetivo era comprobar la viabilidad de estas recargas para posteriormente ampliar el número. A principios de febrero de 2022, el fabricante anunciaba la ampliación de esta disponibilidad a 40 estaciones. A las 10 de Países Bajos se sumaban 16 en Francia y 14 en Noruega.

Superado el programa piloto, los Países Bajos se convirtieron en el primer país en la que su red de Supercargadores queda abierta al resto de los fabricantes de coches eléctricos. El programa también ha llegado a España. Las 13 estaciones que el fabricante ha abierto por ahora en la Península (de las 41 que tiene en total) suman un total de 119 puntos de recarga nuevos cuya potencia máxima está entre los 150 y los 250 kW. 

Con la apertura de la primera tanda de Supercargadores en España también se ha anunciado la de otros países europeos. En concreto la lista de países con estaciones de Tesla abiertas a coches eléctricos de otras marcas es la siguiente: Francia, Países Bajos, Noruega, Reino Unido, Suecia, Bélgica y Austria.

Conversaciones: