Híbridos y Eléctricos

TRAS LA RENUNCIA DE LA MARCA ESPAÑOLA

Volkswagen busca una alternativa a SEAT para desarrollar sus coches eléctricos urbanos

SEAT no desarrollará la plataforma MEB Entry destinada a coches eléctricos urbanos del grupo VAG, un proyecto al que ha tenido que renunciar tras su decisión de posponer su entrada en el mercado chino.

Plataforma MEB del Grupo Volkswagen.
Plataforma MEB del Grupo Volkswagen.

El Grupo Volkswagen está buscando cuál de sus marcas tomará el papel de SEAT tras la renuncia de esta a liderar el desarrollo de la versión reducida de la plataforma modular eléctrica (Modular Electric Drive Toolkit o MEB por sus siglas en inglés) sobre la que se desarrollarán los coches eléctricos urbanos de VAG. SEAT iba a colaborar en este trabajo con JAC Automobile Group, el socio del grupo alemán en China para vehículos eléctricos, con la intención de introducirse en este mercado en 2021. Sin embargo, su ralentización durante el último año y la situación actual provocada por la crisis sanitaria de coronavirus ha pospuesto los planes de la empresa española.

El Grupo Volkswagen está desarrollando una familia completa de vehículos eléctricos entre los que se encuentran los utilitarios urbanos. Su objetivo es hacerlos competitivos en un mercado muy complejo, en el que los costes de desarrollo y producción deben cubrirse con unos beneficios muy reducidos, ya que en este segmento el objetivo del precio de venta está por debajo de los 20.000 euros.

En marzo de 2019, Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen, anunció que sería la firma española SEAT la que desarrollaría la plataforma MEB Entry en Barcelona. Los nuevos modelos eléctricos desarrollados por SEAT reemplazarían al Volkswagen e-up!, el Skoda Citigo-e y el Seat e-Mii. Un proyecto considerado como muy importante dentro del grupo porque le permitirá entrar en el segmento de coches eléctricos diseñados para trayectos urbanos.

seat-mii-electrico-detalles-04

Configuración mecánica del Seat Mii eléctrico.

La plataforma MEB Entry se utilizará para automóviles de hasta cuatro metros de largo y también podría ser utilizada por los modelos subcompactos y electrificados del grupo. El trabajo de adaptación de la arquitectura MEB a la familia de coches eléctricos urbanos, de manera que sea rentable, se ha convertido en un desafío ya que es necesario eliminar un tercio de los costes de producción en comparación con los del Volkswagen ID3. Los ingenieros han considerado todas las estrategias posibles, desde motores eléctricos más pequeños hasta diferentes configuraciones de empaquetamiento de los de módulos de batería, con el objetivo de mantener los costes bajos, sin renunciar a las prestaciones mínimas y a un nivel de seguridad tan alto como el resto de los modelos eléctricos.

En el proyecto, SEAT debía colaborar con JAC Automobile Group, el socio chino del Grupo Volkswagen para el desarrollo y la venta vehículos eléctricos e introduciría la marca española en el mercado en 2021.Sin embargo, este se ha ralentizado tras la reducción de los subsidios por parte del gobierno en julio del año pasado, y las perspectivas presentes y futuras provocadas por la crisis del coronavirus. Ante esta situación, SEAT ha pospuesto a una fecha no especificada su entrada en el mercado chino.

Para SEAT, asumir el desarrollo de la plataforma demostraba la confianza del Grupo Volkswagen en una nueva etapa de beneficios económicos, gracias al buen trabajo de su CEO, Luca de Meo, tras su nombramiento en 2015. A principios de 2020, el directivo italiano fue confirmado como nuevo consejero delegado de Renault, en sustitución de Clotilde Delbos, que ejercía dicha responsabilidad de forma interina, un puesto que asumirá a partir del 1 de julio.

seat1

Luca de Meo,CEO de Seat, y Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen.

En comunicado a Automotive News Europe, SEAT ha declarado que la decisión de retirar la marca del proyecto de desarrollo de la plataforma se ha tomado "en el marco de la revisión por parte de VAG de su estrategia global con respecto a las marcas, los sistemas de producción y los mercados".

Según un portavoz del Grupo Volkswagen, la pérdida de SEAT del proyecto MEB Entry "está relacionada con su decisión de posponer su entrada en China. No habría tenido sentido que continuara cooperando con JAC". Además, añadió que, desde el Grupo, todavía no se ha tomado una decisión sobre qué marca asumirá la responsabilidad del desarrollo de la plataforma MEB Entry.

Conversaciones: