Híbridos y Eléctricos

FILIAL INDEPENDIENTE CON GEELY

Volvo separa su negocio de motores de combustión para "despejar el camino" hacia los híbridos y eléctricos

Volvo y Geely crearán una filial que desarrollará los motores de combustión para los futuros híbridos de Volvo, pero también de Proton, Lotus, LEVC o Lynk &Co.

Volvo separa su negocio de motores de combustión para "despejar el camino" hacia los híbridos y eléctricos
Volvo separa su negocio de motores de combustión para "despejar el camino" hacia los híbridos y eléctricos

La apuesta de Volvo por la electrificación del automóvil es firme y decidida, y es de hecho uno de los fabricantes que más seriamente está apostando por ello. El fabricante sueco tiene previsto que para el año 2025 la mitad de todos los coches que venda sean eléctricos, y la otra mitad híbridos e híbridos enchufables. Precisamente para centrarse en el desarrollo de la gama eléctrica, Volvo ha anunciado la creación de una filial independiente para el desarrollo de sus motores de combustión.

Lo hará en asociación con sus socios chinos de Geely. La compañía asiática y Volvo Cars prevén fusionar sus operaciones de motores de combustión en un nuevo negocio independiente a través del que se desarrollará la próxima generación de propulsores de combustión para los modelos híbridos de ambas compañías. Ese 50% de híbridos (sobre el total de sus ventas) que la firma sueca estima vender para 2025 contarán con estos nuevos motores de combustión. Según Volvo, esta decisión permitirá además "despejar el camino" a la hora de centrarse en el desarrollo de su gama de coches eléctricos, teniendo otra división centrada exclusivamente en el desarrollo de estos últimos.

Este nuevo negocio independiente servirá a Geely para incorporar también los nuevos motores de combustión en coches de las marcas Geely, Proton, Lotus, LEVC y Lynk&Co. Pero no sólo eso: ambas compañías tienen la intención de convertirse en proveedores de motores de otros fabricantes externos. Esta nueva división de negocio de Volvo y Geely pretende ofrecer motores de combustión modernos y altamente eficientes a otras compañías que no puedan permitirse -o no quieran- desarrollar sus propios bloques. De esta manera, Volvo podría amortizar más fácilmente el coste de desarrollo de estos motores y pasaría a formar parte de las cada vez más frecuentes asociaciones entre fabricantes. Eso sí, esta parte del negocio es todavía una intención a futuro, ya que de momento no se conocen partes interesadas.

Este proyecto contará con cerca de 3.000 trabajadores de Volvo Cars y con 5.000 de Geely que se dedicarán tanto a actividades de investigación y desarrollo como de compras, producción, gestión financiera y tecnologías de la información. El presidente y consejero delegado de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, destacó que los vehículos híbridos necesitan los mejores motores de combustión y apuntó que esta nueva unidad de negocio tendrá los recursos y la experiencia para desarrollar estos propulsores con unos costes tales que sea rentable.

Conversaciones: