Híbridos y Eléctricos

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Las bicicletas eléctricas de una velocidad reducen los precios y popularizan las ventas

La capacidad de las bicicletas eléctricas para apoyar el pedaleo de los ciclistas hace posible que se elimine un componente como el cambio, que a menudo es caro y complica técnicamente el sistema de transmisión.

bicicleta electrica Propella
Bicicleta eléctrica Propella, una bicicleta eléctrica sin marchas, para la ciudad, que no tiene nada que envidiar a las dotadas de cambio.

El mercado de las bicicletas eléctricas, que en los últimos meses está observando un crecimiento exponencial con la llegada de nuevas empresas que, además de ofrecer nuevos productos, también está permitiendo que se reduzcan los precios de venta. Una de las opciones por la que han optado los fabricantes es la eliminación del tradicional transmisión de varias marchas, aprovechando que el motor eléctrico es capaz de asistir al ciclista y sustituir, en algunas ocasiones, la acción del cambio.

Las bicicletas eléctricas fueron una de las razones por las que muchos fabricantes sustituyeron el tradicional cambio externo, formado por uno o varios platos y un cassete de piñones, por un cambio interno de menos relaciones en el que la cadena no pasa por un desviador para cambian de marcha. Sin embargo, estos cambios encarecen el producto final por lo que la siguiente opción era eliminar por completo este componente, aprovechando que la asistencia eléctrica del motor puede sustituir, en algunos escenarios, la ayuda que el cambio supone para el ciclista.

El cambio añade complejidad, peso y costes a las bicicletas eléctricas.

La reducción de piezas simplifica la producción y reduce el coste final de las bicicletas. Eliminando el cambio se hacen innecesarias las palancas, el desviador, los cables que los conectan y el cassete de piñones o el buje interno del cambio. Una gran cantidad de piezas que no solo es necesario adquirir, sino que también hay que montar sobre la bicicleta, ajustar todo el sistema y, posteriormente, mantenerlo en perfecto funcionamiento.

También simplifican otras actividades complementarias pero muy relacionadas con el proceso de ventas, como es el embalaje o el propio envío del paquete que contiene la bicicleta eléctrica ya que en este proceso es necesario proteger con cuidado este componente, que es uno de los más frágiles del conjunto. De hecho, esta es una de las causas más habituales por la que se recurre al servicio de atención al cliente después de la compra que acaba en devoluciones o reemplazos.

RadPower RadMission portada

La bicicleta eléctrica RadPower RadMission ofrece una sola velocidad siendo el modelo más económica de la marca.

Todos estos aspectos se trasladan al precio que el fabricante le pone a su producto, lo que repercute también en el que el comprador paga en la tienda a la hora de adquirir uno de estos vehículos, manteniendo o mejorando los márgenes de los distribuidores.

Desde el punto de vista del usuario, además de poder adquirir una bicicleta eléctrica por menos dinero, también recibe un vehículo más sencillo de mantener, más ligero y que, en muchas ocasiones, hace el mismo servicio, o al menos muy similar, al que haría una bicicleta eléctrica o convencional dotada de cambio. En los recorridos llanos, prácticamente ningún ciclista echará de menos poder cambiar de marcha para superar pequeñas pendientes. Sin embargo, las cosas cambian cuando se transita por pendientes o fuera de las zonas pavimentadas, en el caso de las bicicletas eléctricas de montaña.

Bicicleta eléctrica Cowboy 3

Cowboy 3, eliminar el cambio también permite un diseño elegante y minimalista.

Cuando se cuenta con una única relación de transmisión, está suele estar diseñada para ser cómoda a velocidades altas, que es a las que las bicicletas eléctricas circulan más tiempo. Subir una pendiente a baja velocidad puede ser más complicado si el motor no es muy potente. Para este caso, algunos fabricantes incluyen un acelerador, que es capaz de ofrecer un impulso extra sin que sea necesario que el ciclista pedalee. Hay que tener en cuenta que este elemento no está permitido en la legislación europea para homologar la bicicleta como vehículo EPAC y que no requiera ni homologación ni matriculación para circular. Sin él, a algunos ciclistas puede hacérseles muy complicado dar las primeras pedaladas hasta lograr alcanzar cierta velocidad.

Esta circunstancia no significa que las bicicletas eléctricas de una sola velocidad no sean recomendables para aquellos que las necesiten para circular por terrenos con fuertes pendientes. Pero sí parece aconsejable tener en cuenta esta circunstancia a la hora de elegir un modelo de bicicleta eléctrica.

Conversaciones: